¿Algo que declarar?

Imagen de previsualización de YouTubeDesde Santiago de Chile, donde he venido a impartir la continuidad sobre gestión del tiempo para los Alumni del IESE, a trabajar con varias empresas en su RFC (Responsabilidad Familiar Corporativa) y a celebrar la acreditación IFREI del Grupo Security, os envío este vídeo (de la película “Paris je t’aime” de Isabel Coixet) que me llega a través del post de Sara Pérez-Tomé: “La Infidelidad es evitable y reparable, pero no juegues con ella: ¿nada que declarar o algo que declarar?”

.

Recibe el blog de NCH en tu buzón

6 Comentarios

  1. Roberto Marugán Giró

    Mi querida amiga: Grácias por tu vídeo, que hace meditar mucho sobre las actitudes de la vida. Sé que siempre estás muy ocupada, pero me encantaría poderte invitar a compartir manteles o tener un encuentro de unas 2 horas, a tu mejor conveniencia, para pedir tu sabio consejo, ante una situación mucho más complicada y en la que no hay infidelidades. Felicidades de nuevo, por tu trabajo y por ser como eres. Tu amigo, Roberto Marugán.

  2. rosa Montenegro

    Lo uso siempre que tengo que tratar en mis clase el amor conyugal con sus retos. Gracias

  3. Marta Gómez Menéndez

    Hola querida Nuria,
    Un corto excelente…solo me pregunto por qué un hombre o una mujer que comenten infidelidades se plantean no abandonar a su cónyuge ante una situación límite.
    Deberían existir otras causas que hagan reflexionar a la gente. Es bueno el planteamiento de Isabel Coixet, pero hay ir que varios pasos mas allá cuando llevas casado años.
    Muchas gracias por hacernos pensar, como siempre. Abrazo fuerte !!

  4. Pienso que el amor debe expresarse diariamente, alimentarse, vivirlo y no esperar a que se llegue a una situación terminal para demostrarlo. Si lo haces diariamente, si se lo dices a tu esposa, a tu esposo que lo amas jamás llegas a ser infiel.
    Precioso vídeo, muy ilustrativo para las nuevas generaciones. Gracias por compartirlo.

  5. Estimada Nuria:
    Tuve la fortuna de escuchar tu charla de RFC en Santiago de Chile. Lo que planteaste me hace mucho sentido, a nivel de sociedad debemos hacernos cargo, la familia es el activo mas importante que todos tenemos. Yo amo a mis hijos y disfruto mucho mi trabajo pero siempre vivo sobre cargada, la imagen de tu presentación de la mujer en casa y su marido viendo TV, me hizo reír porque me sentí 100 % identificada. Soy madre de dos hijos y he tratado de flexibilizar mi horario por ello, pero con las consecuencias que tu expusiste. Creo que nos falta empatía y voluntad para querer cambiar. Me alegro que se este abordando el tema en tus ponencias.
    Un abrazo desde Chile y muchas felicitaciones por tu BLOG

  6. ricardo santiago

    nadie nos enseñó a amar…lo aprendimos de mil películas, a cual peor, a cual más falsa….

    los jóvenes son adultos para disfrutar del sexo, pero bebés para preparar una tortilla, tender la ropa o trabajar en verano repartiendo propaganda…no, eso no, eso sería exclavismo…

    hay que enseñar que el amor es vida y que como tal a veces enferma y duele, a veces engorda y parece que te ahogas al andar o se adelgaza y la osamenta se hace presente mostrando dureza….

    la infidelidad es un juego…absurdo y vacío, quién quiere irse a comer fuera si tienes a ferràn adrià en casa???
    pues ese ferràn adrià empezó fregando platos… no queramos vivir el hoy sino lo hemos sembrado ayer…

    ala, a sembrar 😉

Entradas recientes