“Mujer y Poder; hasta dónde, cómo y para qué”

img_01901

En la sesión que tuvimos en el Campus del IESE en Madrid el pasado miércoles “Mujer y Poder; hasta dónde, cómo y para qué” tuvimos ocasión de escuchar a Arantza Quiroga, madre de cuatro hijos y Presidenta del Parlamento Vasco, así como a Rosa M. García, madre de 3 hijos y Vicepresidenta de Microsoft Eastern Europe (15 países).

Ambas son ejemplos vivientes de esas mujeres-agentes de cambio que necesita nuestra sociedad para conseguir humanizar la empresa y la política. Ambas humildes, cargadas de sentido común, haciendo un esfuerzo por conocerse, aceptarse y seguir luchando por mejorar y conseguir todos los cambios necesarios y factibles en el día a día de su trabajo.

Arantza nos recordó que la política sólo se mueve cuando la sociedad se mueve, que las mujeres llevamos la conciliación en la cabeza siempre y que somos ejemplo para la siguiente generación. Que las cuotas no son la solución. Y que de lo que se trata es de poner los mimbres para que las mujeres podamos ejercer nuestro trabajo de modo flexible. También nos animó a no dejar que crezca nunca la duda en cualquier relación interpersonal. No se puede minar la confianza, sino que hay que protegerla al máximo.

Rosa nos recordó que poder no es sólo el poder jerárquico sino también la capacidad de influir para hacer que las cosas ocurran, y que la capacidad de liderar supone el ser capaz de ir conformando un equipo que confíe en nosotros y con los que compartir las dudas y los nuevos problemas. También nos recordó que nuestra identidad más profunda (quiénes somos) no es tanto nuestro rol profesional sino nuestros lazos familiares y que vale la pena no olvidarlo.

Mi cierre como moderadora fue una vuelta al título de la sesión y una posible respuesta: “Mujer y Poder”
¿Hasta dónde? Si el poder sirve para liderar y liderar es servir… ¡Hasta el Cielo!
¿Cómo? Desarrollando a otros con pasión y siendo ejemplo para el equipo y las nuevas generaciones.
¿Para qué? Para humanizar las estructuras empresariales, familiares, políticas y sociales.

Muy en línea con todo lo que vamos investigando desde el centro Trabajo y Familia del IESE, aquí tenéis una interesante entrevista con la psicóloga Gemma Cánovas.

¡A por ello!

Recibe el blog de NCH en tu buzón

5 Comentarios

  1. Muchas leguas recorrió sir Lanzarote en su empresa, con la esperanza de volver a encontrar el camino del Castillo de Cardonek, donde ya había visto una vez el Santo Grial pasar tenuemente por el salón en manos de la Doncella del Grial.
    Libro tercero: “La Búsqueda del Santo Grial”
    Capítulo 23 Las aventuras de sir Lanzarote

  2. Estimada Nuria, siempre es un gusto encontrarte en mi correo. Me parece muy importante que la mujer se plantee estos temas, ella tiene entre sus manos como tejer puentes con la familia, los equipos de trabajo, y de su vida propia con los demás. Es mas, te cuento que para setiembre estamos organizando el Business Woman Forum 2010 en Lima, Perú, donde el tema central será Balance de Vida. Sé que estás muy atareada, pero nada pierdo con preguntar, ¿Podrás venir a Lima como para el 21 de setiembre? aún no hemos concretado la fecha del evento. Será para nosotros un honor tenerte como expositora. El público objetivo está compuesto por mujeres directivas, desde ejecutivas hasta empresarias.

    Si es posible, te agradeceré un comentario a mi correo.

    Recibe un fuerte abrazo,

    Rolando

  3. Yo de mayor quiero ser como vosotras.

  4. Reconforta leer palabras como las de este post que de alguna manera contribuyen a apuntalar el feminismo igualitario. Como se dice, si el poder sirve para liderar y liderar es servir… ¡Hasta el Cielo!. Y este servir debe ser compartido en plano de igualdad por hombres y mujeres, sin la deformación de las cuotas.

  5. No imaginé que el 90 % de los comentarios de este post serían de hombres !!!! Felicidades caballeros y gracias de nuevo Nuria. Desde luego, las mujeres están moviendo el mundo, siempre lo han hecho. Ya tenemos que agradecerlo a nuestras antepasadas pero nos toca tomar el testigo con verdadera lealtad, y sobre todo no equivocarnos !! Luchar por la conciliación. No olvidemos que nuestras familias son lo más importante. Un cariñoso abrazo.

Entradas recientes