¡La familia, idiota, la familia!

Os invito a leer este artículo escrito por mi colega Mireia Las Heras, Directora Académica del Centro Trabajo y Familia del IESE, y que fue publicado este miércoles 14 en el ABC. Durante estos últimos meses, la palabra crisis está en boca de todos pero muy pocos son los que proponen soluciones. ¡La familia, idiota, la familia! nos muestra los problemas de las crisis del Siglo XXI y la solución para todas las crisis: la familia.

Investigaciones recientes revelan que los niños educados en una familia con padre y madre unidos en matrimonio tienen menor riesgo de vivir en situación de pobreza, de fracaso escolar y de acceder a empleo precario.

La familia es la solución. Ahora te cuento cuál es el problema. El problema es la delincuencia y los suicidios juveniles. El problema es el fracaso escolar, la falta de seguridad en las aulas, las rupturas matrimoniales y las enfermedades psíquicas. El problema es la violencia de género, las adicciones y el futuro dels sistema de pensiones… [Leer el Artículo Completo]

Recibe el blog de NCH en tu buzón

13 Comentarios

  1. La familia sana mental y espiritualmente, la familia equilibrada y madura, educa a su prole aunque no tenga una formación académica. La familia cristiana y humana educa con su ejemplo, sus palabras, su manera de ser y de vivir. Las sanas costumbre y la buena educación se heredan. Evidentemente que la sociedad actual no ayuda a educar como personas, sino que las utiliza como carne de mercado. Aunque en alguna ocasión esta sociedad ha conseguido corromper la educación recibida en la familia, pienso que en la mayoría de los casos ésta está trinfundando. No podemos dejar de luchar, hemos de ayudar a las famílias a vivir con dignidad, a darles oportunidades de formación y acompañarlas en su desarrollo, así venceremos a tantos detractores de la família. Seamos testigos de amor y educación, como la Sagrada Famlia de Nazaret.Un abrazo. Josep

  2. Esther Rubiella Romañach

    Me ha gustado muchisimo el articulo de Mireia Las Heras, que mas se puede decir, yo creo que esta muy claro que la familia es el sosten de todo, educacion,estudios,y si queremos ir mas alla el futuro de los mismos hijos. Se tiene que educar con firmeza y con amor . Y estos que vean las costumbre familiares, que son humanidad, cristiadad, humildad….
    Tenemos que seguir y no tirar la toalla, para poder vivir con dignidad y sosiego. Esther

  3. Estoy totalmente de acuerdo con Mireia, solo nos podemos desarrollar como personas dentro del núcleo de la familia. Desde el primer momento, es donde se encuentra la seguridad, el amor, el afecto, representados en la figura del padre y de la madre.
    Dar, educar, hacer esta tarea tan difícil y a veces tan pesada es ser padre y madre, es donarse continuamente. Aunque sin querer ofender a los hombres, voy a quitarles algo de protagonismo, no me acuerdo que personaje dijo – “el amor que mas se puede parecer al de Dios, es el amor que una madre tiene por sus hijos, pues cada vez que tiene un hijo, da su vida por él” –
    Como Josep, animo a contemplar a la Sagrada Familia de Nazareth, a pedirle al Señor que cada vez seamos mas familias que vivamos en oración y alabanza, que seamos luz para el mundo que ahora mismo está en tinieblas.
    Seamos fieles al Santo Padre y a nuestra Iglesia, pues estamos empezando una buena batalla contra el mundo, pero sobre todo lo van a sufrir nuestros hijos, es por eso que tenemos que pasarles y educarles con una fe firme y fuerte.

  4. Ana Campos von Bock

    Estoy emocionada en leer este ariculo de mi amiga Mireia!
    maravilloso!
    Nuria, felicitala de mi parte….
    Un fuerte abrazo, desde Zurich
    Ana Campos

  5. Estela Sanchez

    Es tan evidente… y parece que cuando se defienden estos conceptos “seas un bicho raro”. Afortunadamente nosotros hemos encontrado en la FERT y en los COF un excelentísimo apoyo para ir a contracorriente de lo que hoy se ve en la calle… y os aseguro, que no somos “cuatro gatos”!

  6. Por supuesto estoy de acuerdo 100% con el artículo de Mireia, pero desgraciadamente, la realidad se impone, y quiero decir con ello ¿qué pasa con aquellas personas que nos ha venido impuesta una situación de separación sin haberla buscado?
    Yo era de las que había apostado por la familia “hasta que la muerte nos separe”, y de la noche a la mañana me quede con un niño de 5 años y medio y embarazada de 2 meses de otro que actualmente acaba de cumplir seis años. Os garantizo que después de haber sufrido lo que no está escrito, y haber añorado la familia a la antigua usanza, estoy haciendo lo indecible para formara a 2 buenas personas, llenas de proyectos y rodeadas de un cariño sin igual. Veremos con el tiempo si lo he conseguido.

    Me gustaría que cuando se escriban este tipo de artículos no se frivolizara tanto sobre el hecho de las familia monoparentales, y se tuviera en cuenta que también existen personas, con una fe muy profunda donde la situación de separación no entraba en sus cabezas, pero , y visto con perspectiva, os aseguro que me ha llevado a convertirme en un mejor persona, y a averiguar que las cosas suceden por algo, y en mi caso a disfrutar del crecimiento de 2 peronasa que son maravillosas.

    Gracias por vuestra comprensión.

  7. Mª Victoria: no des las gracias por la comprensión. Te la mereces, amén de todo el respeto.

    Yo también soy “monoparental” (palabro diseñado para tecnificar la situación de madre sola o soltera), pero a diferencia tuya por decisión propia. Hace cuatro años opté por el camino de la adopción y hoy soy la feliz madre de un niño de cinco años y medio que es mi motor y mi alegría.

    En el fondo estoy de acuerdo con el artículo de Mireia, pero no en la forma. Creo en la familia como núcleo fundamental de la sociedad. Y en los valores: respeto, amor, … que no solamente dan el tándem madre + padre, sino que se suman los tíos, primos, abuelos…

    ¿Lo tenemos más difícil?. Quizás. No lo tengo tan claro como la autora del reportaje. Pero no por ello nuestros hijos tienen por qué salir “peores”.

  8. Todo mi apoyo y comprensión a Mª Victoria, tengo amigas que han o están pasando situaciones parecidas a las tuyas y especialmente una que la han dejado con cuatro niños, está sufriendo mucho.
    Desde luego creo que lo tenéis muchísimo mas difícil, pues tenéis que compaginar la autoridad de padre y el cariño de madre y eso solo se puede hacer desde mi punto de vista, con la ayuda de Dios, si no una persona por si sola, fracasará y los niños saldrán mal, pero con El Señor todo es posible.

  9. Mª Victoria,…eres grande. Muy grande. Gracias por tus líneas.

    Mira, creo sinceramente que una persona como tú hace de madre, de madraza y de padre, de padrazo. Porque en estas cosas, obviamente, hay muchos matices.

    No es lo mismo, por poner un ejemplo de tantos, una mujer que se cansa de su marido -porque le atrae un tercero- a una persona que ha puesto todo de su parte y le dejan colgada. No es lo mismo. No puede ser lo mismo. Tampoco para los hijos. Es decir, tú estás capacitada para dar mucho más a tus hijos que la mujer del ejemplo y, me atrevo a decir, más que lo que damos algunos que sí vivimos con nuestra mujer/marido.

    Lo anterior no es poesía facilona ni palabras bonitas. Es una convicción profunda.

    Así que afortunados tus hijos de tenerte 🙂

  10. Mireia Las Heras

    Hola M. Victoria y todos,

    Primero me alegro de que algunos hayáis disfrutado del artículo y de que hayáis podido reafirmaros en vuestras ideas o reflexionar una vez más sobre ellas.

    En el caso d e M. Victoria tengo que disculparme si en algun momento puede parecer que no he respetado a las familas monoparentales… releo el articulo y no veo dónde, porque además no era esa mi intención. Es verdad que la investigación ala que me he referido habla de familias “tradicionales”, pero eso no quiere decir que no haya otros tipos de familia, como es su caso, que quizás cree unos vinculos aun mayores o de más calidad. La estadística no es una ciencia que encuentre causalidad, sino que muestra tendencias.

    Es cierto que “para educar a una persona hace falta una tribu.” Efectivamente, tios, abuelos, hermanos, son muy importantes. Después el refuerzo del colegio y de otros agentes sociales. Y cómo no, la opción personal de cada ser libre, que aún habiendo recibido lo mejor, puede decidir qué ahcer con su vida.

    Un saludo cordial a todos los que habéis leido el articulo y mis ánimos en vuestro esfuerzo para seguir construyendo familias fuertes y educando personas realmente libres.

  11. Mireia, gracias por dedicarnos unas letras. En los artículos breves, a diferencia de estudios profundos, es difícil cubrir todos los matices, pues el mensaje perdería fuerza y la extensión no lo permite. Yo creo que nadie ha dudado de tu buena intención y el artículo, de hecho, me parece muy acertado. Y no lo veo incompatible con lo que, en mi último comentario, le decía a Ma. Victoria o con lo que otras le han dicho.

    Feliz miércoles,

  12. Creo que el ejemplo de Ma Victoria es excelente.

    De hecho, al leer tu articulo, Mireia, lo que pensaba yo exactamente era: si, si, es muy importante unos padres unidos para un nino, pero que pasa si estos padres, juntos, son infelices? Como va a impactar esto al nino, a su atencion, a su educacion, al tiempo que sus padres le dedican…? Como puede educar a un nino unos padres que, juntos, son infelices? (no digo que sea tu caso, por supuesto).

    Al final, lo importante es intentar lo imposible por que la pareja funcione, pero si no funciona es como en frances, que se dice: “si ca va pas apres 10 annees, ca va pas!

  13. Hola a todos,
    Considero que a lo que el artículo se refiere más que nada, no es a que si los hijos de familias monoparentales se convertirán en un problema o serán peores, admiro a estos padres que tienen que cubrir mas flancos porque corren con mayores riesgos.
    De lo contrario sería como aceptar que no es necesario el matrimonio para formar una familia, y ese ya es otro tema.

    Mas bien creo que el artículo se refiere a los padres que no se responsabilizan de la educación de los hijos. Te enciendo la TV para que no me molestes; te compro lo que quieras para evitar un berrinche; te doy permiso de hacer y deshacer para no discutir; yo te hago las cosas para que no te canses, etc… de esa manera prefieren delegar la educación de los hijos a los colegios, a los centros de salud, y al gobierno.
    Es por eso que se menciona a la familia como la única capaz de evitar o solucionar los problemas que se presentan en el comportamiento de los hijos, mismos, que a veces se pueden llegar a convertir en problemas sociales.
    Por eso como lo menciona el articulo, la solución es LA FAMILIA!!!!

Entradas recientes