La empresa, clave para salir de la crisis

España encabeza la lista de países europeos donde más trabajo se ha destruido: 3,3 Millones de puestos de trabajo desde 2007 (link). Un dato aún más relevante es que han desaparecido más de 500.000 empresas desde entonces (link). España también encabeza la lista de destrucción del sector industrial en Europa. Entre las dos primeras causas están la falta de financiación y la morosidad. (link)

Algunos de los participantes a la sesión del Foro Alavés

Algunos de los participantes a la sesión del Foro Alavés

La prioridad del Gobierno actual y de los precedentes siempre ha sido la creación de empleo, pero muchas veces se olvidan que hay que apoyar sobre todo al pequeño y mediano empresario que es el que lo crea. No se trata sólo de facilitar el emprendimiento, como se está intentando favorecer actualmente, sino también facilitar que las empresas creadas puedan subsistir y ser sostenibles en el tiempo.

El papel de la empresa en la sociedad es vital. Es la institución que más influye en la vida de la gente: deciden los horarios, genera riqueza y la reparte… Los empresarios son quienes generan puestos de trabajo y hacen esfuerzos  por mantener a los trabajadores y sus familias, aunque éstas no sean siempre conscientes de dicho esfuerzo. Sin embargo, tanto las empresas como los empresarios están hoy muy poco valorados, también en los medios de comunicación. Muchas veces olvidados, sino denostados.

Una mayor conciencia de la importancia de las empresas debería llevar a los Gobiernos a facilitar tanto su creación como su gestión con ayudas de todo tipo (legales, económicas, fiscales, sociales) para mantenerlas vivas en tiempos difíciles.

En la mesa, José Carlos Tena, Presidente del Foro Alavés y Javier Nanclares, subdirector del Instituto Empresa y Humanismo

Con José Carlos Tena, Presidente del Foro Alavés y Javier Nanclares, subdirector del Instituto Empresa y Humanismo

Ayer miércoles 28 de enero, impartí la conferencia: “Liderando el cambio: Los 9 elementos de la empresa sostenible” en el Hotel NH Canciller Ayala, organizada por el Foro Alavés de Empresarios, chapter en Vitoria del “Instituto Empresa y Humanismo” de la Universidad de Navarra. Encontré un auditorio de empresarios y directivos muy en línea con la visión de la empresa antropológica. Grandes profesionales con valores y principios que guían su toma de decisiones a pesar de una legislación y un poder sindical no siempre alineados con dicho paradigma.

Sirva este vídeo como homenaje al empresario (y a sus directivos), que cada dia luchan y se levantan para seguir construyendo una empresa, y que al igual que el padre del protagonista, no sólo su esfuerzo carece del reconocimiento, sino que sufren rechazo y burla… Con el tiempo se descubre la verdad  y las consecuencias del buen hacer del padre.

Imagen de previsualización de YouTube

Recibe el blog de NCH en tu buzón

14 Comentarios

  1. Estimada Nuria, desde Lima, Perú te envío un cariñoso saludo, recordando mucho la última conversación que tuvimos en tu oficina de IESE. Creo que los gobiernos deben de cambiar ese “chip” referido a que los empresarios se hacen millonarios, viven de lujos y sólo hacen empresa para hacer dinero. No dudo que por ahí existan algunos con esas ideas y prácticas, pero estoy seguro que la mayoría de empresarios lo que buscan es hacer realidad sus sueños, sean empresarios pequeñitos o muy grandes. En la búsqueda de lograr ese sueño, invierten un capital, contratan gente, diseñan productos, mejoran la calidad de vida de las personas. Una persona crea empresa por un sueño, no por dinero, el dinero viene después, como fruto del logro de ese sueño. En mi caso, yo no he creado una revista para hacer dinero, sino principalmente porque tenía un sueño: tener mi propia revista, ser independiente, poder plasmar mis ideas y las de otros orientadas a la formación directiva. Fruto de ello, y en esa tarea, se comercializan los espacios, se contrata gente en la parte de diseño, marketing, y ventas, quienes a su vez reciben una remuneración justa. Esto es hacer empresa.
    Satanizar el ser empresario es lo peor que un gobierno puede hacer, porque puede estar minando la mente de algunas personas emprendedoras con la idea de que “ser empresario es sinónimo de abuso y explotación”…y no se puede generalizar de esa manera. Se debe de impulsar la idea de que ser empresario -del tamaño que sea- es hacer realidad tus sueños, es lograr la independencia, donde uno mismo se fija sus propias metas remunerativas y a su vez…crea empleo, y cuando hay empleo, hay desarrollo, cuando hay desarrollo hay igualdad, y cuando existe igualdad hay dignidad en las personas, así construimos la paz…

  2. Gracias por tu comentario, Rolando.
    Cuánta verdad!!

  3. Roberto Marugán Giró

    Ante todo compartir los correctos criterios de Rolando desde Perú.
    Lamentablemente en España, según datos de anteayer, sólo un 5% de las Empresas tienen más de 10 empleados, lo que hace que la inmensa mayoría de empresarios, trabajen solos, como autónomos o con muy pocos colaboradores. De esta forma no se puede competir con las grandes corporaciones internacionales, que cuando ven una Empresa con iniciativa o una Patente de potencial valor, proceden a comprar y no sólo se apropian del valor añadido en ambos casos, sino que dejan sin actividad a numerosos emprendedores y empleados y “paralizan” en bastantes ocasiones las patentes que les pueden perjudicar en sus actividades, manteniendo unos precios elevados y desaprovechando las innovaciones de interés colectivo.
    En todo caso, se debe mentalizar y si procede hacer presión a los gobiernos y administraciones de todo tipo, para que “faciliten” la creación de Empresas y no las “obstaculicen” como suele suceder.
    Cordialmente. RMG.

  4. Totalmente de acuerdo. Convendría difundir esa nueva cultura empresarial y darse cuenta de que cada empresa tiene detrás mucho esfuerzo, ilusión sueños que se van realizando junto a las pesadillas de las dificultades y …. siempre personas

  5. Es necesario que se de un impulso a los emprendedores. Hacer que tengan ventajas sobre todo los primeros años. Es muy complicado autoemplearse en este Pais ya que lo primero que debes hacer siempre es simplemente: Pagar

  6. […] que impartió Nuria Chinchilla en el Hotel Canciller Ayala, que ella misma ha reseñado en su blog. La asistencia a esta primera sesión del Foro en este año 2015 fue […]

  7. Ricardo Santiago

    la empresa es como una familia, como una vida humana.
    nace, crece y muere el individuo, pero la familia perdura
    personas que murieron hace siglos, milenios, nos siguen inspirando y su “empresa” sigue en marcha, viva.

    si le damos ese toque humano a la empresa, muchas actitudes serán diferentes.

    es necesario compromiso y actitud…y como no, valores…

    seamos VFV, verbo familiar vivo…
    convirtamos el ser “empresari@”, el ser “trabajador/a” en verbo, en acción, con responsabilidad familiar y con actitud vital…vivo

    y dejemos de lado la mezquindad.

  8. Buenos días, está claro que los gobiernos deben de apoyar a las empresas para que puedan, entre otros, generar empleo, está claro que muchas personas han iniciado su trayectoria empresarial a partir de una ilusión, de un proyecto, creyendo que va a dar el fruto deseado, y muchos otros puntos que están claros. Pero, porque existe un pero, no me canso de reivindicar que el problema de esta crisis, no es sólo un problema económico, es principalmente, un problema cultural, un problema de valores, un problema estructural. Estamos en una sociedad del YO, yo quiero tener, yo soy, yo tengo derecho, pero no pensamos en el TU. En nuestro país, España, en todo el boom, se crearon empresas sin conciencia empresarial, le llamo conciencia empresarial a amar a la empresa,darle importancia a las personas que la forman, mentalizarse de que hay que reinvertir los beneficios en ella para mejorarla, adaptarla a los cambios, planes de viabilidad. Ser conscientes de que existirán fracasos en los que aprendemos y mejoraremos.
    El tipo de empresa que forma parte en España, es, principalmente, la empresa familiar. Siempre con respeto digo que este tipo de empresa, generalmente, tiene una cultura muy rígida por que se ha pasado de padres a hijos. Funciona mucho con el YO, yo creé, yo se, sin mí nada…. Es muy difícil avanzar con esta mentalidad.
    Se deben ampliar conocimientos de nuestro sector, de nuestro personal. Tener una mentalidad de equipo. Pensar que todos somos imprescindibles. No mirar a nuestro vecino por lo que tiene, sino por lo que es, por lo nos puede enseñar y eso llevarlo a nuestro terreno. Pero en voz alta digo que ante todo deben reinar los valores: HONESTIDAD, SENCILLEZ, VOLUNTAD, y las actitudes: ASERTIVIDAD, EQUIPO, CONOCIMIENTO.

  9. Muchas gracias querida Nuria por esta lanza en favor de los Emprendedores, de los Empresarios y todos los trabajadores que conforman la cultura empresarial con su compromiso y dedicación.
    Y un reconocimiento especial para Rolando de Perú.
    El Emprendedor nace con don y carisma, y con sus virtudes y sus defectos, es el motor de la economía. Pocas veces son reconocidos sus logros, esfuerzo y entrega.
    Las microempresas, medianas y grandes corporaciones son el alma mater de toda sociedad mas o menos avanzada.
    De los Gobiernos cabe esperar bien poco.
    Siempre ha sido así y siempre lo será.
    Un afectuoso saludo a todos !

  10. Totalmente de acuerdo contigo Nuria: Es genial que se apoye el emprendimiento, pero ¿qué pasa con los empresarios que ya estamos establecidos?
    Casi parece que se fomente el autoempleo como única salida al paro!
    Es necesaria una acción directa que nos ayude a hacer crecer a nuestra base empresarial, las PYMES. Parece que, con la situación actual de Euro, se nos va a facilitar la exportación y podremos tener más ingresos por el turismo, pero ¿y los que estamos en el sector terciario?
    La necesidad de generar empleo en este país es acuciante y sólo puede verse revertida por un paquete de medidas que apoyen a los empresarios permitiéndonos generar un mayor número de empleos.
    Un saludo,
    Juan

  11. Sin duda, los emprendedores, en tiempos de crisis, son los que originan los grandes avances, los nuevos empleos, los que abanderan la iniciativa y superan los temores. Son los que no escuchan los medios de prensa, o lo hacen con la cautela del conocimiento de que la verdad se la crea uno mismo y el avance de la humanidad no lo frena un partido, un político, ni un gobierno.
    Los emprendedores sacan su cabeza por encima de los obstáculos y se dirigen al futuro con la confianza de que la vida les llevará por el camino hasta su objetivo. Y es que el valiente no es alguien que no tiene miedo, sino el que no permite que su miedo lo bloquee.
    Ahí dejo mi aporte… Un abrazo

  12. Este video explica la diferencia entre negocio y empresa.
    Espero les guste.

    http://youtu.be/ZXItr3i_GKc

  13. Gracias por esta maravillosa publicaci

  14. Buenas tardes. Estoy totalmente de acuerdo contigo Nuria, y es una lástima que se demonice tanto al empresario frente al trabajador. Soy funcionario de Hacienda, y trabajo en el departamento de recaudación y, de mi experiencia y opinión, puedo afirmar que la crisis la ha pagado el pequeño empresario, y no tanto el autónomo.
    Muchas pequeñas y medianas empresas han tenido que cerrar, y a veces no han cerrado antes por los trabajadores y familias que hay detrás. Eso no se valora.
    En mi opión, se ha visto realmente el problema educativo que tenemos en España, la falta de mentalidad emprendedora, el poco “cariño” que le tenemos a la empresa. Obviamente la crisis ha sido muy negativa para todos, pero deberíamos aprovechar el “palo” que nos ha dado para no cometer los mismos errores, y uno de ellos es valorar al empresario.

    Saludos.

    Hugo Más.

Entradas recientes