Empresas Sabias: horarios y modelo de gestión

El pasado martes estuve en Valencia presidiendo la mesa  “Empresas sabias: un nuevo modelo de gestión”, dentro del IV Congreso de ARHOE  (Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles) de la que soy miembro fundador. En este vídeo podéis encontrar las causas y problemas de nuestros horarios actuales.

En la misma mesa estaban como ponentes el Director de Reputación e Identidad Corporativa de Telefónica D. Alberto Andreu, el Director de Recursos Humanos de Iberdrola Ramón Castresana y el Director de Relaciones Laborales y Sociales de MAPFRE D. Antonio García Casquero, además de la  Directora General de la Mujer y por la Igualdad de la Generalitat Valenciana Dña. Celia Ortega Ruiz, que moderó la mesa.

Copio un resumen de las ideas de mi introducción:

La empresa no es una entelequia, sino un conjunto de personas que la conforman. Y son sus directivos quienes toman las decisiones que impactan nuestras vidas. Por tanto las empresas sabias serán las que tengan en sus filas personas sabias, es decir, juiciosas, prudentes y sensatas. Si no fueran sabias serían necias, es decir, ignorantes, imprudentes o insensatas .

Las personas sabias están en la verdad, en la realidad objetiva y completa. Por eso trabajan con personas completas que tienen vida después del trabajo. Si queremos empresas y sociedades sostenibles, ser una empresa familiarmente responsable ya no es un lujo sino una necesidad.

El sabio sabe que ignora, y por eso pregunta mucho antes de diagnosticar problemas, juzgar y decidirse por una alternativa. Como decía Rudyard Kipling, “6 honrados servidores me enseñaron lo que sé. Sus nombres son cómo, cuándo, dónde, qué, quién y por qué”.

Las personas prudentes actúan con contención y construyen con la mirada puesta en el medio plazo.

Las personas sensatas construyen empresas sólidas y sostenibles. Trabajan las tres íes: Innovación (en productos, servicios y sistemas), Inversión (en formación) e Ilusión (esperanza en el futuro y búsqueda de la excelencia).

Los nuevos modelos de gestión necesarios para la regeneración económica-social necesaria deben basarse en un paradigma más humano a la medida del hombre y la mujer de hoy. Saben del enriquecimiento de los padres en el hogar y en el desarrollo de competencias utilísimas para el ámbito laboral.

Las empresas sabias facilitan la integración de las trayectorias profesionales, familiares y personales de los que  allí  trabajan. Integran la diversidad como riqueza y todos son únicos e irrepetibles. Trabajan con flexibilidad, desarrollan un mayor compromiso y tienen efectos positivos en la ecología humana. Así, generan vínculos de lealtad e identificación consiguiendo los máximos de productividad de cada persona.

Dos siglos después de la Revolución Francesa habría que completar los principios de libertad, igualdad y fraternidad con los de responsabilidad, diferencias legítimas y paternidad / liderazgo, a fin de superar el libertinaje, el igualitarismo e individualismo en el que caemos hoy en día con facilidad.

Unos días antes tuve la entrevista con Fernando de Haro en Popular Televisión, cuya segunda parte trataba el tema de la conciliación y que podéis ver aquí.

Recibe el blog de NCH en tu buzón

4 Comentarios

  1. Yo creo que los jefes deben ser los que sigan apagando la luz y cerrando las puertas de las oficinas.
    Deben ser ellos quienes establezcan la rigurosidad en los horarios de entrada y de salida.
    Mi padre, que es un gran empresario, pero de la antigua escuela en muchos aspectos, decía: que el jefe debía ser el primero que se llegaba y el último que se fuera. Eso implicaba jornadas de más de 10 horas, para él y para todos los empleados que más cerca trabajaban de su despacho o que con mayor facilidad pudieran ser requeridos por él en un momento dado.
    Mi padre, yo creo que era un poco “padre” de la mayoría de sus empleados. Le gustaba hablar con ellos, compartía sus proyectos de futuro con ellos, en muchas ocasiones se implicaba también en problemas personales que estaba a su alcance solucionar. Hoy todos esos empleados, se que adoran a mi padre porque han visto su calado humano… pero dudo mucho que sus mujeres, maridos o hijos opinen lo mismo.
    Mi padre se metía en su despacho y llamaba a fulanito y hablaban sin prisas de una idea que se le había ocurrido. Los dos disfrutaban de esos momentos, pero si la reunión había durado dos horas, ese tiempo lo tenía que recuperar fulanito para poder dejar realizadas todas las tareas.
    Por otro lado era obvio, que mi padre valoraba a todas aquellas personas que sin pedirles nada, se quedaban una o dos horas más trabajando… y si alguna noche se quedaba… mi padre elevaba el concepto que tenía de él “hasta el infinito y más allá”
    Una de las muchas discusiones que teníamos los dos, era precisamente por esta razón. Yo era más escrupulosa con mi horario y él esto lo interpretaba como que estaba poco implicada con el negocio familiar. Y aquellas personas que se iba a su hora, él las ponía en el punto de mira, como personas poco implicadas con su trabajo. Yo le llegué a demostrar que el trabajo que desempeñaba una persona (varón) que tenía el record de horas en su mesa de oficina, no llegaba ni a lo que exigíamos para ese puesto, mientras que una compañera, que llegada su hora dejaba su mesa perfectísimamente ordenada y se iba para atender a su hija de 5 ó 6 meses, no solo cumplía con sus objetivos, sino que además lo hacía con creces.
    Esta persona se le cruzó y comenzó a ver de ella solo los defectos y todos sus fallos llegaban a sus ojos y sus oídos. Sin embargo, la ineptitud de su compañero… era premiada con una sonrisa y quitándole importancia a los innumerables errores diarios.
    Mi padre es de la antigua escuela.
    Hoy está al mando mi hermano mayor. No solo lleva los genes de mi padre, sino que además está educado en esa misma escuela. Sin embargo, es consciente de que ese no es el camino. Pero primero tiene que ser capaz de cumplir con esas exigencias de horario con él mismo, para después hacer creer a todos los demás, que él valora el rendimiento y no la presencia inútil.
    Hoy, veo de cerca, mujeres de mi generación con un cargo directivo, que el lema que intentan transmitir a toda costa es el de: “Esto es de todos y para que salga adelante tenemos que echar aquí el tiempo que sea necesario”
    Como dice el refrán “La ignorancia hace atrevidos”
    Estamos en camino.

  2. Querida Nuria,

    vivo en Valencia y siento mucho haberme perdido el IV Congreso de ARHOE. La verdad es que no he recibido ninguna información del evento.

    He visitado la web de la Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles y me ha encantado la iniciativa, por ese motivo, me gustaría saber si existe alguna forma de colaborar o participar en los objetivos de la asociación.

    Mañana asistiré a una nueva jornada de RHClub, organizado por Garrigues y Search & Coach para Directores de RRHH, que versará sobre conciliación e igualdad. Son temas que llaman mucho mi atención, aunque sigo siendo excéptica en la viabilidad de su implantación. En cualquier caso, merece la pena un esfuerzo por conseguir cada día metas que hace sólo unos años eran implanteables. En mi empresa, sin ir más lejos, ya hemos implantado algunas medidas de concilación muy apreciadas por los empleados.

    Lo dicho, si crees que desde Valencia, puedo echarte una mano para perseguir algunos de tus valiosos objetivos, no dudes en ponerte en contacto conmigo.
    Un abrazo,

    Rocío

  3. Nuria,

    I love Spain and hope to be able to return to live some day. But, with 3 young children, arriving home at 9pm is simply not an option. While we have many of our own particular problems here in the States , I am able to spend a couple hours with my kids each night, which I believe is invaluable. I applaud your work and offer any support possible from San Diego.

    Nate

  4. Saludo especial. Gracia. ¿porquè?. Los niños siempre preguntas, los padres dicen. … yo màs… los profesores dicen que ellos son sabios… La Juventud se perdio las preguntas…. los profesionales dicen que son grandes y sabios.
    Pregunto? es bueno preguntar siempre. … y por què la gente pregunta de què y por què? y …

    ””” ???????
    Me gustarìa saber como funciona sin preguntas?

    Gracias. Coprdial y un abrazo de la Doctora.
    Josè Alonso Gil Londoño

Entradas recientes