Santos Inocentes y libertad religiosa

Después de 2000 años siguen las persecuciones de cristianos en múltiples países de nuestro planeta. La libertad religiosa parece ser incompatible con los laicismos agresivos y con el Islam. En este artículo podemos ver la realidad de hace unos días en Irak.

También Benedicto XVI ha hablado de la persecución de los cristianos en el mundo tal y como podéis ver en este artículo. En el siguiente vídeo vemos el caso de Sudán, país sacudido por una guerra atroz en la que los cristianos fueron masacrados.

Imagen de previsualización de YouTube

Como contrapunto, recordemos al Papa Juan Pablo II y su amor a la libertad religiosa en esta historia tan aleccionadora:

Recibe el blog de NCH en tu buzón

6 Comentarios

  1. Os recomiendo encarecidamente la lectura del libro/entrevista a Benedicto XVI, Luz del mundo.

  2. Efectivamente, Nuria, qué incompatible es todo esto con el hecho de que todos los caminos espirituales conducen a la misma cima y todos tienen como base el amor a todos los que nos rodean.

  3. La labor social de la iglesia en el mundo es impresionante. Es arriesgada y valiente . Tiene en muchos lugares una labor de ayuda cultural y sanitaria, al tiempo de denucia social.Y no olvidemos su presencia en las sociedades avanzadas , con labores como las de Caritas que son apoyo de los institucionalmente ” invisibles”.Es una lucha para que la libertad no sea un lujo y llegue a todos porporcionando educacion, sanidad y alimento.
    Es una autentica pena que no se publicite en los medios . Sera que son principios revolucionarios que pararian ciertas “tuneladoras”con consumibles de usar y tirar, claro .

  4. Desafortunadamente creo que la base de ese laicismo hostil o incluso una falta de ciertos valores por parte de los líderes anticatolicos, surgen del miedo a que: con nuestras acciones hacía el projimo, haciendo el bien y amando a los demás, demuestren las bondades de nuestras virtudes y pudieramos evangelizarles.

    De ese miedo a lo “no controlable por ellos”, que puedan ponerse “en tela de juicio” sus actos ante una falta de ética capaz de hacerles perder el “cargo”, de no ser ellos los “decisores al 100% de sus acciones” e incluso, discernir sobre lo que está o no está de “moda” en el mundo que nos rodea, son las excusas que utilizan circulos de opinión que, como indicaba al inicio de este comentario, desafortunadamente no ha tenido la suerte de recibir la gracia de la fe en Cristo.

    Aprovecho la ocasión para desearos una Muy Feliz Entrada en el Nuevo Año 2011….

    A huge hug back!

  5. Luis Angel Abad Muñiz

    Dos relatos bien diferentes. El ppt de JPII es conmovedor. Además, le tengo especial cariño a JPII, ya que fue siempre para mí una gran inspiración a la hora de caminar.
    Frente al otro relato, poco más que decir, ya que es bastante evidente.
    Aunque conociendo a Nuria, que gracias a Dios no da puntada sin hilo…, veo una gran conexión entre un relato y otro, al menos es mi visión. Esa conexión la veo en el Amor como único camino que nos llevará a la Verdad, fin en el que todos nos encontramos. Y bien merece la pena seguir luchando por esa búsqueda, pese a las persecuciones, injusticias, etc. Es difícil y doloroso, claro, pero para eso nos ha enviado Dios, de ahí nuestro deber, como el sacerdote que aparece en el vídeo, de estar junto a los más desfavorecidos. Nosotros nos encontramos a muchos de éstos en nuestro trabajo y amistades.
    Dios es amor…, por eso, quien no tiene amor, aunque se ampare bajo una supuesta religión, no conoce a Dios. Por ello es importante que muchos otros conozcan Su Rostro.

  6. Josep Gendrau i Valls

    LA LIBERTAD RELIGIOSA, CAMINO PARA LA PAZ
    Comento con las palabras del Papa en su Mensaje para el Primero de Año Jornada mundial por la Paz.

    1. Al comienzo de un nuevo año deseo hacer llegar a todos mi felicitación; es un deseo de serenidad y de prosperidad, pero sobre todo de paz. El año que termina también ha estado marcado lamentablemente por persecuciones, discriminaciones, por terribles actos de violencia y de intolerancia religiosa.

    Pienso de modo particular en la querida tierra de Iraq, que en su camino hacia la deseada estabilidad y reconciliación sigue siendo escenario de violencias y atentados. Vienen a la memoria los recientes sufrimientos de la comunidad cristiana, y de modo especial el vil ataque contra la catedral sirio-católica Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, de Bagdad, en la que el 31 de octubre pasado fueron asesinados dos sacerdotes y más de cincuenta fieles, mientras estaban reunidos para la celebración de la Santa Misa. En los días siguientes se han sucedido otros ataques, también a casas privadas, provocando miedo en la comunidad cristiana y el deseo en muchos de sus miembros de emigrar para encontrar mejores condiciones de vida. Deseo manifestarles mi cercanía, así como la de toda la Iglesia, y que se ha expresado de una manera concreta en la reciente Asamblea Especial para Medio Oriente del Sínodo de los Obispos. Ésta ha dirigido una palabra de aliento a las comunidades católicas en Iraq y en Medio Oriente para vivir la comunión y seguir dando en aquellas tierras un testimonio valiente de fe.

    Agradezco vivamente a los Gobiernos que se esfuerzan por aliviar los sufrimientos de estos hermanos en humanidad, e invito a los Católicos a rezar por sus hermanos en la fe, que sufren violencias e intolerancias, y a ser solidarios con ellos. En este contexto, siento muy viva la necesidad de compartir con vosotros algunas reflexiones sobre la libertad religiosa, camino para la paz. En efecto, se puede constatar con dolor que en algunas regiones del mundo la profesión y expresión de la propia religión comporta un riesgo para la vida y la libertad personal. En otras regiones, se dan formas más silenciosas y sofisticadas de prejuicio y de oposición hacia los creyentes y los símbolos religiosos. Los cristianos son actualmente el grupo religioso que sufre el mayor número de persecuciones a causa de su fe. Muchos sufren cada día ofensas y viven frecuentemente con miedo por su búsqueda de la verdad, su fe en Jesucristo y por su sincero llamamiento a que se reconozca la libertad religiosa. Todo esto no se puede aceptar, porque constituye una ofensa a Dios y a la dignidad humana; además es una amenaza a la seguridad y a la paz, e impide la realización de un auténtico desarrollo humano integral.

    Núria y familia FELIZ AÑO NUEVO, LLENO DE LAS BENDICIONES DEL SEÑOR. QUE EL SEÑOR NOS BENDIGA Y NOS GUARDE. Una abrazo a todos. Josep

Entradas recientes