Un punto de inflexión para la empresa familiar

Iniciamos un nuevo curso que será muy especial, pues coincide con el 30 aniversario de la creación de la Cátedra de Empresa Familiar del IESE, como ya os avancé antes del verano. Y no somos los únicos que estamos de celebración: al trigésimo aniversario de la Cátedra de Empresa Familiar del IESE se suman las bodas de plata del Instituto de Empresa Familiar. Sin duda, las décadas de 1980 y 1990 marcaron un antes y un después en la investigación y la docencia de la empresa familiar.

En 1986 nació el Family Firm Institute en Estados Unidos. En 1987 se creó esta Cátedra, la primera de este tipo en Europa. Un año después, se publicaba el primer número de la Family Business Review, que todavía hoy es la revista de referencia en el ámbito. En 1989 nacía la Family Business Network en Europa y, en 1992, se fundó el Instituto de Empresa Familiar en España.

En pocos años, la empresa familiar se hizo un hueco en las escuelas de dirección de empresas y, en paralelo, nacieron diversas organizaciones dedicadas a estudiar y defender los intereses de este tipo de empresas. Durante las primeras décadas del siglo XXI, el interés por la empresa familiar ha seguido creciendo de forma exponencial.

A lo largo de este curso, desde la Cátedra de Empresa Familiar del IESE seguiremos trabajando para comprender mejor las particularidades de este tipo de empresas. Durante los próximos meses, pondremos especial énfasis en dos temas: los millennials, que no habían nacido cuando se constituyó esta cátedra, y el rol de las mujeres en la empresa familiar, que ha experimentado un importante cambio a lo largo de esas tres décadas.

Estamos trabajando en un nuevo proyecto de investigación centrado en los millennials en la empresa familiar. No es un tema menor si tenemos en cuenta que, en 2025, estos jóvenes nativos digitales supondrán el 75% de la población activa en el mundo, según leo en la última edición de la Revista de Antiguos Alumnos del IESE. ¿Qué puede ofrecer la empresa familiar a los millennials? ¿Y qué pueden aportan los millennials a la empresa familiar? Sobre estos temas reflexionaré en los próximos posts.

Por otra parte, durante los próximos meses pondremos en marcha un think tank de mujeres vinculadas con empresas familiares que nos permitirá conocer de primera mano sus intereses y sus preocupaciones.

Aprovecho también para anunciar que en los próximos meses se darán a conocer los resultados de un estudio sobre la sucesión del CEO en la empresa familiar en el que hemos colaborado KPMG, Russell Reynolds y la Cátedra de Empresa Familiar del IESE.

Como veis, empezamos el curso con muchas novedades. ¡Volvemos con las baterías cargadas y listos para seguir aportando valor a las familias empresarias y las empresas familiares!

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *