Cuando los hijos quitan el trabajo

El pasado mes de junio me hicieron esta entrevista en la revista Época sobre temas de conciliación, trabajo, familia y vida personal. Mis respuestas recogen bien lo que muchos de vosotros me habéis escuchado o leído en otras ocasiones. Sin embargo, el título creo que debería ser justo el contrario: “Cuando el trabajo nos quita los hijos”. Como sabéis, el invierno demográfico que estamos viviendo en España tiene mucho que ver con la falta de flexibilidad en nuestras empresas, así como falta de políticas públicas que apoyen a las familias con hijos dependientes. El hijo no sólo no quita el trabajo, sino que anima a trabajar mejor.

Recibe el blog de NCH en tu buzón

10 Comentarios

  1. Animan a trabajar MAS y MEJOR, a trabajar POR ELOS y no tanto POR UNO MISMO, a pensar más en ELLOS y menos en TI, por lo que facilitan los criterios de conciliación. Todos salimos ganando.
    Un abrazo,
    Mariano.

  2. Mi empresa no es una maravilla pero vamos avanzando en flexibilidad horaria, si bien el mayor impedimento a la conciliación son los clientes, quienes con frecuencia desean fijar las reuniones a horas intempestivas (cuando salen de su trabajo o porque si se trata de un día en que “no hay fútbol”, creo no tienen demasiadas ganas de volver a casa a educar y educarse). Es una pena!

  3. javier ruiz moreno

    Nuria,

    Creo que está muy bien el contenido de la entrevista, especialmente la observación de que, más allá de los intereses individuales, es socialmente necesario que los profesionales activos tengan facilidades para tener hijos. Si así, si se aceptase esta necesidad social, podría decirse que la responsabilidad social corporativa podría incluir también ese aspecto, incorporándolo como un valor ético.

    Al margen de las premisas poco fundamentadas del Ministerio de Igualdad -que no favorecen precisamente la conciliación al confundir lo términos-, sí creo yo todos los agentes implicados en el sistema productivo son partícipes de esa falta de conciliación: empleados, sindicatos, patronales, gremios, administraciones, asociaciones… Y la cultura no deja de ser adversa. Esa cultura está a favor de la verticalidad y del premio a la antigüedad, mientras que es contraria a la delegación de funciones, a las incentivaciones, a la DPO y también a cualquier tipo de responsabilidad matricial o relacionada en un área de conocimiento.
    Siempre me ha llamado la atención que en casi todas las empresas siguen existiendo los ‘Departamentos de Recursos Humanos’, como si los profesionales fueran un objeto tangible en vez de personas o, al menos, profesionales del conocimiento. Yo abogaría por algo así como los ‘Departamentos de conducción de personas o de dirección de profesionales del conocimiento’.
    Pues sí, muy buenos mensajes los de la entrevista.

    un saludo cordial,

    javier ruiz moreno

  4. Hola Nuria, ya me incorporé a la vida normal.
    El día 18 mi hija hará 3 meses. MI CUARTO HIJO.
    Ayer estuve de compras con ellos y me siento como una gallina clueca orgullosísima de sus polluelos. Es un poco de jaleo cuando subimos y bajamos del coche, pero es una maravilla.
    Este año, cuando llegué a finales de julio a descansar con toda la familia a casa de mis padres. Mi familia me pidió que hiciera un estudio sobre la situación de la empresa en los departamentos de logística y producción, porque había problemas.
    No tenía ni ganas ni fuerzas. Quería dedicarme a mi familia, disfrutar de mis hijos como no puedo hacerlo durante el curso. Pero la empresa es muy importante para nosotros y ya hay mucha gente trabajando de la que somos responsables también. Así que me tiré al ruedo con una sola condición. No quería horarios. Solo un objetivo y una fecha de finalización del proyecto.
    Algunos días me levanté a las 5:00 y otros llegué a las 17:00 a casa. Algunos días entraba a las 10:00 y otros estaba a las 23:00 haciendo un informe.
    El trabajo estuvo para la fecha prevista y resultó satisfactorio al comité ejecutivo.
    Ahora me proponen participar del plan de acción. Mi condición es la misma.
    Mi familia es lo primero, por eso cuando estoy trabajando procuro sacar el máximo provecho a cada minuto que dedico pues se que cuando llego a casa cada minuto que haya ganado es fundamental.
    Un saludo, Nuria

  5. ¡Enhorabuena, Nuria!
    Utilizo tu texto en las clases de la universidad.
    Un saludo muy cordial desde San Sebastián,
    Rafa

  6. Vaya, justo ahora este artículo me viene muy bien…..en mi intento por encontrar trabajo por cuenta ajena, todo son dificultades ante el hecho de que tengo dos hijos pequeños. No vale tu experiencia, titulación o valía….es más relevante que existe la posibilidad de no “rendir” lo suficiente en tu trabajo porque tienes otras responsabilidades. Eso se nota en los procesos de selección, en las pruebas y en las entrevistas.
    Qué pena que por ahora, todo se quede en la teoría y buenas intenciones en general…..
    Espero que llegue el momento, en que todo lo que escribes Nuria sea algo por lo que no haya que escribir, ya que será cotidiano y normal….
    un abrazo enorme (mil gracias por responderme a aquel mail que envié)

  7. yo siempre he preferido tener untrabajo por mi cuenta. como vender en casa o por catalogo. porque aunque mis hijos tienen 17 -15 y 6 años. no me ha sido facil separarme de ellos, por mucho tiempo. es una buena opcion. yo tengo los 3 hijos mas marabillosos, y creo que mucho de esto es porque nunca los he dejado por mas de unos dias 5 cuando mucho por ir a capacitaciones o cursos. y no mas. y me gusta estar pendiente hasta de lo que comen y la hora en que lo hacen, y que les gusta, y algo que siempre he puesto sobre todas las cosas es que aun con las obligaciones que tenemos todos en la familia,

    que nesecitamos en esta familia para que los que vivimos en ella seamos felices…

  8. Cecilia Oxandabarat

    Hola Nuria,
    Después de un verano dedicada intensamente a la familia (HIJOS) es bonito el poder en estos tiempos de crisis ser una privilegiada e ir a trabajar!!! tengo muchas amigas en estos días con hijos adolescentes. Muchas amigas que no trabajan y muchas que trabajan en puestos importantes que quitan mucho tiempo de vida personal pero estos días he llegado a la conclusión de que los hijos que tienen madres trabajadoras valoran mucho más el trabajo, tienen mas autonomía y menos problemas en la preeadolescencia y más respeto por sus madres…No se por que pero es asi. Será que las que viajamos y no estamos todo el día en casa damos más calidad que cantidad? Para mi los hijos animan a trabajar mejor. Y nosotras nos sentimos realizadas (felices) y esa es la clave para educar bien a un hijo.
    Cecilia

  9. Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. Lo de cambiar el nombre de RRHH es una cruzada que tengo planteada hace varios años. Yo les llamo Directores de Personas cuando no quieren volver al clásico nombre de Director de Personal por connotaciones históricas de “malo de la película” (el que despide,…).

  10. En la Universidad de Navarra (Campus de Pamplona) se denomina
    Servicio de Dirección de Personas

Entradas recientes