Banco Popular: preguntas y respuestas (1)

A petición de los lectores escribo algunas ideas, o más bien preguntas e intentos de respuesta, junto con algunos datos, para entender (o seguir sin entender) los problemas del Banco Popular y de paso de otros bancos y cajas.

¿Tenía el Popular un problema de falta de capital? Un banco promedio suele tener un capital de 10, pide prestado 90 (vía cuentas corrientes, depósitos, emisiones de deuda, etc.) y con esos 100 presta. Basta con que un 10% de los préstamos no te los devuelvan para que te quedes sin capital y entres en quiebra. En el boom de 2002-07 los bancos tenían un 5% de capital (Lehman Brothers tenía un 3% cuando quebró). Con motivo de la crisis bancaria de 2008-09, la autoridad supervisora exigió un ratio de capital sobre activos (ponderados por riesgo) del 10%.

El Banco Popular había pasado holgadamente, en mayo de 2016, los test de stress elaborados por la EBA (European Banking Authority o regulador del sistema bancario europeo). A pesar de ello, medio año más tarde, el Banco Popular dotaba más de 5.000 millones de provisiones para créditos dudosos. Además hacía una ampliación de capital de 2.500 millones.

A cierre de 2016 el Banco Popular tenía un activo de 148.000 millones, un pasivo de 137.000 millones y un patrimonio neto (o equity o capital propio) de 11.000 millones. Andaba justito pero cumplía.

Preguntas: ¿Cómo es posible que los test de stress digan que OK, y que seis meses más tarde tengas que provisionar 5.000 millones? ¿Y cómo es posibles que doce meses más tarde se declare la quiebra? Muy raro, muy raro.

Problema de solvencia. Un banco tiene problema de solvencia cuando el valor de mercado de sus activos (lo que tiene) es inferior al de sus pasivos (lo que debe). Esto suele ocurrir cuando no le devuelven algunos (o muchos) de sus préstamos. Si prestas 100 y te devuelven 90 has perdido 10, y quizá 10 es lo que tienes como capital con lo que te vas a la quiebra.

¿Cuán grande era el problema de solvencia en el Popular? Pues no se sabe muy bien. En el estudio que encargó el MUS, Mecanismo Único de Supervisión Europeo, (que todavía no es público), cifraba el patrimonio neto (equity o capital) en -2.000 millones en el escenario base y en -8.000 en el escenario negativo. ¿Cómo llegaron a esa cifra? No se sabe. Pero seguro que hicieron unos escenarios muy negativos, es decir que muchos de los créditos resultaban incobrables.

En la presentación de cuentas de 2016 el Popular declaraba una morosidad de casi el 15% con una cobertura del 60%, esto da unos 9.000 millones de préstamos morosos sin cobertura (casi igual al patrimonio neto del banco de 11.000 millones).

Ahora bien, según Saracho, expresidente del Banco Popular, en mayo 2017 estaba casi completado  el estudio de todos los activos del banco y se estimaba que arrojarían unos 2.000 millones de pérdidas. Esto quiere decir que los 148.000 millones de activos de 2016 pasarían a 146.000 millnes y el patrimonio neto de 11.000 a 9.000 millones, todavía suficiente para seguir funcionando y muy lejos de la quiebra.

Hay que añadir que, desde hace años, los inspectores del Banco de España hacen un seguimiento continuo de la situación de cada uno de los créditos y otros activos del Banco Popular. Sorprende pues que un experto externo realizara el estudio de salud de los activos del Popular, cuando esos datos y estudios ya los tiene el Banco de España. Y sorprende más que el diagnóstico fuera tan negativo y tan urgente, como para intervenir el banco ya.

Total, que no entiendo como de repente no se sabe cuál es la cantidad de activos en riesgo y las posibles pérdidas potenciales. Y tampoco entiendo que cuatro entidades distintas den opiniones tan diferentes y en tan corto plazo de tiempo: la EBA (autoridad bancaria europea, o European Banking Authority), el MUS (Mecanismo Único de Supervisión), el Banco de España y el propio Banco Popular.

La semana que viene, más.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *