Con ojos de niño: ¿Quiénes son los pobres?

He aquí un niño gitano al que su maestra le hace una entrevista mientras conduce un coche por el barrio de “Can Tunis”.

Lo que le rodea es sórdido y sinsentido. Pregunta a quienes se drogan y no saben contestar. Están enganchados en su adicción. El piensa sobre su futuro, pero no parece tener referentes a los cuales emular. A pesar de los mil peligros que corre cada día -entre ellos dejar de estudiar y dedicarse al dinero fácil-, nos muestra lo mucho bueno que aún hay en él.

Frente a esta realidad tenemos a tantos niños de la misma edad en una sociedad opulenta, sobreprotegidos, con problemas de autoestima e hiperactividad, y que llevan tarjetas de sus padres para disculpar su falta de estudio… Con un umbral de frustración tan bajo, que son incapaces de hacerse responsables de sus acciones y de ser útiles a otros. ¿No les estaremos mermando su capacidad de ser felices ahora y en el futuro?

Recibe el blog de NCH en tu buzón

8 Comentarios

  1. De mi abuela aprendí que no es más feliz quien más tiene, sino quien más valor le da a lo que tiene. Creo que uno de los grandes errores como educadores -y educamos todos, aunque a veces no nos queramos enterar- es precísamente ése: no ayudar a los educandos a darle valor a lo que tienen. Quizá porque tampoco nosotros le damos valor a lo que tenemos y vivimos en el frenesí por adquirir más sin, muchas veces, saber muy bien para qué. Acumular por acumular, olvidando otro de los viejos adagios de nuestra cultura: al final, todos perdemos lo que tenemos y respondemos por lo que hemos sido y lo que hemos hecho.
    Que ahí, al lado de casa, puedas ver la realidad de una sociedad hipócrita, narcisista, egoísta e insolidaria -al tiempo que irresponsable- tan sólo carga las tintas y mueve al sentimentalismo pero me temo que no va más allá. También tan viejo, al menos, como cuando Jesús les decía a sus discípulos: El Padre lo ha puesto ahí, ahora tú sabrás lo que quieres hacer.
    Paco Gay

  2. Impactante vídeo. Viendo esto me siento incapaz de sentir lástima ninguna por el “pobre niño rico” que no valora lo que tiene porque nunca le costó esfuerzo. Si este crío consigue hacer algo en la vida y no acabar pasando drogra o similares, será un acto heroico por su parte… y eso que es inteligente y bueno. Deberíamos hacer más por ellos y enseñarles a los otros que esta vida también existe, que hay otros que tienen que partir desde aquí. Los pobres son los de can tunis. Los otros son infelices.
    Interesante propuesta para pensar.

  3. No sé por dónde empezar…! Se me acumulan tantas preguntas con respuesta incluida que, me resulta hasta bochornoso, pensar que gente más capaz que yo, por ocupación de cargo, por situación económica, por tiempo libre, resumiendo… con más PODER que yo, puedan vivir en connivencia con esta situación tan cercana y tan increiblemente injusta y al mismo tiempo, jactarse diciendo que se dedican esfuerzos y dinero a ONG’ s que están en otra parte del mundo. No quiero decir con ello menos necesario. Pero, arreglemos antes lo de casa, ¿NO?
    ¿En ese lugar no hay ningún tipo de leyes?,¿Cómo puede conducir un niño? ¿ Dónde está la policía, Els mossos d’ esquadra, la guardiz civil, el defensor del menor? ¿los padres de ese niño, aún con la tutela? Lo que realmente nos falta es el sentido del deber, poco usual en estos tiempos, y últimamente no precisamente en las edades tempranas ni en las clases sociales más desfavorecidas.

  4. Hoy en día se protegen a los menores y se les saca la cara siempre; todos tienen derechos pero ninguna obligación. Cuando hablo del tema de la educación con mi entorno siempre digo que las “madres” nos hacen tontos a los hijos de hoy en día, no hacemos nada por nosotros mismos porque siempre tenemos alguien que lo hace por nosotros y siempre estamos cubiertos por nuestros padres… Nos hacen no ser responsables de nuestros actos porque… ¡¡ay! pobrecito, es muy joven, no sabe, no puede…
    Este vídeo hará reflexionar a muchas personas sobre cómo educamos a nuestro futuro; los niños tienen mucho que aportar en nuestra sociedad y por ello hay que dejarles actuar y ser responsables de sus acciones.

  5. Una vez más has tocado la llaga. Es tan complicado Nuria….
    Yo como madre de adolescente, siento como si día a día estuviera luchando con el viento en contra. Y me da mucha pena ver a donde nos han llevado los cambios que se han producido en la sociedad durante los últimos tiempos. Nuestros hijos, están “más informados” pero también “menos formados”.Se ha impuesto la cultura de la satisfacción inmediata por delante de la cultura del esfuerzo. El relativismo ha tomado el relevo al sentido del deber, del compromiso y la responsabilidad. Con todo ello menudo panorama se presenta ante nuestros hijos.
    Pero no debemos tirar la toalla, no podemos permitir que esta lacra aspire nuestra fuerza y voluntad de lucha.

  6. En mi opinión, sí, pero hay mucha gente que me dice eso de “claro, como no has sido madre, hablas muy fácilmente”. Y yo siempre me pregunto a mí misma, ¿nuestras madres y padres es que no tuvieron que enfrentarse a los mismos o mayores retos que los actuales como progenitores?.

  7. Cristina Álvarez

    Querida Nuria, admirable como este niño, pese a todos los peligros que le acechan en su durísimo entorno, conserva algo esencial: la capacidad de soñar.
    Observa, analiza, se atrinchera, se preocupa también por los demás, LUCHA Y SUEÑA.
    Para mí, los realmente pobres son los que no tienen sueños o carecen de la capacidad de luchar por ellos. En eso muchas veces tiene que ver la irresponsable actitud de los padres/educadores. Así como, también, el devastador mundo de la droga y su efecto aniquilador, que obliga a canalizar toda la energía para conseguir salir de ahí; porque ese sueño también puede hacerse realidad.
    Me quedo con la riqueza de este niño, con su actitud, con su espíritu de lucha, con sus últimas palabras … mi más ferviente deseo de que, pese a todos las obstáculos, acaben convirtiéndose en realidad. Que así sea.

  8. Yo pediría a todos/ todas un pequeño ejercicio a realizar que sería el siguiente “volver a visionar el video pero en esta ocasión sólo oirlo , sin ver las imágenes” para poder captar la realidad , intensidad y veracidad de sus palabras.
    Su grado de madurez nos haría enrojecer a más de uno.
    No sabe qué es lo que va a ser su vida el día de mañana; pero hay algo, que a pesar de su corta edad, que sí tiene muy claro y eso es …..” lo que no quiere para su vida”….drogas..porque él ya sabe con perfecta claridad distinguir que en ello NO HAY POSIBILIDAD DE NINGÚN FUTURO…sólo la muerte , el ansia y la desesperación …como muy bien el dice.
    Volver a escucharlo y notaréis , espero, esta diferencia.
    Un saludo cordial a todos/todas y en especial para tí , Nuria

Entradas recientes