Datos que sirven más, datos que sirven menos

Interesante carta al editor del Financial Times en el número del 9 de marzo, firmada por Patrick Sheehan, que se presenta como directivo de una empresa en asuntos de inversión social, de creación de sostenibilidad vía innovación. Su tesis es que el excesivo énfasis en temas ESG (environmental, social, governance, o sea, tres grandes bloques de lo que se considera Responsabilidad Social de las Empresas, RSE) es, a menudo, motivo de distracción en empresas nuevas, innovadoras. No que no sean temas importantes, sino que no se puede medir el impacto que, por ejemplo, tiene una startup recién creada: su impacto potencial puede ser muy grande, pero no ahora y, en todo caso, es difícil de medir.

“La industria de las memorias que ha florecido alrededor de la ESG tiene, por supuesto, su lugar, pero no debe confundirse con la tarea de invertir para tener un gran impacto positivo. Invertir para cambiar realmente el mundo a mejor sigue siendo un proceso de juicio y de valoración subjetiva, a menudo a partir de datos objetivos muy limitados”.

Ya he contado otras veces lo que escuché en una conferencia internacional sobre ética empresarial en una escuela cerca de París: unos investigadores habían preguntado a los directivos de una gran empresa, profundamente ética, de dónde sacaban la información necesaria para tomar sus decisiones socialmente responsables. ¿De la memoria de sostenibilidad? ¡Oh, no!, le contestaron, eso no nos sirve: es un ejercicio de relaciones públicas. Como dice  Sheehan, las memorias tienen su lugar, pero la información relevante puede ser otra, sea porque la de las memorias no está enfocada para la toma de decisiones, sea porque la información adecuada no existe, sea porque no es segura… Decimos a menudo que lo que no se mide no se puede controlar, pero también tendríamos que recordar que medir lo que no interesa no lleva a mejores decisiones.

Moraleja: bien las memorias, pero no caigamos en el fetichismo de la información. Como hemos citado antes, la valoración de lo que es socialmente responsable es, a menudo, subjetiva.

Los Comentarios de la Cátedra son breves artículos que desarrollan, sin grandes pretensiones académicas, algún tema de interés y actualidad sobre Responsabilidad Social de las Empresas.

4 thoughts on “Datos que sirven más, datos que sirven menos

  1. Me encanta tu blog te sigo desde hace tiempo y por fin me animo a comentar, muy interesante el post es muy importante siempre saber que datos son los más importantes

  2. A buen entendedor pocas palabras. Es que a nivel de la ética no hay palabras para decidir. Pero eso no obsta para que al nivel inmediato inferior, el de las decisiones sobre los medios productivos, las palabras y las acciones se pueden y se deben medir. Recuerdo una costurera, tocaya (Francisca Javiera) que escribió (con palabras !!!!) algo muy superior a sus palabras, nunca había estudiado, pero había aprendido a coser como nadie nunca antes. Ése parece ser el secreto.

Comments are closed.