…Y tú, ¿Te quemas la mano?

Al igual que ha empezado a florecer la primavera y la naturaleza renace, en el horizonte económico de España empiezan a aparecer algunos datos que pueden animar al optimismo y revitalizar nuestra esperanza. Con realismo vemos que las dificultades existen, pero con la esperanza nos damos cuenta de que si bien hemos sido parte del problema, también podemos ser parte de la solución. Nuestra actitud es absolutamente vital para avanzar! Y hay que quemarse la mano…

Os ánimo a leer el post “Hay que quemarse la mano” (ver link) de mi colega y amigo Leopoldo Abadía que, parafraseando a Machado, con su certero criterio, inigualable pedagogía y sentido común, nos facilita una visión de España realista y al mismo tiempo esperanzada,… porque seguirá habiendo fuego… si todos nos ponemos las pilas!!

Ahora que se intenta vender más la marca España desde Asia a América sin olvidar Europa, no sólo hay que ser competente y tener fortalezas, sino también hacerlas visibles. Aquí tenemos un ejemplo de saber venderse y robar sonrisas en tiempos convulsos.

Imagen de previsualización de YouTube

Recibe el blog de NCH en tu buzón

4 Comentarios

  1. Roberto Marugán Giró

    Agradezco el enlace a las declaraciones del genial “maño” Leopoldo, con el que coincido en casi todo y en particular en su sentido común y la gracia en explicar lo más difícil de exponer.

    Evidentemente hay luz (o fuego) al final del tunel, pero la distancia a recorrer y el costo a pagar para llegar a la luminosidad, no están claramente cuantificados y esto puede oscilar mucho en relación a también muchas circunstancias, de las que unas están en nuestras manos y otras dependen de terceros y hasta de la Providencia.

    Sobre el tema del Gasto Farmacéutico y al haber asesorado, entre 1984 y 1985 a un importante Laboratorio en un país del llamado Tercer Mundo, viví la forma de reducir al mínimo dicho Gasto, de una manera que si allí era factible y en aquellas fechas, creo que también lo puede ser en España. Mucho temo que si lo expusiera me ganaría la enemistad de Laboratorios, Farmacéuticos, Mayoristas e incluso la propia Administración. Estoy a tu disposición para explicártelo privadamente.

    Para finalizar, hago una pregunta ¿Cuantas farmacias has visto cerrar a lo largo de tu vida? Y mira que se quejan constantemente.

    Cordialmente, RMG

  2. Josep Gendrau i Valls

    Molt bo. Siguem coherents i vendrem la imatge bona que volem: Acolliment, simpatia i amistat, Una joiosa abraçada i cuida’t molt. Josep

  3. Está claro que a esta situación que estamos viviendo en España hay que darle la vuelta. Hay que quemarse la mano. Merece la pena.

  4. Javier Alcaide

    Está bien lo de la esperanza, y el afán de los millones de hormiguitas que cada día intentamos hacerlo lo mejor que podemos, a pesar de los pesares ( y de los gobernantes y políticos que difícilmente podrían hacerlo peor)

    Muy bueno, como de costumbre, el artículo de Leopoldo Abadía, pero no entiendo su optimismo final. Cuando pasen los tres años y medio que faltan para llegar a la meta del déficit del 3% tendremos un PIB que con mucha suerte será muy parecido al actual, entre medio millón y un millón y medio más de parados, los sueldos en euros corrientes serán, para los muy afortunados, los mismos que perciben hoy, las pensiones iguales, también en terminos corrientes, para los actuales pensionistas y menores de lo que habrían sido sin la reforma que nos espera para los nuevos. Los impuestos serán iguales o más elevados, las prestaciones sociales menores y los precios habrán subido entre un 5 y un 10%.

    Sólo los políticos y sindicalistas que viven de ello seguirán teniendo las mismas prebendas, el mismo poder y el mismo bienestar que ahora, por lo que estarán contentos y comentarán, en petit comite, que no entienden las quejas de los ciudadanos ya que se vive como nunca antes se había vivido.

    Por suerte para todos, seguirá habiendo unos cuantos millones de hormiguitas que seguirán, seguiremos, haciéndolo lo mejor posible día a día, de forma que si alguien remueve las cenizas se quemará la mano porque todavía habrá rescoldos.

Entradas recientes