El arte de liderarme para liderar

Como decíamos en un post anterior, para liderar a otros hay que liderarse primero uno mismo. Y liderarse requiere, en primer lugar, tener un porqué para vivir, una misión, un propósito, un objetivo en esta vida. En segundo lugar, visualizarlo y hacer actos concretos para conseguir ese propósito u objetivo, porque todos los futuros se construyen desde el presente. Cuanto más esfuerzo pongamos en conseguir lo que nos proponemos, más valor tendrá y más felices seremos al conseguirlo, porque todo lo que tiene valor, cuesta un esfuerzo. Pero luchar… hasta cuándo? Frente a la cultura del mínimo esfuerzo, “hay que luchar hasta el límite por aquello que nos hemos propuesto en la vida” (tal y como dice Jesús Alcoba en su post).

En dos semanas impartimos en el Campus de IESE en Madrid el programa enfocado “Liderarme para liderar” (link al programa), donde ayudamos a los  participantes (directivos de diversas organizaciones) a liderarse a sí mismos para poder liderar mejor a sus equipos.

Empezamos con un diagnóstico de competencias de liderazgo de 360 grados de cada participante, donde se muestra el grado de su desarrollo de 30 competencias (estratégicas, intepersonales e intrapersonales), así como su comparación con el grado de desarrollo de la media de los directivos que han pasado por nuestros Programas Directivos. El coach personal ayuda  al participante a interpretar los datos, a mejorar su autoconocimiento y a hacer un plan de mejora motivante y enriquecedor. Tras los dos primeros días de sesiones, viene el mes de puesta en práctica de lo acordado. Finalmente, tenemos un día más presencial con otra sesión de coaching para seguir con el proceso de mejora iniciado por cada participante.

Como bien describe mi colega Sandalio Gómez en este artículo, los 7 vicios del líder empresarial, los líderes deben ser humildes. Muestras de humildad son conocerse, y aceptarse como uno es, valorar y respetar y escuchar a los demás, conocer el límite de sus fuerzas y no creerse superior a los demás, rodearse de talento, pedir consejo, aprender de los demás, rectificar cuando uno se equivoca, vivir con la mente abierta siendo flexible, compartir, pedir ayuda, saber delegar, tener empatía, y otorgar éxito y reconocimiento a quien corresponde.

Muestra de humildad singular en su liderazgo, como maestro que es, tenemos al director de orquestra Riccardo Muti, explicando en este vídeo las claves de la dirección de orquestas, una de las profesiones más difíciles que existen, por implicar al mismo tiempo la voluntad de tantas personas… En sacar de las almas de los músicos sus propias emociones para “hacer música”, se ve claramente el paralelismo con “el arte” de liderar personas en las organizaciones. En el segundo vídeo aparece también su competencia como líder social en un momento inesperado cuando le piden un bis tras haber dirigido Nabucco de Verdi en un teatro de Roma.

Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube

Recibe el blog de NCH en tu buzón

6 Comentarios

  1. Muchas gracias, Nuria, por esos preciosos regalos que nos has hecho

  2. Muchísimas gracias, Nuria. Recién llegado del extranjero, me has hecho reflexionar con tus palabras, y disfrutar (y pensar otra vez) con estos videos magníficos

  3. rosalba bortone

    Un abrazo afectuoso queridísima amiga por tu siempre generosidad al darnos tanto…pero tanto…

    Recen por Venezuela, nuestro liderazgo es un liderazgo no dirigido hacia el bien ser…pero sigue siendo liderazgo…todos influimos en todo…para bien o para mal…aunque las diferencias son contundentes…

    Rosalba

  4. Roberto Marugán Giró

    Gracias Nuria por tus escritos y las experiencias y conocimientos que nos transmites. El Nabucco de Verdi, que adjuntas, es un hecho que ya figura en los anales de la Historia. Sigo activo y analizando las decisiones a tomar. Cordiales saludos, RMG.

  5. Guardo un importante recuerdo de este Programa Enfocado, que me ha ayudado en mi carrera profesional y sobre todo personal. Lo recomiendo !
    Magnífico post Nuria…qué delicia escuchar a Muti tan simpático, profundo y humilde… Y un gran escalofrío cantando con el público el Va Pensiero.
    Muchas gracias Profesora!

  6. Muchas gracias Nuria por estos videos, hoy he estado revisando tu Blog y me he encontrado con muy gratas sorpresas!

    Mis mejores deseos desde Londres!

Entradas recientes