Persona, familia, hogar (III)

Vuelvo al tema que dejé en una entrada anterior, la primera de esta serie. Después de ver qué es lo que caracteriza al hogar, como conjunto de personas que forman una comunidad dentro de otras comunidades, ocupando un espacio y desarrollando un proyecto en el tiempo, la pregunta que me hago es: ¿cuál es la función social del hogar y de la familia? Empecé a responderla en la primera entrada, cuando señalé algunas de las funciones de la familia. Pero no me convencía la idea de “imponer” mi listado. Y prefería dejar que la familia me lo contestase. Y lo hago de la mano de la teoría de la acción humana, tal como la hemos desarrollado en las organizaciones y en las empresas.

Los que forman la familia tienen necesidades. Algunos no son conscientes de ello, pero lloran y reclaman, para que otros las satisfagan. Las acciones en el hogar van dirigida a la satisfacción de esas necesidades, sean personales o colectivas. Las acciones que se llevan a cabo en el hogar son acciones colectiva o compartidas, que tienen un propósito común, alguna motivación personal y alguna motivación social o compartida. Propósito común significa que lo que hacemos en el hogar tiene que ver con todos los que estamos en él: dormir, comer, preparar la comida, ir a la compra, limpiar la casa, ver la televisión juntos o separados, enfadarnos, perdonarnos… ¡la vida misma! Motivaciones personales: tengo sed, voy a l frigorífico y me sirvo una bebida. Y motivaciones compartidas: todos tenemos sed, y organizamos juntos el consumo de bebidas. Es muy simple, pero me parece que se entiende.

Esas acciones conjuntas exigen la colaboración de todos. Todos aportamos y todos recibimos: uno pone la mesa, otro sirve el agua, el niño pequeño babea y mancha todo pero nos hace gracia a los demás… Hace falta coordinación: a veces, mucha y complicada; habitualmente, muy sencilla. Ahí se genera compromiso. Y confianza. Esas acciones tienen efectos sobre los que la hacen, pero también sobre los demás. Todos disfrutamos, o nos enfadamos; todos aprendemos. Me marché corriendo y no dejé mi habitación ordenada; cuando vuelvo por la tarde ya está ordenada. ¿Voy a pagar a mamá, que lo hizo? No: en todo caso, un beso. Esto no es un mercado, nadie lleva la contabilidad de lo debido y lo pagado. Pero sí somos conscientes de que nadie debe vivir a costa de los demás, porque esto destruye el hogar. La solidaridad debe estar siempre presente.

La familia se caracteriza por el cuidado: no en abstracto, sino con cada uno. Porque todos somos vulnerables y dependientes: lo fuimos cuando éramos bebés, lo volveremos a ser cuando nos hagamos viejos. Ganamos autonomía, pero la ponemos al servicio de los demás. El hogar es una organización preparada para cuidar. Siempre. A todos. Por eso, el hogar es el lugar al que se vuelve. Es una organización multipropósito: todos hacemos muchas cosas, que van cambiando en el tiempo: las funciones del hogar no son siempre las mismas, pero todas son importantes. Hemos de estar dispuestos a hacer lo que haga falta: como decía aquel, a planchar un huevo o freír una camisa. Los procesos son largos, necesitan tiempo -lo que dije en la segunda entrada de esta serie.

Unidad. La dan los motivos: si yo voy a la mía, no habrá unidad -lo comenté a propósito de la película “La, La Land”, hace uno tiempo. El hogar puede ser una organización muy agradable y placentera, al que todos queremos volver, porque trae recuerdos cariñosos del pasado. Pero puede ser un infierno. Y la sociedad saldrá ganando en el primer caso, y perdiendo en el segundo. Y que sea una cosa u otra depende de nosotros. ¿Cuál es su función social? Bueno, no he elaborado una definición precisa, pero he tratado de señalar algunos de sus caracteres.

4 thoughts on “Persona, familia, hogar (III)

  1. Estimado Antonio: muy interesante el tema y fundamental para la buena marcha de la sociedad. La familia mediante el poder propio del “amor”, es capaz de ir creando “personas” capacidades que no tendrá nunca el “individuo”, aunque disponga de los mejores títulos.

    Saludos cordiales,

Comments are closed.