Sobre el sentido del trabajo

Hace unos días me reuní con algunos amigos para tratar de entender si tiene sentido el trabajo, y por qué (desde el punto de vista del trabajador, no del empleador). Me parece que, si los resultados de una actividad, del trabajo en definitiva, son de tres tipos, tenemos tres posibles motivaciones y tres posibles fuentes de sentido.

  1. Resultados que el trabajo me ofrece desde fuera: salario, derecho a pensiones, reconocimiento, posibilidades de carrera… Por tanto, ese resultado extrínseco es una fuente de motivación. Y, claro, de sentido.
  2. Resultados que el trabajo deja en mí mismo: satisfacción, aprendizajes operativos, desarrollo de capacidades. Resultados intrínsecos, que generan motivaciones de este tipo, y sentido.
  3. Resultados de mi trabajo en los demás: servicio, amistad, ayuda, satisfacción de sus necesidades… Lo importante para mí de esos resultados trascendentes es que me dan aprendizajes que me mejoran como persona: valores, actitudes, virtudes. 

Tres posibles fuentes de sentido. La primera es transitoria y volcada al exterior: quiero el sueldo para… sacar adelante a mi familia, comprar una casa nueva, tener más riqueza… El sentido me lo da esto último, no el trabajo. Y es un sentido efímero: la riqueza puede perderse, la seguridad que me da es siempre incompleta, tener más no me hará más feliz y, como recuerda el Papa Francisco, esto se acaba: nunca vi un furgón de mudanzas seguir al coche en que va el difunto al cementerio, decía Francisco. Más argumentos: no protege de la envidia, puede fomentar la desigualdad, puede hacernos más egoístas (si es la única o principal causa de mi trabajo)…

La segunda es mejor. Pero también incompleta, porque los aprendizajes no son seguros, y pueden ser negativos (aprender a hacer mal las cosas), pueden moverme el egoísmo y la soberbia, o puedo encontrarme con un trabajo deshumanizador, mecánico, repetitivo, que no es apreciado (que no “me ven”)…

Nos queda el tercero, que es mejor. Trabajar con otros es tener el sentido de un trabajo común, compartido. Trabajar para otros da sentido de utilidad y servicio a lo que hago. Como decía aquel limpiador de jaulas de monos en el zoo de Londres, “soy creador de felicidad para niños”. Puede parecer también limitado: quizás el otro no valore el servicio que le hago, o incluso le haga daño en lugar de ayudarle, pero… lo importante es que, cuando yo trabajo para otro, yo estoy haciéndome mejor a mí mismo. Quizás no somos capaces de darnos cuenta de esto, pero, en todo caso, si metemos a Dios en nuestro trabajo, y lo hacemos para Él, seguro que ese mejoramiento mío se produce. Siempre.

6 thoughts on “Sobre el sentido del trabajo

  1. La verdad que creo que si tiene sentido trabajar, aunque no lo parezcan trabajar distrae la mente de las personas. Imagínense que harían, si las personas que crearon el Internet nunca hubieran trabajado.. no existiera.
    Trabajar es necesario.

  2. Como bien han dicho en los comentarios anteriores, creo que los estudios son necesarios y si que tienen sentido en esta vida, ya que después cuando los jóvenes de hoy en día de los años 90 que van a mirar ofertas de empleo en Trabajastur, por ejemplo, se encuentran con que la mayoría de casos necesitan diversos estudios y experiencia y es que una cosa lleva a la otra y al final vemos que en realidad SI TIENE SENTIDO estudiar y pasarse unos años en el colegio/instituto/universidad para poder ser alguien en esta vida.

  3. Los estudios si tienen sentido y eso hay que meterlo en la cabeza de nuestros hijos que cada vez que va pasando el tiempo es más la subida de fracaso escolar que vivimos en este mundo. A parte de que el sistema educativo actualmente sea muy malo, a día de hoy hay miles de personas que quieren estudiar en el IPN en línea, ya que están trabajando, pero necesitan de algunos estudios para poder ascender de rango en su ámbito laboral. Espero que la gente se conciencie mejor de que estudiar es necesario para la vida. Saludos Antonio y gracias por este artículo.

  4. Yo pienso que las tres deben existir y convivir en las motivaciones dentro de las personas, no pueden ser excluyentes. Asumo que es la calidad de cada una de ellas, dentro del mix, la que marca la tendencia personal.

  5. La verdad que yo también me he preguntado muchas veces si el trabajo tiene sentido o no, ya que en España, nos tiramos trabajando toda una vida para que después te den una jubilación penosa y no puedas disfrutar todo lo que has trabajado. Yo personalmente trabajo en una empresa de diseño web creando sitios para enseñar a la gente a descargar WhatsApp y a utilizarlo, puedes echar un vistazo haciendo clic en mi nombre de usuario. Es un trabajo que a mi me gusta realizar y que estoy contento, pero también me gustaría poder disfrutar más tiempo con mi familia. Un saludo y un gran contenido Antonio.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *