Familia Sostenible: ¿es posible en Europa?

Os invito a conocer dos estudios de suma relevancia que han sido publicados durante este mes de noviembre en España. Por un lado, el I Informe The Family Watch “La familia sostenible”, basado en los datos de 115 estudios internacionales que demuestran la pérdida de bienestar personal para padres e hijos y el elevado coste social que suponen las rupturas matrimoniales. Aquí tenéis un resumen de la rueda de prensa.

Por otro lado, el estudio anual del Instituto de Política Familiar sobre la evolución de la familia en Europa, presentado en el Parlamento Europeo, realizado con la participación de un equipo multidisciplinar compuesto por expertos en demografía, psicología, medicina, conciliación en vida laboral y familiar, etc., a partir de datos procedentes de diferentes organismos internacionales. Como resultado de este análisis, propone un conjunto de medidas de orden social, económico, cultural, etc., que considera imprescindibles para que en las políticas europeas se implante paulatinamente una verdadera “perspectiva de familia”. Podéis descargarlo aquí.

Recibe el blog de NCH en tu buzón

4 Comentarios

  1. Acabo de leer el estudio del instituto de política familiar. Muchos datos e información para analizar detenidamente. Como madre de dos hijos muy pequeños y trabajando la jornada completa, debo decir que para mi ha sido fundamental poder pactar un horario con la empresa que me permita dedicar la tarde a mis dos hijos. Por esta razón no entiendo algunas empresas que ponen obstáculos para que sus empleados cumplan con un horario estricto y obligan a muchas madres a dejar de trabajar.

  2. Querida Nuria,
    Solo he podido ver el vídeo, pero tengo el informe en mi escritorio para leerlo detenidamente.
    El pasado lunes tenía una reunión con una persona que queremos que forme parte del CADMA de nuestra empresa. Esta reunión la había convocado él con cada uno de los miembros de la familia y con cada uno de los directivos de la empresa con el fín de hacerse una idea de cómo se vive la organización desde dentro a parte de los números.
    Nosotros dos ya nos conocíamos y ya habíamos tenido ocasión de “arreglar el mundo” si las empresas orientaran parte de sus recursos en hacer este mundo un poco mejor.
    Creemos que desde nuestra empresa, que ya comienza a tener una facturación considerable, deberíamos potenciar una serie de acciones sociales como facilitar la conciliación familia empresa, ofrecer un servicio de guardería para los trabajadores con niños de estas edades entre otra serie de medidas necesarias.
    Hicimos nuestro particular análisis sobre el capital que se pierde cuando una familia se rompe. El daño moral y psíquico para quienes se sienten fracasados, el daño psicológico de los hijos, el daño económico de la empresa que siempre ve una baja de los rendimientos de las personas que pasan por estos momentos de crisis. La falta de estabilidad de las exparejas, que pierden el norte buscando cuanto antes una nueva relación que tape el dolor vivido… y recalco que tape, porque realmente no lo llega a solucionar, simplemente se enmascara.
    Como en otras ocasiones, sobre este tema, solo puedo hablar con la boca muy pequeña. Sin embargo, siento más responsabilidad que nunca en aportar las herramientas necesarias a los directivos, para que ellos se convenzan de esta misma necesidad y faciliten a sus trabajadores una buena conciliación entre familia, empresa y vida personal. No solo que les de un espacio en tiempo, sino también que se valore desde la empresa otros principios morales, que se convierta en un mayor ambiente de felicidad generalizado.

  3. Parece bastante obvio que las familias estructuradas en un contexto de matrimonio estable, tienen más herramientas entorno a problemas relacionados con la educación de sus hijos, tales como el fracaso escolar, la drogadicción, el alcoholismo, la delincuencia, psicológicos , etc . Que los padres casados educan mejor no es una percepción subjetiva, es un hecho del cual se hacen eco algunos estudios como el publicado por el Institute for Public Policy Research , prestigioso think thank británico .

    Estoy totalmente de acuerdo con Eva María acerca de los resultados obtenidos del análisis que hicieron sobre el capital que se pierde cuando una familia se rompe. Hoy por hoy, creo que tampoco casi nadie discutiría que el que más pierde es el hijo. Según postula Elizabeth Marquardt: “Ten Findings from a National Study on the Moral and Spiritual Lives of Children of Divorce”: -A los hijos de los llamados “buenos divorcios” les fue peor emocionalmente que a los hijos que crecieron dentro de un matrimonio infeliz pero “con menos conflictos”. Lógicamente no creo que nadie defienda el ideal de matrimonio infeliz, pero si un niño está emocionalmente mejor en esa tesitura, imaginaos como estará en el contexto de un matrimonio feliz.

    Nuria, me imprimo el estudio para leerlo el fin de semana, junto a tu último libro que ya “cayó” en mis manos, y actualizo mi “disco duro”.

    Mil gracias

    Anna Plans

  4. NÚRIA. Pau i Bé. Interesante y exhaustivo estudio sobre la familia. LA FELICITO. Es una manera de sensibilizar y mentalizar para defender a las familias. Es también un buen apostolado. Una abrazo Josep

Entradas recientes