¿Nos falta tiempo o racionalizar los horarios?

La semana pasada me invitaron a hablar sobre los horarios españoles en El Debate de Televisión Española de “La 1” que se emite también en el canal internacional. Es un gran paso que el tema de la racionalización de horarios alcance esa escala y el consenso de todos.

Compartí mesa de debate con José Luis Casero, nuevo presidente de ARHOE (Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles); Emilio Gallego, secretario general de la Federación Española de Hostelería; Cristina Almeida, especialista en Derecho de familia y laboral; Alberto Arranz, vicepresidente de la Confederación Española de Comercio, y Graciano Palomo, periodista y analista político.

En el debate (aquí y al final del post tenéis el link ¿Nos faltan horas?) se puso de relieve la necesidad de volver a Greenwich el huso horario que nos corresponde (vid. Post volver a Greenwich) que abandonamos en la II Guerra Mundial (2 de mayo de 1942) y no volvimos a él en julio del 45 como sí hicieron Reino Unido y Portugal. Otro objetivo es avanzar la hora de la comida a las 13:00 y reducir la duración a 1 hora para volver a trabajar a las 14:00 y acabar antes de las 18:00, como en el resto de Europa. También quedó clara la necesidad de avanzar el prime time de la televisión una hora (empezando por los telediarios a las 14:00 y a las 20:00, respectivamente), así como adelantar el horario de los partidos de fútbol.

No se trata de obligar a todos, sino de poner sentido común en los distintos sectores. Algún sector, como es el caso de los hospitales, necesita turnos las 24 horas, pero también ahí pueden racionalizarse los horarios. Lo mismo en el sector hotelero, en las zonas turísticas. Muchos se adaptan a los horarios extranjeros, ya que estos empiezan a comer a las 18:00 (67 millones de turistas visitan España cada año).

El sector comercial, también se beneficiaría del cambio de horario,  ya que se adelantaría su hora de cierre. Como dijo el vicepresidente de la confederación española de comercio, Alberto Arranz, el 87% de los consumidores no valora que los comercios estén abiertos en domingos y festivos. Respetar el descanso dominical forma parte de nuestra cultura. Son derechos que se han adquirido después de muchos abusos laborales y que vale la pena mantener.

Ya hay empresas y familias que están en el horario europeo, pero son excepción, porque van contracorriente. La propuesta es que se adelante el horario de comida y cena para aprovechar mejor el tiempo profesional y personal, de modo que el que vaya contracorriente sea el que cene a las 9pm o a las 10pm, que, por supuesto, ¡siempre podrá hacerlo!

En Cataluña seguimos en la etapa de sensibilización y demostración de los beneficios del cambio a través de algunos programas piloto en empresas. Del 8 al 12 de Junio, tendrá lugar la segunda semana de los horarios, aquí tenéis el programa. La tercera semana tendrá lugar en septiembre. Esta iniciativa nace como un espacio para sugerir y debatir distintas alternativas desde la ciudadanía, el tejido productivo y las instituciones públicas que faciliten un cambio estrutural y cultural.
Y vosotros, ¿cómo lo veis? ¿cómo lo vivís?

Recibe el blog de NCH en tu buzón

13 Comentarios

  1. Roberto Marugán Giró

    Estimada Nuria:
    Ya comenté este tema en un escrito privado, sobre el que hemos recibido diversas respuestas.
    Coincidiendo en todo contigo, creo que el verdadero PROBLEMA que tiene la actual SOCIEDAD es no saber ADAPTARSE a una vida lógica, que exige cambiar totalmente los objetivos que se nos plantean desde la infancia de; Éxito, ser líderes, ganar dinero, competir y un largo etcétera. Lo importante es ser FELICES y para esto hace falta muy poco, como ya nos enseñaros los filósofos griegos y el mismo Jesucristo. Todo lo demás es empeorar y perder inutilmente el tiempo de la vida terrenal.
    Muy cordialmente,
    RMG.

  2. En-hora-buena, una vez más. Poco a poco, las cosas se van moviendo cada vez más, y en la misma y buena dirección.

    Dos notas:

    1. Telediario a las 13 h. por favor! Cuando se va a comer, no cuando se vuelve al trabajo.

    2. Portugal no estuvo en la II guerra mundial y nunca a adoptó el huso alemán. La confusión viene de que a partir de 1942, viviendo allá en su propio mundo ajeno al conflicto mundial, experimentó con la doble hora de verano: adelantó desde la hora de invierno occidental hacia la hora de verano occidental = hora de invierno central el 14/03/1942, pero luego apenas un mes más tarde adelantó otra hora más hacia la hora de verano occidental DOBLE = hora de verano central el 24/04/1942, luego regresó una hora el 15/08/1942 y otra hora más 24/10/1942. Repitió esa experiencia en 1943, 1944 y 1945, pero en 1946 ya no, a partir de entonces sólo se movió entre la hora occidental de invierno y la hora occidental de verano (simple). O sea, entre 1942 y 1945, Portugal en verano coincidió con la hora alemana, pero no así en invierno. Y no por la guerra, sino por un capricho suyo. Y es posible que ese experimento fue lo que colmó el vaso para España que decidió adoptar el huso alemán el 02/05/1942, pocos días después de que Portugal por primera vez adoptara su doble hora de verano, que le hacía coincidir en la práctica, y sin que ello fuera su verdadero objetivo, con la hora alemana.

    Para qué hacerlo simple si también puede ser complicado…

  3. Totalmente de acuerdo contigo, Nuria. Ojalá lo consigamos.

  4. rosalba bortone

    Un paso adelante para lograr mayor integración Familia y trabajo…es eminente que volvamos los ojos cada día hacia el disfrute en el compartir lod padres e hijos….y también para que los esposos tengan mayor posibilidad de reencontrarse….

  5. Carolina Donat

    Querida Nuria:
    Felicidades por al intervención en la 1. Estos días estoy yo justamente reflexionando este tema del horario. Llevo sólo 20 días en Estocolmo y soy otra persona. Trabajo las mismas horas y con la misma intensidad pero, en cambio, tengo tiempo para ir al supermercado al salir de trabajar, para tomarme un refresco con un amigo, para llamar a mi madre y poder explayarme, para salir a correr ahora que las tardes son largas y empieza el buen tiempo, puedo dormir mis horas, en definitiva: TENGO VIDA después de la oficina y he recuperado la serenidad. Parece mentira que en España todavía estemos arraigados a estos horarios tan contrarios al sentido común, que impiden cualquier tipo de conciliación.
    ¡ Tenemos que presionar para que esta realidad cambie de una vez por todas ! Es el primer paso necesario que urge dar.
    GRACIAS NURIA!! Mi máximo apoyo.

  6. Buenos días Nuria.

    Muy interesante. Muchísimo.

    Comienzo a trabajar a las 8:30 justo cuando mis hijos se van al colegio y la casa queda en silencio. Para comer dedico poco más de 30 minutos, si viene mi marido a casa y si no viene poco menos de 30 minutos.

    En casa, debido a los horarios escolares de los mayores, decidimos hacer un desayuno muy fuerte y muy saludable a base de frutas, cereales, frutos secos, tostada, cola cao o café… y le dedicamos más tiempo casi que a la comida y eso que preparo un mejunje batido con todos los ingredientes para que tarden un poco menos. Pero es que sin este desayuno, mis hijos mayores terminan de desayunar a las 8:00 y no comen hasta las 14:00 o las 15:00 la mayor…. Y tienen un hambre que te muerden la mano como no la retires a tiempo.

    Normalmente, cuando llegan mis hijos entre las 17:15 y las 18:00 intento dejar de trabajar. Yo trabajo muy intensamente todo el día, pero muy intensamente… pero a veces no puedo cortar porque tengo pendiente temas con los abogados y como ellos cierran de 14:00 a 17:00, cuando se quieren poner en marcha es casi la hora que están mis hijos en casa… y si no coges el teléfono a esas horas ya te están diciendo que vaya vidorra te pegas… aunque haya días que tenga que estar hasta las 21:00 porque tengo que solucionar problemas.

    Yo abogaba por empezar los colegios un poco antes y que aquel colegio que tenga jornada partida como muy tarde a las 15:30 o las 16:00 hubieran terminado.

    Me da mucha rabia, que los horarios estandarizados condicionen mi propio horario. De verdad. Yo voy al gimnasio cuando acuesto a los niños, porque si es de otra forma no les veo.

    Como bien sabes tengo 4 hijos. Los dos mayores con necesidades especiales pero es que no estoy sola. Entre mi marido y yo nos organizamos el trabajo dentro y fuera de casa… no me ayuda, es parte del engranaje como yo, no herramienta auxiliar. Es cierto que a eso de la 10 de la noche, cuando nos sentamos en el sofá para ver algo en la tele… nos quedamos fritos. Llegamos agotados del trabajo y del poquito tiempo que tenemos para los niños por la mañana y por la noche… pero merece la pena… 

    Por favor Nuria, sigue luchando en esta línea y ojalá tuviera forma de apoyar en este proyecto.

    Un beso.
    EvaMaría

  7. Muy bello, me gusataria recibir algo mas en mi correo. Gracias.
    Excelente.

  8. Jorge Vásquez

    Pude ver todo el video. Es encomiable tu perseverancia por alcanzar la conciliación de la vida familiar y laboral.
    Saludos desde Perú.
    Por cierto hace poco salió una edición especial de una revista económica sobre el “primer estudio sobre la conciliación vida-trabajo en los ejecutivos peruanos”, no sé si la tengas a tu disposición.

  9. Querida Nuria,
    Cada vez que leo noticias y avances en este sentido, no sólo me alegra mucho sino que también me da paz ver que hay un equipazo que lucha por ello.
    Soy una gran convencida de la enorme y positiva repercusión de la racionalización de horarios. Mi generación y mi profesión vive el sinsentido de los horarios “sin hora de salida”, lo que nada bueno aporta a la sociedad, sino todo lo contrario.
    Muchísimas felicidades y muchísimas gracias Nuria!
    Un abrazo

  10. Buenas tardes. Me parece muy interesante el artículo, pero creo que se queda corto. Nos falta mucho tiempo en parte porque la mujer antes hacía todo y ahora además tiene un “trabajo” (lo pongo entre comillas porque como no cobraba antes parecía que no trabajaba). Está muy bien que la mujer entre en el mundo laboral, por supuesto, pero si no se acompaña de un cambio legislativo, cultural y social… al final con lo que nos encontramos es con falta de tiempo.
    En cuanto a los cambios que plantea, me parecen muy complejos, pues es algo cultural, incluso osaría decir que casi genético. En España, no puedes evitar que a las ocho-nueve de la noche, un martes por ejemplo, haya gente en el bar. Si tú estás en el bar a esas horas, no te puedes levantar a las seis para rendir.

    Es sólo una opinión.

    Saludos.
    Hugo Más.

  11. Gracias a todos por vuestros comentarios. Seguimos!!

  12. Es un tema que por suerte va teniendo cada vez más visibilidad en los grandes medios de comunicación en este país.
    Genial artículo.

  13. Totalmente de acuerdo. Pero además creo que las jornadas tan largas disminuyen la productividad. También es un tema de cultura…en mi empresa mismo la gente valora más el que está sentado muchas horas…que el que cumple objetivos con menos horas.

Entradas recientes