Suicidios laborales chinos

Vuelvo a Barcelona con el AVE  y pregunto al taxista qué tal va el día. Me responde que fenomenal. Me sorprende la respuesta y pienso que debe de haber alguna Feria en Barcelona que anime la situación…, pero no es así. Me explica que él también es feliz simplemente tomando el sol. Su actitud positiva me hace pensar en tantas personas para las que la vida no tiene más sentido que por los éxitos profesionales. Su comentario sobre que “los chinos van a ser los que van a invadir España porque son muy trabajadores”, me viene a la cabeza este artículo de mi colega José Ramón Pin que hoy comparto con vosotros.

Recibe el blog de NCH en tu buzón

7 Comentarios

  1. Fantástico el artículo del Profesor! Digno de compartir. El taxista anda muy acertado….tan o en relación a los chinos como a lo relativo a la felicidad. 😉

  2. No puedo mandar comentario por no encontrar el articulo del profesor.

  3. Querida Nuria y amigos
    Como siempre José Ramón muy acertado con su artículo!
    En una de las clases de Ética Empresarial mis alumnos mostraron el vídeo “Suicidios en la fábrica del iPad” grabado desde un noticiario de la televisión española.
    Todos nos quedamos muy impresionados con el alto costo humano que tienen los iPad para los trabajadores chinos .
    Este es el Link:
    http://www.youtube.com/watch?v=V6sX96sNzJo&feature=related
    Para preocuparse!
    Un abrazo
    Verónica De Lucca

  4. Josep Gendrau i Valls

    Interesante y real el articulo del profesor. Pero…la lección del taxista es fenomenal….. Ya lo decía mi santa madre cada mañana al despertarse: “Gràcies. Senyor, perquè em deixeu veure un nou dia” Disfrutar cada dia del sol, o la lluvia, o de la niebla o el viento…del tiempo que hace, aceptarlo ya es disfrutarlo y alarga la vida, da paz y serenidad interior y externa. Feliz fin de semana lleno de sol y de la gracias del Señor que nos lo da. Un fuerte abrazo. Josep

  5. ricardo santiago

    [para Mercedes, coloque el puntero del ratón en medio de las palabras “este artículo” y clique el botón izquierdo, se le abrirà una ventana con el pdf.]

    me ha gustado el artículo y la reflexión del taxista, pero me “chirría” un poco ese enfoque.
    què madurez hay que tener para ser feliz con un día de sol? pues mucha…mucho entente y mucha fuerza interior y porqué no decirlo un potente chubasquero que te proteja de la lluvia monzónica consumista que tenemos permanentemente instalada.

    está bien, muy bien lo del taxista, pero cuesta mucho, muchísimo.
    nos cuesta vivir con nuestros valores porque siempre acaba siendo más fácil dejarnos ir y abandonarnos a la vorágine del “todo el mundo lo hace”, sin pensar que ni es todo el mundo ni es lo que queremos.

    no sé cómo se crece y se madura, pero es necesario hacerlo, y a china le puede pasar lo mismo que a nosotros, que pasamos de una época durísima desde mediados del siglo pasado, para ir mejorando y ganando calidad de vida y perdiendo, como si fueran calcetines en cada colada, calidad de valores.

    convertimos a nuestros hijos en licenciados para que tuvieran una vida mejor, pero no les hicimos trabajar a los 16 (tampoco hay que ser exclavistas pensábamos los que a los 13 ya estábamos defendiendo un sueldo), ni a los 22, porque mientras estudien ya es suficiente…ni en ese trabajo de aprendiz, becario, pasante…llámenle X, porque nuestros hijos tenían carrera e iban a llegar lejos….de momento estudia y vive.
    y cuesta mucho educar en el esfuerzo cuando el entorno no te lo pide, igual que cuesta mucho pagar más por una pelota que por otra echa en XXX cosida por mano de obra infantil…cuesta hasta que la realidad nos golpea en la cara y nos averguenza un poco por habernos “dejado ir”.

    un abrazo, hace un día (en barcelona) precioso.

  6. En efecto, ha sido un precioso día soleado en Barcelona. Ahora, – como pienso que muy sabiamente dirían tanto el taxista como Josep-, a disfrutar de la luna y las estrellas!!.
    Por otro lado, qué interesante el artículo. Muchas gracias por compartirlo, Nuria.
    Sí, también yo creo que sucesos como los que refiere el Prof. José Ramón Pin conducen a afirmar que la sociedad china está despertándose. Así que pienso que, por lo mucho que hay en juego, es crucial que intereses económicos no resten voz a la que debería ser unánime reivindicación internacional; esto es, la democratización y el respeto de los derechos humanos en la nación que aspira a convertirse, -y parece que va camino de serlo-, en la primera potencia económica mundial.
    Asimismo, se refiere el Profesor en su artículo a la gran importancia que tienen los lideres en estos ‘despertares’; señala, en este caso, a Liu Xiaobo. También en mi opinión son muchos sus méritos. Y tras la lectura del ejemplar y bellísimo discurso,”No tengo enemigos, ni odio”,-no encuentro el link-, que escribió y pronunció ante el Tribunal que lo sentenció a prisión, personalmente apuesto esperanzadamente a que, sí, puede serlo!.

  7. Cristina Álvarez

    Precisamente ayer salió publicada en prensa ( http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=685926 )
    la noticia de que los familiares de Liu Xiaobo han denunciado que las autoridades chinas les impiden de forma ilegal visitarlo desde hace cuatro meses; cuando el pasado 10 de Octubre su esposa, Liu Xia, – quien, asimismo, se encuentra bajo un estricto arresto domiciliario e incomunicada- pudo visitarlo brevemente para comunicarle que había sido galardonado con el Premio Nobel de la Paz.
    Decía Liu Xiaobo en su magnífico discurso -en mi opinión pasará a la historia-: “China al final será una nación regida por la ley, donde los derechos humanos reinen de forma
    suprema”. http://www.phagmadrolma.org/index.php/post-it/3-articulos/10-liu-xiaobo-no-tengo-enemigos
    Visto lo visto, cabe denunciar, con pesar, que queda un largo camino por andar… Qué esclarecedor el artículo del Prof. José Ramón Pin. Muchas gracias por compartirlo, Nuria. A propósito del tema, también me pareció muy interesante esta entrevista a Brahma Chellaney- analista internacional experto en países emergentes- publicada hace unos días: http://www.lavanguardia.es/lacontra/20110131/54108728968/los-indios-queremos-ser-europeos.html
    En fin, ciertamente, el sol nace en Oriente. Ojalá llegue pronto el día en que esta realidad astronómica pueda afirmarse también -y metafóricamente hablando- en el plano del respeto a los derechos humanos en China. Por el bien de todos, que así sea.

Entradas recientes