La paradoja de la empresa familiar

He tomado prestado el título de este post de un artículo del FFI Practitioner que resume los principales resultados del Edelman Trust Barometer 2017: Family Business, investigación que acabamos de reseñar en In Family Business.

Lo más destacado de este barómetro es que contradice la percepción que suele tenerse de las empresas familiares. Si la mayoría de estudios coincide en destacar que algunas fortalezas que caracterizan a este tipo de empresas son la visión a largo plazo, su capacidad de innovación y su capacidad de crear empleo, el Edelman Trust Barometer señala que, en realidad, la sociedad no las percibe de esta manera. Al menos los 15.000 encuestados de 12 países que han participado en la investigación. He ahí la paradoja.

Los encuestados consideran que atributos como la orientación a largo plazo, la innovación y el éxito financiero son más propios de las empresas no familiares. También creen que las empresas de propiedad no familiar son más sensibles a las causas sociales y a la filantropía. Y menos de 1 de cada 3 encuestados ve a las empresas familiares como generadoras de empleo. Estos resultados contradicen la imagen más extendida que existe de la empresa familiar.

Este estudio también indaga en las expectativas que genera la siguiente generación. La sucesión es uno de los principales retos a los que se enfrenta la empresa familiar, como ya he dicho en innumerables ocasiones. Pues bien, según este barómetro, la siguiente generación de la familia propietaria genera menos confianza que los fundadores del negocio (un 17% menos). Y no solo eso: los sucesores son percibidos como peores gestores, menos apasionados y menos comprometidos por más de la mitad de los encuestados.

La confianza en las siguientes generaciones disminuye con el paso del tiempo: es un 8% inferior que en 2014, cuando Edelman hizo el anterior estudio sobre confianza en las empresas familiares.

Estos son los datos, pero ¿hay soluciones? La solución a la paradoja de la confianza en las empresas familiares radica en la acción, asegura Richard Edelman, presidente y CEO de la consultora de relaciones públicas fundada por su padre. “Aconsejamos a nuestros clientes que tomen medidas sobre los asuntos que más les interesan a sus grupos de interés y luego las comuniquen. Es la forma más poderosa de generar confianza en un mundo donde cada vez escasea más”, recomienda el directivo.

No se trata de que las empresas familiares compartan cada detalle del negocio o de la familia, pero quizá deberían más transparentes sobre sus operaciones comerciales y los planes de sucesión de la próxima generación. Mostrar y explicar cómo los valores de la familia guían la estrategia de la empresa puede ayudar a combatir las falsas creencias que existen acerca de las empresas familiares.

¡Pero no todos los resultados del Edelman Trust Barometer son negativos para la empresa familiar! La investigación también señala que las empresas familiares generan más confianza que las empresas en general, se perciben como más comprometidas con la comunidad y cuentan con trabajadores más comprometidos. De todos estos aspectos positivos hablaré en mi próximo post.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *