¿Incentivos agresivos o dignos?

Recientemente, en una reunión de trabajo en la que participaba un prestigioso directivo de primer nivel y dilatada experiencia, él expresó su opinión respecto a lo que denominó “incentivos agresivos”. De manera espontánea y amable nos espetó más o menos lo siguiente: “Estoy en contra porque de hecho constituyen una agresión a la dignidad de […]

1