Generación ni-ni (y 2)

Muchos han sido los comentarios a nuestro primer post sobre la Generación ni-ni que ayudan a descubrir luces, sombras y nuevas aristas del problema. He leído muchos comentarios en la prensa nacional sobre este tema y éste en especial me ha parecido interesante.

Somos una generación que no tenemos ni empleo, ni oportunidades, ni futuro“. “La única ayuda que recibo ahora mismo es la poca que me dan mis padres“. “Lo único que quiero es levantarme por las mañanas y saber que voy a trabajar“. Iván pertenece a ese más del 40% de jóvenes golpeados por la lacra del paro. Con tan solo 24 años sabe ya lo que es vivir en su propia piel una crisis. Sabe ya lo que es levantarse cada día y buscar trabajo… [Leer artículo completo]

Recibe el blog de NCH en tu buzón

6 Comentarios

  1. Hola Nuria…
    Desde hace tiempo estoy felizmente suscrito a tu blog. Y hoy me he decidido a aportar algo. Seguro que ya lo has visto ya, pero por si acaso …
    Lo encontré en Fluvium. Es un vídeo muy bueno producido por Hirukude, la Federación de Familias Numerosas de Euskadi.
    Copio y pego el enlace a la página del Padre Moya y el enlace al vídeo del canal Youtube de Hirukide.

    http://www.fluvium.org/textos/familia/fam680.htm

    http://www.youtube.com/watch?v=r8bN2jw0TZM&feature=player_embedded

    Un fuerte, fuerte abrazo. Dios te bendiga.
    Tu hermano …
    Lázaro

  2. Estela Sanchez

    La lástima es que alguno no llegan ni a dar el paso, como Ivan… sino que siguen esperando a que otros resuelvan su vida! Lo de levantarse cada día a las 7 h para ir a buscar trabajo, porque es el trabajo que tiene uno cuando se queda en el paro… me quedó grabado tras la 1a conferencia que escuché de Leopoldo Abadía! No sé dónde nos llevará esta corriente, que algunos dan saltitos por algún pequeño dato de “bonanza”… pero como mínimo, espero tener la fuerza suficiente, para ir contra-corriente, y seguir luchando en mi pequeño entorno, con mi equipo de gente, como agentes de cambio!

  3. AGUSTIN EULOGIO DESPONTIN

    HE LEIDO ESTO DE IVAN Y ME HA IMPACTADO. VIVO EN CORDOBA, ARGENTINA,SOY ABOGADO JUBILADO, Y TENGO CASI 70 AÑOS.TENGO 5 HIJOS Y 10 NIETOS.TODOS MIS HIJOS TRABAJAN Y TIENEN UN PORVENIR, NO DIGO ASEGURADO, PERO SI BUENO.
    PENSAR QUE A UN HIJO MIO LE PASE LO QUE A IVAN ME DESESPERA.
    IVAN, NADA PUEDO HACER POR VOS DESDE AQUI, SOLO REZAR O PONERTE BUENA ONDA.
    ABRAZOS. AGUSTIN

  4. Nuria te envio este artículo por si puede ayudar a alguien. Animo i adelante siempre con buen ànimo. Josep
    Y no sigo, porque ésta es la lista que me ha salido de un tirón, sin pensar. Si pienso un
    poco, escribo un libro. ¿Vosotros creéis que mis padres pensaban en el mundo que me
    iban a dejar? ¡Si no se lo podían imaginar!
    Lo que sí hicieron fue algo que nunca les agradeceré bastante: intentar darme una muy
    buena formación. (Si no la adquirí, fue culpa mía).
    Eso es lo que yo quiero dejar a mis hijos, porque si me pongo a pensar en lo que va a
    pasar en el futuro, me entrará la depre y además, no servirá para nada, porque no les
    ayudaré en lo más mínimo.
    A mí me gustaría que mis hijos y los hijos de ese señor que me ha escrito y los tuyos
    y los de los demás, fuesen gente responsable, sana, de mirada limpia, honrados, no
    murmuradores, sinceros, leales,…Lo que por ahí se llama “buena gente”.
    Porque si son buena gente harán un mundo bueno. Y harán negocios sanos. Y, si son
    capitalistas, demostrarán con sus hechos que el capitalismo es sano. (Si son mala
    gente, demostrarán con sus hechos que el capitalismo es sano, pero que ellos son unos
    sinvergüenzas.)
    Por tanto, menos preocuparse por los hijos y más darles una buena formación: que
    sepan distinguir el bien del mal, que no digan que todo vale, que piensen en los
    demás, que sean generosos…En estos puntos suspensivos podéis poner todas las cosas
    buenas que se os ocurran.
    Al acabar una conferencia la semana pasada, se me acercó una señora joven con dos
    hijos pequeños. Como también aquel día me habían preguntado lo del mundo que les
    vamos a dejar a nuestros hijos, ella me dijo que le preocupaba mucho más qué hijos
    íbamos a dejar a este mundo.
    A la señora joven le sobraba sabiduría, y me hizo pensar. Y volví a darme cuenta de
    la importancia de los padres. Porque es fácil eso de pensar en el mundo, en el futuro,
    en lo mal que está todo, pero mientras los padres no se den cuenta de que los hijos son
    cosa suya y de que si salen bien, la responsabilidad es un 97% suya y si salen mal,
    también, no arreglaremos las cosas.
    Y el Gobierno y las Autonomías se agotarán haciendo Planes de Educación, quitando
    la asignatura de Filosofía y volviéndola a poner, añadiendo la asignatura de Historia
    de mi pueblo (por aquello de pensar en grande) o quitándola, diciendo que hay que
    saber inglés y todas estas cosas.
    Pero lo fundamental es lo otro: los padres. Ya sé que todos tienen mucho trabajo, que
    las cosas ya no son como antes, que el padre y la madre llegan cansados a casa, que
    mientras llegan, los hijos ven la tele basura, que lo de la libertad es lo que se lleva,
    que la autoridad de los padres es cosa del siglo pasado. Lo sé todo. TODO. Pero no
    vaya a ser que como lo sabemos todo, no hagamos NADA.
    P.S.
    1. No he hablado de los nietos, porque para eso tienen a sus padres.
    2. Yo, con mis nietos, a merendar y a decir tonterías y a reírnos, y a contarles las notas
    que sacaba su padre cuando era pequeño.
    3. Y así, además de divertirme, quizá también ayudo a formarles.

  5. Efectivamente, Ivan es fiel representante de los “ni-ni”. Un hecho que se obvia en el artículo y los comentarios, es que el segmento masculino es mayoritario en este nuevo grupo demográfico. Y una causa importante es el mayor fracaso escolar de los chicos sobre las chicas en la etapa de ESO. No es que los varones de repente se hayan vuelto más tontos, a pesar de que las series de TV (por ejemplo Los Simpson) les retratan así. Los test de inteligencia que se realizan al final de la adolescencia, cuando los niveles de madurez son similares, no arrojan diferencias significativas. La causa de este desfase se encuentra, dicen los expertos, en los métodos pedagógicos aplicados en la instrucción en Occidente en los últimos 30 años. Es significativo que aquellos niños y niñas que han sido instruidos en el hogar (home schooling) no muestran diferencias entre sexo en el rendimiento escolar. Los estudios en este ámbito se han realizado en EEUU y países que aceptan con normalidad esta alternativa educativa. Como he señalada, en España el fracaso escolar masculino dobla al femenino y debería ser un tema prioritarios en las políticas de igualdad porque se está extendiendo el estereotipo sexista de que los niños son menos aplicados que las niñas, cuando lo cierto es que el actual sistema educativo, que no contempla las diferencias de madurez entre sexos, termina por aburrirles cuando llegan a la ESO.

  6. Hola amigos: no creo que Ivan sea un tipico NI-NI, al contrario, muestra que no solo tiene el empuje y la peseverancia de buscar trabajos a pesar del tiempo en que no logra nada bueno.. y tiene valores, reconoce bien lo ético.. Felicito a Ivan por su buen espiritu, le envie un correo al email que aparecia a pie del articulo.. acá tenemos un “angel” llamado Lenardo Farkas, es un lujo de hombre exitoso, ayuda a quienes recurren a él.. busca en la web su nombre y escribele.. en facebook hay un grupo de admiradores que le ayudan tambien a ver casos para que el apoye.. tambien lo puedes buscar y contar tu situacion..

    ten fe.. todo se va a solucionar.. paciencia y buena letra siempre, que luego de la noche siempre sale el sol..

    un abrazo y que el Señor te ayude..

Entradas recientes