Custodia compartida en la casa familiar

Mañana se celebra en los centros comerciales el Día del Padre y el 1 de mayo el Día de la Madre. Ante las cada vez más frecuentes separaciones y divorcios, parece interesante tener en cuenta a los niños y su estabilidad hogareña. Por eso, me parece encomiable la sentencia que el Juez Campo tuvo a bien dictar hace ya unos meses en Gijón, según la cual los niños permanecen en el hogar familiar y los padres se van turnando semana sí y semana no.

El magistrado del juzgado de primera instancia número 8 de Gijón, Ángel Luis Campo, acaba de dictar una auto pionero en Asturias en relación con la custodia compartida de los hijos de un matrimonio separado. Los dos hijos de una pareja de funcionarios gijoneses, de 4 y 6 años de edad, serán a partir de ahora los «propietarios» de la vivienda familiar y sus padres harán uso de ese domicilio en periodos alternos de seis días…. [Leer el artículo completo]

También es bueno recordar que “las modelos no existen”, porque son “modeladas”. Aquí tenéis un breve vídeo de una “transformación”…

Imagen de previsualización de YouTube

Recibe el blog de NCH en tu buzón

7 Comentarios

  1. Custodia compartida y conciliaciób de vida personal y laboral van de la mano. Por eso me sorprende la resistencia que desde algunas posiciones existe para que se extienda de manera más armónica en nuestra sociedad. En muchos países y numerosos estados norteamericanos se parte de la custodia compartida en los procesos de separación.

  2. Algunas experiencias que conozco en Francia, indican que los niños aprecian que son el centro del mundo pues, realmente, las personas giran a su alrededor. Hay especialistas en asistencia familiar que lo desaconsejan. ¿Donde estará la solución?

  3. cristina moreno

    En un altísimo porcentaje de casos, los hijos y la madre permanecen juntos en la casa familiar, y es el padre el que busca nueva vivienda donde, cuando le toca/quiere/puede acoge a sus hijos temporalmente.
    La situación en la que unos padres no viven juntos y con los hijos ya es anómala de por sí. No pretendamos buscar entonces tintes de “normalidad”.
    Los hijos deben vivir de la manera más estable posible, y que tengan dos casas (dos habitaciones!, cuando su habitación es su mundo…¿cómo van a tener dos mundos?), me parece un disparate. Las madres nos ocupamos de los hijos, y los padres deben aceptar la desventaja monumental de la opción de separase: todos sufren y los hijos deben ser lo primero.
    Por la naturaleza diferente de hombre y mujer en cuanto que madre y padre, ambos deben aceptar la verdad: los hijos se quedan con las madres, porque ellas dejan de trabajar para ofrecer un hogar a sus hijos. Ellos quisieran hacer lo mismo, pero un hijo no puede tener dos hogares, como no puede tener dos familias. Que aquellos que quieran separarse carguen con las consecuencias.
    La sentencia asturiana no me parece bien, porque rompe la necesaria rutina cada 7 días. Pero sobre todo, porque creo firmemente que uno de los cónyuges (generalmente la madre) debe permanecer de manera estable en el hogar con los hijos, y el otro es el que visita o acoge temporalmente. Porque nuestros actos tienen consecuencias.

  4. Ricardo Santiago

    Somos iguales.
    Padres, madres……no es un tema genético, es un tema humano….
    Un matrimonio roto es ‘algo’ roto….y nada más….porque tengo q pagar yo la factura ?
    Porque soy hombre???
    Lo siento pero no…quiero a mis hijos y no quiero ser sólo un cheque mensual y una visita quincenal…
    quiero ser padre PRESENTE
    No sé cómo se hace, pero estoy seguro q no es sólo a mi costa

    No es un tema de mejillas, pongo lanotra, pero soy pobre, sólo tengo dos no mil…….
    Un abrazo
    Rs.

  5. No se puede generalizar, así que esta medida me parece que no es la idónea para muchos casos, ya que d el coste de pasar de una vivienda a tres ( hijos, padre, madre) determinará en muchos casos su no aplicación. Si no fuera por eso, es sin duda lo mejor para los menores en la dura situación de una separación.

  6. Esta mañana he visto una manifestación frente a la sede del PSOE de padres pidiendo la custodia compartida.
    Ojala se cumpliera más a menudo, porque por lo que se no se muy habitual. Hay que ver en Madrid todavía muchos padres recogiendo a sus hijos los viernes, mientras el resto de días no va ninguno. Señal de que sólo lso ven los fienes de semana

  7. Cristina Álvarez

    Complejo tema, Nuria. Precisamente, esta mañana he coincidido con una amiga que profesionalmente vive muy de cerca esta problemática y me ha “documentado”.
    En mi opinión, y admitido que toda generalización entraña el riesgo de equivocarse, la custodia compartida es ‘ab initio’ una buena opción – o la menos mala- ; siempre, eso sí, que la relación entre los padres sea lo suficientemente fluida para que eso no suponga un mayor desiquilibrio emocional para los hijos. De hecho, tal y como dice José Luis, es la línea que se sigue en otros países y los estudios al respecto parecen avalar esta propuesta. En Cataluña, desde el pasado 1 de Enero, la custodia compartida se aplica preferentemente, aunque no por defecto. Aparte de las ventajas más evidentes- ahondar en la relación paterno/filial; evitar los casos lamentables del llamado “síndrome de alienación parental”…-, encierra otras como la de facilitar la relación de los hijos con la familia paterna extensa (abuelos, tíos…).
    Sin embargo, me comentaban el riesgo de que incluso pueda recurrirse a esta fórmula para evadir el deber del pago de pensiones alimenticias… No sé, creo que el enfoque debe ser atender al caso en concreto – tengo una amiga que está atravesando un doloroso proceso de separación/abandono y no quiere ni oír hablar de una custodia compartida- (en casos como éste comparto la opinión de Cristina Moreno).
    En definitiva, pienso que debe prevalecer el interés de los hijos y no mezclar otras cuestiones “aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid”…
    Ah!, respecto a la especificidad que acuerda el Auto de que la custodia compartida sea en la casa familiar, creo que una vez más habrá que atender al caso concreto. De entrada bien, de salida… ni se sabe…

Entradas recientes