¡¡Bienvenido Benedicto XVI!!

Este fin de semana tenemos el gran placer de tener entre nosotros al Santo Padre Benedicto XVI (Aquí tenéis un mini-reportaje de sus ya 83 años de vida). Tras sus sabias palabras en su primer viaje a España con motivo del encuentro mundial de las familias en Valencia, quedó mucho poso conceptual y espiritual para ir digiriendo y haciendo vida durante los siguientes años.

valencia-2-emf-2006

En esa ocasión me tocó estar como comentarista en el Canal 9 de televisión en la Ciudad de las Artes y de las Ciencias durante los dos días que duró el encuentro.

Esta vez el Papa viene a clausurar el Año Santo Compostelano en Santiago y a consagrar el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia en Barcelona. Os animo a ir a recibirle en la Plaza de la Catedral el sábado antes de las 9 de la noche (ver el vídeo) y al día siguiente en los alrededores de la Sagrada Familia, que seguro estarán a tope, con grandes pantallas para seguir la ceremonia.  También os invito a leer este mini-artículo sobre cómo Gaudí y su obra magna fueron construyéndose mutuamente y este otro ¿Quién teme a Benedicto XVI?.

Según comentaba ayer el Dr. Saranyana en la sesión de Alumni de la Universidad de Navarra, los aspectos más importantes de su acción de Gobierno están siendo:

1. Rehabilitar la razón y ayudarla a argumentar.
2. El desarrollo del Concilio Vaticano II.
3. El sacerdocio como piedra angular de la Iglesia.
4. La dignificación del culto divino, es decir, el cuidado de la Liturgia. Misas con más luz, mejor vestimenta, música, … porque deben ser un espejo de la Misa Celestial.

En este sentido, en la Consagración del Templo de la Sagrada Familia, la liturgia será extremadamente cuidada y podremos escuchar un coro de 800 voces. ¡¡A disfrutar de este histórico evento!!

Recibe el blog de NCH en tu buzón

25 Comentarios

  1. Las banderolas colgadas en los balcones nos recuerdan que ya no queda nada para este día.
    Me acaban de enviar estos dos vídeos (http://www.youtube.com/watch?v=9-1sqeOwQf8 y http://www.youtube.com/watch?v=IqI_-o6lLRs&feature=channel) que complementan tu post, Nuria. ¡Qué buena manera de prepararnos para la llegada del Papa!

  2. Desde Gipuzkoa bajan casi cien universitarios para recibir al Santo Padre, junto a otros muchos jóvenes que no quieren perderse este evento de gracias y de cultura.
    No dejo de rezar por los frutos,
    Rafa

  3. Como indica el reportaje … me emociona recordar donde estabamos 1982…. que jovenes!
    y de nuevo en 2010!
    Nuria Guapa, Trasmites entusiasmo.Un valor contra los “redicales libres”.
    ME

  4. Estimada Nuria
    Que alegría y que sana envidia me da. Por favor, acuérdate de incluir en un pedacito de tus oraciones al pueblo de Venezuela. Muchos cariños a todos.

  5. Buen resumen Núria, gracias 🙂

    Da gusto ver la cantidad de iniciativas para recibir al Papa…¡y sin subvenciones!. Atentos a ésta, que tiene ritmo ;-):

    http://www.youtube.com/watch?v=5Y08vCsSHwo

  6. El domingo llega S.S. Benedicto XVI a barcelona
    y alli estaremos para rezar, junto a el, por todo el mundo.
    Nosotros, mi esposa y yo junto con nuestras hijas, tenemos
    mucha ilusion con esta visita.

  7. Desde Alemania, tierra de Benedicto XVI y con inmenso cariño, rezamos para que todo salga bien y esta visita traiga los frutos apostolocos que todos necesitamos.

    Esperamos también aqui su visita!!

  8. Benvolguda Núria: Pau i Bé. Durant molt de temps he pregat perquè la Visita que ens farà el Papa Benet XVI, demà, diumenge dia 7 de novembre, sigui un esclat d’amor i de fe ple d’esperança en el futur.
    Espero concelebrar amb el Papa a la Sagrada Família.
    Som l’església de Jesucrist: Una, Santa, Catòlica, Apostòlica i, com cantarem en el Crec en un Déu de Mn Romeu: R O M A N A.
    Que el Senyor protegeixi al Sant Pare, i a tots nosaltres ens ajudi a ser fidels a les promeses del baptisme. Fins demà a la Sagrada Família. Una fraterna abraçada Josep.

  9. Por favor todos a la hoguera como en la Edad Media; igual para que paseis lo mismo que paso esa pobre gente!!!

    Asimismo se denuncia a la Iglesia por ser una institución que “trata discriminatoriamente a las mujeres, practica la homofobia, ataca los avances científicos, atenta contra la salud de millones de seres humanos al condenar todas las formas …de prevención en materia de anticonceptivos o en transmisión de enfermedades, condena el sexo placentero, no es democrática en su funcionamiento interno, no acepta importantes principios de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y no ha ofrecido perdón cuando ha sido partícipe de crímenes contra la humanidad”.

  10. Hola superpibe, por qué te escondes bajo un seudónimo ? solo los cobardes no ponen su nombre y apellidos. La Iglesia, Cáritas, Manos Unidas y otras muchas Ong’s son las que están dando de comer, ayudando, y dejando la piel y en muchos casos la vida por la gente desamparada, sin NADA ni nadie en este triste mundo. Porque los Gobiernos, como bien sabes NO HACEN casi NADA. Los curas de muchas órdenes viven de forma miserable en Africa, Sudamérica, Asia…eres TU uno de ellos acaso ? Acudes tu a los comedores sociales cada día a alimentar a los parados de este pais ? Vas tu a los hospitales a atender a los discapacitados ? Vas a las Iglesias de los barrios marginales donde acuden los parados y los inmigrantes a ver qué labor hacen los curas ? los has comprobado? No sabes NADA, NADA. Sólo criticar, eso es gratis y fácil…..remángate y ponte a trabajar junto al débil como lo hacen ellos y muchos de nosotros. Cuida enfermos deshauciados, gente marginada a la que la mayoria vuelve la cabeza para otro lado y sigue su camino. Mejor no mirar….qué asco, qué rollo incolucrarse….y si piensas contestarme no me cuentes milongas, porque me va a ser muy dificil creerte.

  11. Silvio Muñoz de Gispert

    Desde el respeto que me merece la Iglesia, esencialmente por la buena fe de la mayoría de sus seguidores y algunas instituciones bajo su amparo como las que menciona Marta Gómez, hay ciertos hechos con terrible significación que requieren una revisión urgente por parte de la Iglesia, o continuará con su lento e inexorable declive:
    http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/20101108/cuatro-monjas-limpiaron-oleo-altar-suelo/584380.shtml
    Y por favor, no intentéis justificarlo porque no es posible. Y mi concuñada Nuria debería ser la primera en poner el grito en el cielo por algo así.
    Me concentro en este tema porque no es ideológico; otros asuntos son más opinables en función de las creencias de cada uno, pero este literalmente clama al cielo.
    Ya veis que yo discrepo sin esconderme.

  12. Silvio, me pregunto qué habrías pensado tú de haber estado presente, en tiempos de Cristo, cuando María ungió los pies de Jesús con perfume de nardo, de gran precio, y los enjugó con sus cabellos (Jn 12, 2-3). Quizás te habrías escandalizado también. Jesús, en cambio, no dudo en elogiarla y alegrarse de ese cariño.

    ¿Y qué es el altar? A mí, al contrario que a tí, me parece un lujo lo que hicieron estas monjas. Ya hubiera querido ser yo el que preparase el altar al que descendería Cristo.

    Creo que llevar tus prejuicios ideológicos a la Iglesia no sirve de nada. Ya está bien de mirar todo con ojos humanos y con fobias políticas y religiosas. Con esos ojos, apuesto a que hay muchísimas más cosas que cambiarías en la Iglesia, ¿me equivoco?

    ¿Habrías criticado también a Cristo porque escogió a 12 apóstoles y no apóstolas?

    Un afectuoso saludo,

  13. Silvio Muñoz de Gispert

    Buenos días Jorge,

    Me temo que los tiempos han cambiado ligeramente y tod@s hemos evolucionado lo suficiente como para no pretender que la mujer quede relegada en la sociedad moderna. Es enormemente cómodo para los hombres, pero terriblemente incómodo e injusto para las mujeres. ¿O acaso son seres humanos de segunda categoría? Si empezamos a establecer categorizaciones, mal camino llevaremos.

    El momento histórico de la vida de Jesús no tiene nada que ver con el actual, y ¿qué tendrá que ver un acto de cariño como el de María con reconocer que la mujer no tiene porqué ser menos que el hombre?

    Yo no critico en absoluto el privilegio de las monjas en preparar ese altar, sino que el papel que jugaran las mujeres en toda la ceremonia se limitase a ése.

    Y mírate adentro ¿acaso hablo desde el prejuicio ideológico cuando preconizo la igualdad de todos los seres humanos? ¿no es eso una idea verdaderamente cristiana? ¿acaso no son más prejuicios ideológicos quien intenta alargar una tradición enraizada en constumbres de hace más de veinte siglos?

    ¿Qué importa lo que yo quiera o no quiera cambiar en la Iglesia si centro el debate en un hecho tan indefendible que mi postura se tiene que atacar con desacreditaciones genéricas relativas a mi supuesta posición ideológica?

    Un cordial saludo.

  14. Apreciado Silvio,

    Quizás tenemos un concepto totalmente distinto de la igualdad. A mí, el papel de las monjas, no me parece “relegarlas” a nada inferior. Es más, me parece -como te decía- un lujo. Lo veo con los ojos de la fe, que son los que tengo.

    Para mí la igualdad no consiste en atribuir exactamente las mismas funciones al hombre y a la mujer siempre y en todo caso. Eso me parece una reducción absurda.

    ¿Por qué es la mujer menos que el hombre? ¿por qué es indefendible que se ocuparan ellas del altar? Me parecen afirmaciones genéricas e insostenibles, sí.

    Me viene a la cabeza la imagen de mis buenas amigas las Misioneras de la Caridad, las de Sabadell, que estaban sentadas en las primeras filas de la Sagrada Família (las de Madre Teresa de Calcuta). Se pasan la vida sirviendo, a los más pobres de entre los pobres. ¿Qué será que a estas mujeres, que parecen ángeles, que están tan cerca de Dios, nunca hacen este tipo de críticas?. ¿Alguien ha visto a los Misioneros de la Caridad, de la misma congregación, protestando porque ellos no son “famosos” como ellas o porque no tuvieron invitaciones? Tu discurso, llevado al extremo, puede conducirnos al ridículo.

    Al final, te guste o no, creo que hay mucho de ideología en tu planteamiento y poco de fe. Es mi punto de vista, sí. Tú entiendes la igualdad como un fifty-fifty. Yo la entiendo como el pleno desarrollo del hombre como hombre y de la mujer como mujer. Y no me parece que uno sea superior al otro. Más bien al contrario, las mujeres tienen muchas virtudes que ya quisiera yo para muchos hombres.

  15. Cristina Álvarez

    Querida Nuria,
    Fue realmente emocionante ver al Papa Benedicto XVI como peregrino en mi querida Galicia. Asimismo, también, asistir a la Consagración de la hoy ya Basílica de la Sagrada Familia en Barcelona. Sus palabras, en efecto, de gran calado resonaron en un marco de incomparable Belleza. Es de agradecer las numerosas iniciativas que contribuyeron a la preparación de este trascendente acontecimiento, magnífica aportación la del Dr. Saranyana.
    Respecto a la polémica (?) del cometido de las monjas en relación a la preparación del altar -o sea, nada más y nada menos, que el lugar sagrado de encuentro en la relación entre Dios y el pueblo redimido por la Sangre de Cristo- francamente no entiendo nada… Corrientemente es una honorable tarea realizada por sacristanes o monaguillos; siendo en esta ocasión privilegio reservado a esas afortunadas monjas.
    En cualquier caso, y en relación al papel de la mujer, me quedo con las palabras pronunciadas por Benedicto XVI durante la homilía que, más allá de interesadas y tergirversadas interpretaciones, son un clamor a la verdadera igualdad: “La Iglesia aboga por adecuadas medidas económicas y sociales para que la mujer encuentre en el hogar y en el trabajo su plena realización”.
    No quisiera alargarme más, pero no quiero acabar sin dirigirme a ti, pibe. La verdad, pensaba ignorarte; pero creo que es mejor que sepas que, mira por donde, es justo la Iglesia, en nombre de Jesús, la que me exhorta no sólo a no hacerlo, sino a mucho más… -sin ir más lejos, el otro día en Misa, en la oración de los fieles, se rezó también por quienes, como tú, rechazan Su Palabra -. Y no lo dudes, si algún día quieres acercarte a la Iglesia o necesitaras de la asistencia social que presta, allí estará. Sin reclamarte nada. Reflexiona, hombre; bueno, mejor dicho, -y te lo digo sin acritud y en tu descargo-, pibe.
    Pues eso, Nuria, fue un día coronado de Belleza!!.

  16. Silvio Muñoz de Gispert

    Estimado Jorge,
    Dudaba en si contestar o no a tu mensaje porque a los que piensan como tú, hablar desde la Fe es estar en la certeza absoluta, cuando en realidad la Fe de la Iglesia no deja de ser una interpretación humana de lo divino. Y por lo tanto es un auténtico frontón porque simplemente no quieres ver dónde está el centro de mi crítica por mucho que te lo explique reiteradamente.
    Aún así voy a realizar un último intento: Yo no critico la anécdota del altar (de hecho me arrepiento de usarla como ejemplo gráfico porque distrae la atención de lo verdaderamente importante), eso lo podría haber hecho cualquiera y seguro que habrían habido un sinnúmero de voluntarios. Ni siquiera digo que hombres y mujeres tienen que ser iguales en todo porque simplemente las diferencias biológicas lo impiden. Pero sí afirmo con voz clara y rotunda que el papel de la mujer en la Iglesia es secundario respecto al hombre, y que eso no es más que una reminiscencia del pasado que se perpetúa sin sentido alguno desde un punto de vista de principios universales… que al fin y al cabo, son los que Cristo nos transmitió en el Nuevo Testamento. Así lo han entendido otras comunidades cristianas.
    Si la Iglesia, como dice Cristina, “aboga por adecuadas medidas económicas y sociales para que la mujer encuentre en el hogar y en el trabajo su plena realización”, que se aplique el remedio y ponga esas medidas.
    Para mí, Jorge, tu fe es pura ideología, mientras que lo que tú llamas mi ideología son principios universales.

  17. Apreciado Silvio,

    Gracias por dar el paso y contestar, pese a que estamos ¡tan lejos!. ¿Tiene sentido que continúe con el diálogo? ¿Crees de veras que mi fe es pura ideología? ¿No eres quizás demasiado dogmático y ese frontón que acusas en mí?

    Creo que no variaré ni un ápice tu punto de vista. Que si has entendido que mi fe es pura ideología es que no has entendido nada. Lo dejamos pues aquí.

    Un saludo y gracias por tu tiempo Silvio 🙂

  18. Por favor!!! Me retuerzo en mi mismo al leer palabras como doctrina, fe, solidaridad, amor… Por favor!!! Porque la iglesia ahora es lo que es?? Porque uno ahora es lo que es??? Por la historia que arrastramos.
    Habria que ponerlos a todos frente a un paredon por conspiradores

    Al papa al leer la homilia en la sagrada familia del comerciante que encuentra a jesus y se convierte a la fe y regala todo a los pobres… POR FAVOR!!! Se puede ser mas hipocrita y mal bicho?????? No me extraña que tenga que viajar en un mercedez benz blindado y con soldados dentro.. sabe bien lo que le puede pasar

    Los Crímenes de la Iglesia Católica

    La historia de la Santa Iglesia Católica está plagada de acontecimientos nada santísimos. conoce los horrendos crímenes y abusos que cometieron.

    – Las cruzadas:
    Las cruzadas fueron una serie de campañas militares comúnmente hechas a petición del Papado y que tuvieron lugar entre los siglos XI y XIII, contra los turcos selyúcidas y sarracenos (los musulmanes) para la reconquista de Tierra Santa.
    Fueron motivadas por los intereses expansionistas de la nobleza feudal, el control del comercio con Asia y el afán hegemónico del papado sobre las monarquías y las iglesias de Oriente .

    – La santa inquisicion:
    El término Inquisición (latín: Inquisitio Haereticae Pravitatis Sanctum Officium) hace referencia a varias instituciones dedicadas a la supresión de la herejía en el seno de la Iglesia Católica. La Inquisición medieval, de la que derivan todas las demás, fue fundada en 1184 en la zona de Languedoc (en el sur de Francia) para combatir la herejía de los cátaros o albigenses, que en 1249, se implantó también en el reino de Aragón (fue la primera Inquisición estatal) y que en la Edad Moderna, con la unión de Aragón con Castilla, fue extendida a ésta con el nombre de Inquisición española (1478 – 1821), bajo control directo de la monarquía hispánica, cuyo ámbito de acción se extendió después a América; la Inquisición portuguesa (1536 – 1821) y la Inquisición romana (1542 – 1965).
    En los inicios de la Iglesia la pena habitual por herejía era la excomunión. Cuando los emperadores romanos convierten el cristianismo en religión estatal en el siglo IV, los herejes empiezan a considerarse enemigos del Estado. En su momento San Agustín aprobó con reservas la acción del Estado contra los herejes, aunque la Iglesia en general desaprobaba en ese momento los castigos físicos.
    En el siglo XII, en respuesta al resurgimiento de la herejía de forma organizada, se produce en el sur de Francia un cambio de opinión dirigida contra la doctrina albigense, la cual no coincidía con los puntos de vista de la iglesia en relación al matrimonio y otras instituciones de la sociedad. Como reacción el papa Inocencio III organizó una cruzada contra los albigenses promulgando una legislación punitiva contra ellos. Sin embargo, los esfuerzos iniciales destinados a someter la herejía no estuvieron bien coordinados y fueron ineficaces.

    – La quema de libros:
    El Índice de libros prohibidos es una lista de textos proscritos por ser dañinos a la fe, contrarios a la moral o que podían confundir a los creyentes. Este quedó atrás poco después del Concilio Vaticano II (1962-1965), al igual que las penas de excomunión que conllevaba. Toda comunidad ha tenido libros prohibidos.De hecho, antes de que existiera el índice de libros prohibidos, los impresores estaban obligados a someter a censura lo que querían editar.

    Las listas negras
    En el pontificado del papa León X (1513-1521) se pensó en crear un listado que incluyera los textos prohibidos. Así, las primeras listas fueron el índice de Venecia (1543) y el de Lovaina (1546). Paulo IV (1555-1559) ordenó un índice a los Inquisidores y en 1571, el papa Pío V instituyó la Congregación del Índice de los Libros Prohibidos, que se integraría más tarde con varios cardenales y un prefecto. El índice incluía obras contrarias a la fe católica (no solo libros heréticos sino traducciones de la Biblia en lenguas vulgares o polémicas), de nigromancia o astrología, textos lascivos o de amores que dañan las costumbres cristianas; obras sin nombre de autor, impresor o lugar y fecha de edición, y obras que atentan contra la buena reputación del prójimo.Se publicaron alrededor de 30 índices entre 1590 y 1948, 11 de estos en el siglo XX. El índice fue eliminado por el papa Paulo VI, en 1966.
    El actual código de Derecho Canónico (Roma, 1983), le dedica el título IV del libro III a los instrumentos de comunicación social y los libros. En el canon 831 dice: “Sin causa justa y razonable, no escriban nada los fieles en periódicos, folletos o revistas que de modo manifiesto suelen atacar a la religión católica o a las buenas costumbres; los clérigos y los miembros de institutos religiosos sólo pueden hacerlo con licencia del Ordinario del lugar”.

    – El subyugamiento y denigracion de la mujer:
    La iglesia catolica desde sus inicios siempre incito a mantener reservadas las opiniones de las mujeres, estas no podian poseer dentro de la misma iglesia y aun ahora un cargo de autoridad y mantenian un perfil bajo subyugadas al mandato de los hombres , siendo cruelmente castigadas por su desobediencia.

    – El genocidio a pueblos prehispanicos en nombre de la religion:
    En los primeros años del Renacimiento el semisalvaje Continente Europeo comenzaba a descubrir mediante las traducciones al Latín, la literatura, ciencia y filosofía griega, árabe y hebrea. Por mil años los cristianos en Europa habían vivido en el oscurantismo y robándose unos a otros pero durante este periodo comenzaron a expandir sus mentes hacia las posibilidades de hacerse ricos a costa de otros pueblos.
    Mediante el Tratado de Tordesillas el Papa divide el mundo en dos y manda a los españoles y portugueses a “ganar el mundo para Cristo”. Para los Reyes Católicos como así también para la Iglesia, la evangelización era una meta de la conquista, la otra por supuesto el oro que llegaría a las arcas del rey y a los altares de las iglesias.

    – El encubrimiento de la pederastia:
    Casos de pederastia en la Iglesia Católica se refiere a una serie de escándalos relacionados con abuso sexual a menores de edad (pederastia o pedofilia) que tienen que ver directamente con sacerdotes y religiosos de la Iglesia Católica, especialmente durante la segunda mitad del siglo XX. A pesar de que tales cargos ya habían sido formulados en años anteriores, el tema ganó notoriedad durante el último lustro de la década de 1990 con denuncias formuladas por antiguas víctimas ante tribunales y medios de comunicación de Europa, Estados Unidos y América Latina especialmente y allí en donde la Iglesia ha tenido una fuerte influencia.
    De acuerdo a estudios de Philip Jenkins, profesor de Historia y Estudios Religiosos en la Universidad de Pensilvania, el 99,8% de los sacerdotes católicos nunca se han visto implicados en este tipo de comportamientos delictivos y no existe evidencia de que la pedofilia sea más común entre el clero católico, que entre los ministros protestantes, los líderes judíos, los médicos o miembros de cualquier otra institución en la que los adultos ocupen posiciones de autoridad sobre los niños.
    Sin embargo, un informe de la BBC de 2004, declara que en los Estados Unidos el 4% del clero católico de ese país ha estado implicado en prácticas sexuales con menores, en número aproximado de 4000 sacerdotes durante los últimos 50 años[3] aunque sólo entre el 5 y el 10% de las víctimas denuncia el caso, según Barbara Blaine, presidenta de la Red de sobrevivientes de abusados por sacerdotes (SNAP) de los EE.UU.
    Otras investigaciones, como la realizada en 1995 por la Universidad de Salamanca y publicada por el Ministerio de Asuntos Sociales de España, determinaro que del total de españoles que han sufrido abusos sexuales siendo menores, el 10% asegura que fue abusado por un sacerdote católico

  19. Cristina Álvarez

    En mi opinión, el debate sobre el papel que desempeña la mujer en la Iglesia tiene su origen en un desenfoque de cuál es la vocación intrínseca de Iglesia. Me parece, Silvio, que se corre el peligro de perder la perspectiva si nos olvidamos de que Iglesia es servicio (no poder). Instaurada, precisamente, por quien siendo Rey de reyes, dijo:”No he venido a ser servido, sino a servir” (Mt. 20,28).
    De ahí hacia abajo la ecuación es -o debería ser- inversamente proporcional. Es decir, cuanto más “arriba”, menos liviana la carga del servicio.
    Por otro lado, no parece de recibo que Aquél cuya Palabra es eterna decidiera el cómo transmitirla en función de ninguna circunstancia temporal histórica.
    Pibe, -dejando aparte exabruptos de tu comentario-, deduzco que te rebelas contra la injusticia. En algo podemos coincidir…
    Sin embargo, mi opinión es que la mayor injusticia es abocar al hombre a vivir de espaldas a Dios – la Verdad que lo hace libre-. Y la Iglesia, conformada por personas, con sus tropiezos y logros, aciertos y errores, respecto a los cuales con humildad ha pedido perdón; es Santa como institución, y lleva más de dos mil años de trabajo apostólico, haciendo presente el Reino de Dios.
    Y así será por los siglos de los siglos. Y esto no es mi opinión, ni la de quienes están mil veces mejor preparados que yo para sostenerlo, sino porque Él lo dijo: “Yo estaré con vosotros, todos los días hasta el fin del mundo” (Mt. 28,20).
    A quienes pretenden ignorar esto, aunque pueden y de hecho hacen mucho daño, personalmente yo les doy dos telediarios- bueno, dependiendo de la cadena tres… -.

  20. Algunos medios, como sabemos, pusieron el grito en el Cielo en el asunto de las monjas. Curiosamente, medios que critican -o insultan- al Papa y a la Iglesia a hora y deshora, son ahora los más preocupados por como se organiza esta Iglesia por dentro. No quieren saber nada del Papa ni de lo católico, pero derrochan tinta opinando y criticando todo lo que concierne a las palabras del Papa o a la ceremonia.

    En fín, voy al tajo. Frente a tanto ruido vacío de significado de progres de salón, prefiero quedarme con las palabras maravillosas de las interesadas, las monjas, confiando que los que gritan respeten la dignidad, inteligencia y libertad de estas personas:

    http://www.lavanguardia.es/ciudadanos/noticias/20101111/54068549529/las-monjas-que-limpiaron-el-altar-ante-el-papa-en-la-sagrada-familia-explican-su-vocacion.html

    un saludo!

  21. Silvio Muñoz de Gispert

    Estimado Jorge,
    En primer lugar quisiera disculparme por tardar tanto en contestar, pero a veces circunstancias laborales obligan.
    No obstante tu invitación a no proseguir con la discusión (estoy de acuerdo en que difícilmente nos pondremos de acuerdo), te agradezco el intercambio de opiniones porque nunca está de más y aunque me inscribas entre los “progres de salón” :D.

  22. ¡Silvio!, gracias a ti!

    No, lo de los progres de salón no iba por ti (mil perdones). Iba por los medios que refiero (i.e El Periódico). En tu caso, intuyo que tú si tienes un sano interés en la Iglesia y que probablemente seas cristiano.

    El intercambio de opiniones a mí me ha obligado a pensar, que no es poco, pues leemos mucho y a veces pensamos poco.

    gracias pues, Silvio 🙂

    Un saludo,

  23. Me sumo a la conclusión de Jorge sobre lo positivo de las críticas-reflexiones de Silvio. Y tomándolo como una oportunidad, quiero añadir, algo más: ¿te estás refiriendo, Silvio, a la supuesta posición de poder de la jerarquía eclesial?. ¿A esa masa de hombres, entre la cual no encontramos mujer alguna? Creo que sí…., quedó bien patente la preeminencia del género masculino en las sobrecogedoras (y maravillosas) imágenes de la SF. Pero, olvidas, querido, un pequeño detalle. Que a pesar de ello, en la Iglesia, todos somos iguales: curas, religiosos, laicos,… hombres y mujeres. Sin distinción. Sí. Aunque tú quieras negarlo. Y aunque haya veces que no parezca así. El CV II, así lo reconoció por si hubiera alguna duda. (en aquella época, admito que quizá fuere necesario dejarlo claro). Es más, aunque pueda ser opinable si una mujer pueda o no recibir la orden del sacerdocio, que te conste que yo, en tanto que mujer, no soy inferior al hombre dentro de la Iglesia de Cristo. Rotundamente. Porque la igualdad no pasa por poder ser cura, o Papa. No tener acceso a cumplir esta función específica no me hace menor ni inferior. No se trata de poder sino de servicio. Y no poder realizar ese tipo de servicio no me impide, en absoluto, servir a la Iglesia, a través de tantas otras funciones. ¿Por qué, Silvio, insistir en esta? Si quieres otro día lo abordamos desde un punto de vista más teológico, y no tan organizativo, vale?. Pero, no lo dudes, es tu mirada quien me relega.
    Lo de las monjas, pues eso, un encargo-servicio que tiene esa orden o congregación específica, y no otra. Míratelo así. Neutro de género. ¿Dónde está el problema?.

  24. Silvio Muñoz de Gispert

    Hola Montse,
    No quisiera reabrir demasiado la discusión porque no vamos a ponernos de acuerdo.
    Entiendo tu punto de vista y estoy de acuerdo en que lo importante es el espíritu de servicio pero no puedo compartirlo porque los hechos son los que valen, no sólo las buenas palabras. Además pones un buen ejemplo en la prohibición del sacerdocio femenino.
    Por cierto, el tema de las monjas entiendo que fue desacertado usarlo y más cuando se había producido tal revuelo mediático, del que te aseguro que no era consciente cuando lo mencioné.
    Eso sí, teológicamente hablando nuestros puntos de partida estarán probablemente muy alejados y las discrepancias serán mayores, así que preferiría otro foro para discutirlo.
    Y no lo dudes, no será mi mirada quien te relegue 😉

  25. Afortunadamente no dependo de ella, pero te agradezco que estes bien predispuesto ;))

Entradas recientes