Dotes y talento

He aquí un ejemplo de cómo niños muy pequeños han desarrollado un talento específico por encima de la media. Detrás de cualquier proyecto de superación se van desarrollando múltiples competencias (las clásicas virtudes): tesón, autocontrol, trabajo en equipo gestión del estrés, gestión del tiempo, inteligencia emocional…

El potencial que tenemos no podemos conocerlo hasta que no nos ponemos a trabajarlo. Estos niños han empezado prontito, pero la esperanza de vida es cada vez más larga, así que, si queremos, ¡aún estamos a tiempo! ¡Disfrutad de los dos vídeos!

Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube

Recibe el blog de NCH en tu buzón

11 Comentarios

  1. Sintonía, coordinación, disfrute, arte, alegría. ¡Cuánto talento!.
    Un magnífico ejemplo sobre el trabajo en equipo.

    La niña toca el piano de forma excepcional.

    Precioso.

  2. javier ruiz moreno

    Nuria,

    Creo yo también que en la mayoría de las empresas hay más capital humano oculto que conocido; oculto incluso para los propios propietarios de ese talento e ignorado también por quienes podrían indagar en descubrirlo, o los directivos.

    ¡Que gracia tiene la pianista y con que seguridad toca…!

    un saludo cordial

    javier ruiz moreno

  3. asi es como hay que educar alos niños desde pequeños con herramientas que desarrollen su creatividad.

  4. Realmente fantastico, increible.. seguro que no han tenido adultos mutilantes de sus potencialidades… gracias por este regalo

  5. Creo que se salen de lo normal,. En nuestra sociedad occidental, estamos más porque sean niños y jueguen todo el tiempo, y quizás un poco de desarrollar estas capacidades también les iria bien a nuestras jóvenes generaciones, para que no lleguen a ser otra ni-ni. Faltan maestros y cultura.

  6. Son increibles, pero si las guitarras son mas grandes que ellos! Que dominio y lo mas importante los niños estaban sentiendo la musica de verdad, disfrutaban de verdad y lo hacian con tanta ilusión! Es lo que nos falta a la mayoria: sentir, disfrutar y tener ilusión por el trabajo que hacemos! muy buen post Nuria! Muchas gracias!

  7. Buenos días Nuria allá por donde estés en estos momentos.
    Yo siempre he creído en el talento oculto de las personas. Lo que es cierto es que este talento no aparece de la nada. No es el trebol de cuatro hojas que te encuentras un día paseando por el campo. Es el fruto de muchísimo esfuerzo, mucha constancia y mucha dedicación y una resistencia a la frustración casi sin límites.
    Yo estuve estudiando durante muchos años piano. Estaba claro que Dios no me llamó para caminar por esas sendas, pero recuerdo la cantidad de tiempo que debía pasar haciendo escalas y después haciendo acordes, por último cogía la lección y a veces te salían dos líneas seguidas a la primera pero de repente llegabas a un punto que te costaba horas el poder hacer medianamente bien.
    Creo que ese sentimiento de esfuerzo y tesón para conseguir éxitos se ha perdido en las generaciones que me siguen y aquellas que están comenzando sus estudios universitarios a quienes les hemos transmitido que no pueden frustrarse bajo ningún concepto. Cuando la vida nos enseña una y otra vez que solo se avanza quemándonos como el ave fenix para salir renovados de nuestras propias cenizas.
    Hoy te llegan a la empresa con un título universitario bajo el brazo y sus condiciones salariales, horarios y vacaciones para comenzar a negociar. Nunca han trabajado y vienen con las ideas muy claras de qué es lo que no quieren hacer, pero sin ningún tipo de compromiso de qué es lo que van a aportar. Esto está advocado al fracaso más absoluto y en estos casos donde el esfuerzo que uno está dispuesto a dar es mínimo tirando a nulo…. ¿quien puede desarrollar talento?.
    Como decía Mourigho, “yo soy entrenador, no Harry Potter”

  8. Cristina Álvarez

    Cuánto talento en esas manitas… Y además, importante, -no como esos tristes casos de niños prodigio “destronados”…-, transmiten que el esfuerzo que implica ese proyecto de superación va a la par de lo mucho que disfrutan y nos hacen disfrutar. Pedazo de artistas!. Gracias, Nuria.

  9. alucinante, la niña que toca el piano hace los gestos de un adulto. seguramente su edad emocional es de muchos mas años que los que tiene. esperemos que eso sea bueno, yo no lo sé.

  10. Hola Nuria,

    Dónde podría encontrar tu libro:

    La Rotación de Directivos: ¿Comprometidos o involucrados?

    Lo he buscado en un par de librerías y nada.

    Gracias.

  11. Pido a mi secretaria que te envíe un ejemplar.
    Un abrazo,
    Nuria

Entradas recientes