Mujeres, sí. Madres, ¿no?

La semana pasada estuve en la 17 WIN Global Conference (Women International Networking) que este año tuvo lugar en Berlín. Allí recibí el “Women Inspiring Women Worldwide” Award 2014, que se otorga a mujeres que representen los tres valores de WIN (globalidad, femeninidad y autenticidad) por el apoyo y promoción del liderazgo de mujeres en la empresa y en la sociedad. Las otras nominadas fueron Karen Tse, CEO y fundadora de International Bridges to Justice y Anita Pratap, Periodista,  directora de cine y escritora de best-sellers y galardonada por la CNN.
La conferencia tuvo ponentes muy interesantes. En la mesa redonda que tuve el placer de moderar, estaba Ian Hudson, Presidente de EMEA Dupont, Angelika Gifford, Vicepresidente de HP, Nia Joynson Romanzina, Directora Global de Diversidad & Inclusión de Swiss Re, Stefan Doboczky, miembro del Consejo de Administración de Royal DSM, y Avivah Wittenberg-Cox, CEO de 20-first y autora del best-seller: “Why women mean business”.

3837b0fa7061e81844eefaf37243667e

Con las otras nominadas: Anita Pratap y Karen Tse, y la fundadora de WIN, Kristin Engvig.

Ian comentó que en una empresa como Dupont con 200 años de antigüedad y en 90 países, se ha visto como la ciencia ha ido ayudando a resolver los problemas del mundo. En cuanto a la participación de las mujeres, comentó que es importante liderar el cambio, tener una cultura inclusiva y medir los avances para evolucionar. Acabó su exposición con un consejo: Cada mañana tenemos que levantarnos acordándonos de usar mucho SOAP (jabón en inglés), acrónimo de “Stamina, Optimismo, Autenticidad y Persistencia”.
Angelika consideró que la tecnología es el “key driver”, la llave, para la economía global, y también para el avance de la mujer, la prueba es que actualmente nos pasamos 6 y horas y media al día delante de las pantallas. Aun así no debemos perder de vista que los clientes y consumidores quieren dialogar personalmente, hay que hacer cada vez más “mass customization” es decir, personalizar los productos y, para el teletrabajo, hay que poner personas con las competencias adecuadas. Comentó también la importancia de gestionar las diferentes generaciones en el trabajo: la generación del 45 (veteranos), de los 60 (babyboomers) de los 80 (generación X) de los 2000 (generación Y) y los “nexters” que van a venir a partir de 2020.
Nia subrayó la importancia de construir confianza entre los miembros de la organización, aunque sea difícil de medir. Consideró que hay una gran diversidad visible e invisible, en la fuerza laboral, y que debemos construir una cultura inclusiva. Recordó que inclusión empieza por “I” (yo en inglés).
Stefan comentó que su empresa tiene 100 años de antigüedad y 24.000 empleados, y que para cambiar los paradigmas y creencias hay que experimentar. Para el avance de la mujer en la empresa, hay que ir más allá de los Consejos de Administración. La colaboración entre el sector privado, ONGs y políticos es la clave. Hay que recibir y escuchar a todos los “stakeholders”.

Precisamente estando en Berlín me enteré del revuelo mediático causado por las declaraciones de la Presidenta del Círculo de Empresarios Mónica de Oriol, ante empresarios latinoamericanos en el CEAL, sobre la carga para las empresas españolas de contratar mujeres en edad fértil. La ley actual española permite reducir la jornada a padres y madres durante los 12 primeros años de vida de su hijo. Lo más relevante es que obliga al empresario a no despedir al trabajador o trabajadora durante esos años, una vez pedida la reducción de jornada. El despido en ese caso sería nulo.mother-and-daughter-work-team

Este blindaje hecho para proteger de los despidos a los trabajadores con personas dependientes, tiene un efecto boomerang perverso, ya que estadísticamente son madres las que se acogen a estos privilegios legales (34% de mujeres frente a 0,1% de hombres) y esto hace que los empresarios prefieran contratar sólo a hombres o mujeres ya fuera de la edad fértil. Aquí tenéis el artículo que escribimos con Esther Jiménez en Expansión sobre el tema, así como la intervención de la presidenta del Círculo de Empresarios que tanta polvareda ha levantado.

Imagen de previsualización de YouTube

 

Recibe el blog de NCH en tu buzón

18 Comentarios

  1. Beeatriz Briceño Picón

    Desde luego que la Sra. Oriol ha levantado una polvareda. Hasta analfabeta la han llamado. No he estudiado a fondo el problema español hoy y ahora. Viví allí hace más de treinta años y trabajé lo que pude por salvar a hombres y mujeres de tantos prejuicios en relación a la familia y el trabajo remunerado. Mientra el dinero y la productividad sean la meta del quehacer y no la dignidad de las personas y su desarrollo libre en el servicio, seguiremos en un blá, blá, blá que nunca será diálogo. Gracias Nuria por tu artículo y por el enlace y gracias por estar pendiente . Leeré todo con más calma, pero me voy de viaje por varios días y no quería dejar pasar tiempo sin estar allí. Un abrazo, Bea

  2. Beeatriz Briceño Picón

    Y perdona Nuria porque no me congratulé contigo por el premio. No te digo más nada porque tu sabes como pienso. Un abrazo fuerte y avanti, Bea

  3. MARIA JOSE VOLTES

    Muchas felicidades Nuria por el premio, ante todo.
    Yo ya sabes qué pienso de este asunto, y mientras no se aborde el problema de raíz, es muy difícil de solucionar. La realidad es que un niño es cosa de dos, pero la situación laboral del padre y la madre y sus obligaciones y derechos son radicalmente diferentes. También los costes para la empresa, donde trabaja el padre y donde trabaja la madre, son diferentes. Es la empresa donde trabaja la madre la que soporta los costes de Seguridad social y los sustitución, etc, mientras hay una situación de maternidad o cualquier eventualidad durante el embarazo, crianza o educación de un pequeño. Es normal que exista entonces esa reticencia que a todos nos parece “irracional”, pero que nadie quiere asumir.
    Así, que si el niño es de dos, que tanto la empresa donde trabaja el padre, como la de donde trabaja la madre aborden conjuntamente dicha situación y soporten los costes a medias.
    ¿No sería lo justo? ¿A ver quien se atreve? Mientras tanto las mujeres nos seguiremos embarazando “solas” y nos “alucinarán” este tipo de comentarios…

  4. Felicitaciones Nuria por ese premio muy merecido y, desde luego, te animo a seguir liderando esta batalla. Eres una mujer WIN WIN

  5. Estimada Nuria,

    Llego a tu blog por recomendación de un familiar. Enhorabuena por el premio, hacen falta mujeres en todas partes, también entre los laureados. Mi punto de vista lo foco en la situación de las que por diversas circunstancias tenemos que trabajar sí o sí y además tenemos hijos. No estamos en situación de pedir una jornada reducida porque necesitamos hasta el ultimo euro de un salario. Me refiero a esas mujeres que no es que no tengan apoyo en casa, es que directamente no tienen a nadie. Somos parte de una realidad, la de la sociedad mono parental femenina, que lo tiene doblemente difícil. Cuando la sociedad nos ayude con medidas reales, habremos dado un paso de gigante. Si la señora del círculo de empresarios no quiere contratar a mujeres fértiles, ¿qué piensa hacer con las que ya tenemos hijos? Su discurso es doblemente insultante porque, no es no fomente la maternidad, es que deja fuera a una realidad con nombres y apellidos. Pido que por favor, alguien hable tambien de nosotras, que además de madres y trabajadoras, tenemos que sacar a nuestros hijos y nuestro trabajo solas.

  6. Las que tenemos hijos no suponemos un problema para las empresas españolas, ya que la legislación no blinda nuestros contratos como sí lo hace con cada nuevo nacimiento de madre contratada que pide alguna reducción de jornada, por pequeña que esta sea.
    Las madres que tienen que sacar sus hijos adelante solas son las trabajadoras más comprometidas y si las empresas quieren poder seguir contando con ellas de modo sostenible, necesitan facilitarles la conciliación más que a ningún otro trabajador.

  7. Mi enhorabuena sincera, Nuria.
    Soy seguidora de tus palabras en el blog, porque me parecen siempre auténticas y claras, dos valores difíciles de encontrar en estos tiempos.
    Gracias por el artículo que compartes, porque no puedo estar más de acuerdo. Incluso desde el título, porque es cierto que generalmente no se hace distinción, gracias a Dios, hoy en día entre el trabajo de hombres y mujeres, pero las madres es un caso aparte.
    Como el tema me toca muy cerca, escribí un artículo esta semana sobre mi opinión acerca de este tema, sobre la falta de implicación de la sociedad entera y la necesidad de abordar el problema desde el fondo.
    Dejo aquí el enlace por si fuese de interés:
    http://www.womenalia.com/es/blogs/a-escala-humana/frente-al-espejo

    Un saludo,

    Eva Zorzano Zorzano
    @evazzm

  8. Cambiar el mundo da mucho juego, pero si me permitís, me gustaría abrir aquí otra línea de reflexión ¿Hablamos de mujeres o madres como seres humanos, o como piezas intercambiables en un sistema de actividades de negocio? Porque si es en este último caso, donde hace falta una tuerca, sobran los tornillos, y viceversa…

  9. Estimada Nuria,

    Al margen de que la forma de expresarlo no fuera la más adecuada para conseguir que llegara a la sociedad el mensaje deseado, lo cierto es que la protección de cualquier segmento de la población trabajadora (en este caso las madres recientes) a cargo exclusiva o fundamentalmente de las empresas que las tienen contratadas, tiene el efecto contrario ya que las empresas reaccionan evitando la contratación de las mujeres que potencialmente puedan ser madres en el futuro, al margen de que en muchos casos esta decisión no sea la más adecuada para la empresa (cosa que ocurre siempre que la candidata rechazada por su potencial embarazo sea, a la vez, una persona idónea para el puesto de trabajo de que se trate)
    Por ese motivo, si se desea que esa protección sea efectiva, tiene que legislarse de manera que el coste de la protección recaiga, al menos en su mayor parte, en el Estado.
    Por otra parte, sería muy bueno que se tomara conciencia de que las mujeres, sean madres o no lo sean, cuando tienen la formación, las ganas de trabajar y los incentivos adecuados, son tan buenas como los varones en los que se dan esas mismas circunstancias, y esto que es de pero grullo, me temo que todavía está muy lejos de ser asumido por las empresas en general y por los responsables de la contratación en particular .

    Felicidades por el galardón.

  10. Javier Benavente

    Nuria, enhorabuena!!!. Un premio bien ganado por tu trayectoria y el magnífico trabajo que desarrollas en tu día a día. Todo un orgullo tenerte como compañera en el patronato de Fundación Alares.
    Me alegro que hayas sacado la declaración completa de Moníca de Oriol en esta intervención que efectivamente tanta polvareda ha levantado y tanto poco análisis de fondo se ha realizado. Estoy muy de acuerdo en el efecto perverso que producen este tipo de blindajes para la plena igualdad de oportunidades y la corresponsabilidad y me ha parecido enormemente oportuno y acertado tu artículo en Expansión.
    Felicidades nuevamente por tu premio y fuerte abrazo
    Javier

  11. Felicidades por el Women Inspiring Women Worldwide” Award 2014, bravo por el articulo s/ las palabras de Mónica Oriol.

  12. Seguidas las desafortunadas palabras de Mónica de Oriol, no se que me da más verguenza (como mujer, en lo personal y en lo profesional), si sus primeras declaraciones o su intento de rectificación. Tanto las unas como las otras hacen patente que no era por quedar más o menos bien (como dice, hacer una charla distendida), es que es así como piensa y mi pregunta: ¿en qué planeta vive?¿cómo llegó a su cargo?¿qué iniciativas (personal o profesionalmente) ha tenido para favorecer la integración vida personal-profesional de hombres y mujeres? Una lástima, de verdad, que a estas alturas, aún sigamos con el discurso de hace 40 años!!

  13. Ah!, y me olvidaba….., Felicidades Núria por tu trabajo en defensa precisamente, de este tema (compatibilidad vida personal/familiar y profesional). Enhorabuena y gracias.

  14. Buenos días:

    Enhorabuena Nuria por su constante lucha en busca de la igualdad y el correcto posicionamiento de las mujeres. A destacar su manera de actuar, a través de las palabras, las reflexiones, el debate intelectual y la comparación con aquellos países “avanzados”.

    En este país, como siempre, hay dos enfoques que además están contrapuestos. En este caso concreto, trabajadoras y resultados empresariales, activo y pasivo.

    Las declaraciones de la Presidenta del Círculo de Empresarios están hechas, a mi entender, desde la perspectiva de empresa, sobre la base de la actual regulación laboral y la “idiosincrasia” de este país (mucha protección para algunas cosas y poca para otras, y desde el erróneo enfoque tradicional).

    Y todo sobre la base de una regulación legal que varía según signo político, amenazada constantemente por manifestaciones sindicales que obstaculizan.

    Que bueno seria sentarse a hablar con informes, formación y visiones plurales (no de cada uno sino de otros “lugares” donde la cosas funcionan), tratando de buscar un avance común.

    Enfocar el debate desde la visión a futuro de una sociedad que facilite el trabajo con la familia, regular con sentido común, promover la natalidad al mismo tiempo que la productividad (no se trata de horas sino de eficacia), ofrecer ventajas fiscales y de seguridad social a las empresas que facilitan conciliación, promover la pluralidad empresarial que promocionara a un trabajador dentro de la empresa a otras áreas (a veces no es ir hacia arriba sino de ir y el cambio sirve), usar las TIC para cuya finalidad se crearon (facilitar y no sólo controlar).

    Y la maravillosa formación, no en conocimientos sino en enfoques, mentalidades, habilidades, para “cambiar” enfoques, costumbres y mentes. Traer a profesionales de otros países (privados y públicos) que nos “enseñen” otra manera de hacer las cosas.

    Gracias y un cordial saludo,

    Eduardo Lopez-Parra

  15. Alicia López Villagrá

    No es la primera vez que oigo palabras desafortunadas en boca de la Presidenta del Círculo de empresarios. Participó en una conferencia en la que yo asistí justificando los maravillosos horarios españoles, no daba crédito. Somos muchas las que luchamos contra esa mentalidad, gracias por tu apoyo Nuria, espero algún día todos estos temas dejen de ser noticia.

  16. Querida Nuria,
    Ante todo enhorabuena por tan mercecido galardón.
    Un orgullo para nosotros, tus seguidores en todos el mundo.
    También te felicito a ti y a Esther por vuestro acertado artículo en Expansión.
    Respecto al WIN, tras leer con atención el post, destaco la aportación de Angelika sobre la Tecnología como la Key Driver para la economía global y el avance de la mujer, pero como tu señalas sin perder de vista el diálago personal con cliente y consumidor. También me ha gustado mucho la importancia de “Gestionar en el trabajo las 4 generaciones”, cuyo resultado será decisivo para los nexter.
    Crear una Cultura Inclusiva, que empieza por el Yo….
    En definitiva, mucho jugo en esta Conferencia.
    Un privilegio leerto y leeros.
    Muchas gracias !

  17. […] el debate sobre la contratación de la mujer en edad fértil, que comentamos en el anterior post mujer sí, madre no, nos llega otro revuelo de mayor calado desde Silicon Valley: la congelación de óvulos de las […]

  18. Lo de Mónica Oriol clama al cielo! Cada vez que abre la boca la lía. En fin… Muchas felicidades Nuria por el premio y gracias por el post una vez más!

Entradas recientes