Fray Junípero Serra, un líder imparable

junipero2

Estatua de Fray Junípero en el Capitolio

La reciente canonización de Fray Junípero Serra, llamado “el apóstol de California” por el Papa Francisco en su visita a Estados Unidos, ha despertado mucho entusiasmo, y también algunos detractores.

Este Santo es el único español que está representado en una estatua en el Capitolio de Washington. Cada estado de la Unión tiene derecho a tener dos estatuas en dicho pabellón, que son elegidas por los legisladores estatales. (Hoy es día histórico por ser la primera vez que un Papa habla a los miembros del Congreso de los Estados Unidos en el Capitolio en el que 30 veces ha sido interrumpido su discurso por aplausos).

Este mallorquín, fue misionero de la orden franciscana de las misiones del norte y centro de México hasta que los jesuitas fueron suprimidos de todos los territorios españoles de Baja California y fueron reemplazados por los Franciscanos en 1767.

Ser misionero era peligroso para la propia vida en esas tierras. Sólo en América del Norte, los frailes contaron con 115 mártires.  A pesar de ello, Fray Junípero  fue como voluntario con 16 religiosos más para fundar nuevas misiones. Los Franciscanos fundaron 21 misiones en Baja California, 9 de ellas mientras Fray Junípero era el presidente: San Diego, San Carlos en Carmelo, San Antonio, San Gabriel y San Luis Obispo, San Francisco, San Juan de Capistrano, Santa Clara y San Buenaventura. También se inicia la fundación de Santa Bárbara, aunque Fray Junípero  no llegará a verla fundada en vida.

Aquí (link) tenéis más información sobre su obra y carta de despedida para sus padres y demás familia en Petra (Mallorca).

First_Baptism_in_Cal1Al principio, las relaciones con los naturales del país no fueron fáciles, hubo rapiña y  agresión. Los indios robaban cuanto podían y atacaban los campamentos españoles. La misión de San Diego fue quemada por los indios, siendo el fraile Luis Jaime el primer mártir de California. También las provisiones de víveres escasearon y el  Comandante Portolá ordenó en algún momento la retirada de las misiones, pero Fray Junípero no desistió. Su lema fue: ”Siempre adelante, nunca atrás”.

Fray Junípero se instaló junto al Río Carmelo, donde fundó la segunda misión, que se convirtió en su residencia habitual. Las mayores dificultades que encontró Fray Junípero en el desarrollo de su tarea misionera, y las que más le hicieron sufrir, fueron las incomprensiones y la falta de ayuda por parte de los gobernadores de California. La acción de los misioneros estaba supeditada al poder civil y militar. Continuos y con frecuencia duros fueron estos enfrentamientos. Más de una vez los frailes se vieron oprimidos o limitados por los intereses y caprichos de quienes tenían otros ideales.

No obstante sus achaques y las incomodidades de los viajes, Fray Junípero, fue a visitar la  Corte del Virreinato de Méjico, para tratar allí la marcha de las misiones y solucionar las impertinentes y molestas discrepancias habidas con el Gobernador de California. El Virrey D. Antonio María Bucareli recibió con afecto singular al celoso misionero, escuchó sus razones y quedó persuadido de sus argumentos.

La polémica de su canonización es liderada por algunos representantes indígenas, como el Movimiento Mexica y la Comisión de Indios Nativos Estadounidenses de Los Ángeles (EEUU), que han criticado al franciscano por “permitir” la opresión de los nativos por parte de los colonizadores españoles. Sin embargo, expertos en la vida del evangelizador como monseñor Francis Weber, de la archidiócesis de Los Ángeles y quien ha escrito varios libros sobre el fraile, destacan el impulso que Serra dio a los indígenas:

“El padre Serra no solamente llevó la fe católica a los aborígenes, sino que les enseñó a cultivar la tierra y a desarrollar la ganadería, trabajos que ellos no realizaban”.

Además el Santo siempre se alejó del poder militar presente en la región, se posicionaba al lado de los indios y no de los militares, y trasladó la misión de Monterrey al Carmelo para proteger a los indios del mal comportamiento de los soldados.

serra_palouSu fallecimiento ocurrió el 28 de Agosto de 1784, en la Misión de San Carlos Borromeo, junto al río Carmelo, cerca de Monterrey. Acompañaron al “Padre viejo” con cantos y llantos todos los indígenas que había bautizado y enseñado a vivir de la mano de Dios en sus tareas cotidianas.

50 años después de la muerte de Fray Junípero, el gobierno de México desamortizó las misiones. Los frailes y los indios fueron expulsados del terreno, que fue vendido a los partidarios de la revolución, las misiones se derrumbaron, los nativos sufrieron malos tratos bajo el yugo de rancheros y mineros hambrientos de tierras. Por ello, entre 1845 y 1880 los nativos redujeron drásticamente su población.

Años más tarde las misiones fueron finalmente reconstruidas y hoy son testimonio, no de los que deseaban tierras y oro,  sino de la fe que llevó a un humilde fraile desde España a California, tras un peligroso viaje de 99 días que comenzó en Cádiz y tocó tierra en Veracruz.

Hoy 24 de septiembre se celebra el  502 aniversario del descubrimiento y conquista del Mar del Sur (el lago español durante siglos) o sea el Óceano pacífico, por Núñez de Balboa, acompañado por 67 españoles y un numero indeterminado de indígenas aliado.

Acabamos este post felicitando a los Barceloneses por ser hoy la fiesta de su patrona, la Virgen de la Merced. En este link se nos recuerda su historia y la fundación de los mercedarios que, desde entonces, se dedicaron a liberar cautivos. (vid anterior post “La libertad, el bien más preciado”)

Imagen de previsualización de YouTube

Recibe el blog de NCH en tu buzón

10 Comentarios

  1. Roberto Marugán Giró

    He seguido con emoción y alegría la Santificación de Fray Junípero Serra. En mi condición de haber residido en México 10 años y ser un modesto marino, aficionado a la Historia, aporto algunos datos relacionados. En México es muy querido Fray Junípero, pero en sus primeros meses de estancia, recorrió parte de la Sierra Madre Oriental (Sierra Gorda) y allí ayudó al establecimiento de varias misiones que forman el llamado “Recorrido de las Misiones de Fray Junípero” que recomiendo a quienes viajen a México. Actualmente están muy bien conservadas y son paradores turísticos de muy buena calidad. Después de la última, la carretera, muy sinuosa, desciende de forma impresionante, unos 2.000 metros, hacia Poza Rica y las costas del Estado de Veracruz.
    En su más conocida labor en California, fue acompañado por varios franciscanos mallorquines y catalanes y participaba en la expedición del brillante militar leridano, Gaspar de Portolá, quien por tierra y mar, con tropas mayoritariamente catalanas, estableció San Diego, San Francisco y Los Ángeles, que ubicó de forma definitiva en la cartografía, llegando hasta tierras de Canadá.
    En el Capitolio, también hay la estatua de otro importante personaje, hijo de mallorquín, el Almirante Farragut. Es curioso que Mallorca, aportase a los EE.UU. dos personajes de tal categoría.
    He escuchado el discurso en el Capitolio de S.S. El Papa y creo tendrá importantes repercusiones positivas. Todos debemos felicitarnos. RMG.

  2. Nuria,
    Muchas gracias por la información, hace muchos años tuve la suerte de realizar con mi esposa la ruta de las misiones fundadas por los Franciscanos con Fray Junipero Serra por toda California y al leer hoy tu mensaje me ha devuelto una muy agradables sensación y recuerdo , te puedo asegurar que por experiencia propia solo un Santo pudo realizar tamaña obra.Gracias por los comentarios
    Ernesto

  3. Juan Eduardo Iriarte Seigné-Prado

    DONDE ESTA EL FUTURO
    DENTRO DE POCOS DÍAS VENDRÁ A GUATEMALA, INVITADO POR VARIAS ENTIDADES EMPRESARIALES DE RELIEVE, EL ANTIGUO PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE ESPAÑA, DON JOSEMARIA AZNAR.
    SEGUIMOS BUSCANDO RESPUESTAS PARA NUESTRO COMPLICADO FUTURO. NO DUDO QUE DARÁ ALGUNAS LUCES.
    PERO ADEMAS, EN PARTE, HAY IDEAS POR TODOS LADOS.
    CREO QUE UNA DE ELLAS ESTÁ EN CALIFORNIA, CON JUNÍPERO SERRA.
    TE DIJO POR QUÉ.
    Ya se lo dije a unas personas en una carta:
    Estimada amiga … . Con un cordial saludo. Veo cada vez más que el mundo empresarial, está tan tan lleno de promesas, a veces es un poco distinto de lo que vemos en el ambiente periodístico. Pero veo que el I.E.S.E, en sus varias ventanas, es capaz de mostrarnos en qué medida puede o podría llevarnos a entender que el futuro está alrededor del espíritu emprendedor. Es decir, en cuanto a que se relaciona con la creatividad.
    Por otra parte, puedo parecer bastante mono-temático, pero me gustaría poder llegar a decir de manera sintética y creativa, sin aburrir, que san Junípero Serra es el fundamento de California. Y lo que se puede deducir de ello. Hace bastantes años una revista española que se llamaba Blanco y Negro, creo, o si no, Actualidad Española, mostraba a California como La América de América. Ponían una buenas fotos con los “coches” de entonces.
    Y el milagro de California, con sus más y sus menos, se basa en El Camino Real, es decir, en las Misiones de los misioneros franciscanos, dirigidos por Junípero, que llenó de familias sus huertos. Y de flores.
    Fray Junípero Serra ( Saint) no deja de ser un buen hortelano de Petra, como sus padres, y sus familiares, desde siglos atrás, y de generaciones anteriores. Cultivaban la tierra como la mejor perla de Mallorca. Felicitaciones a Mallorca. Felicitaciones a Bon Any. Y no es casualidad que en Santa Clara, San Francisco, Pasadena, la Puebla de Nuestra Señora de Los Ángeles de la Porciúncula, ….y Cupertino (CA) ( en realidad San José de Cupertino ) , en mi opinión, esté naciendo la nueva civilización informática (¿!) . Estudiemos a Junípero, a “Cupertino”, al Valle del Silicio, porque va a ser una gran solución para muchos problemas.Vale.
    Le mando esto a Guatemala Global, para interesarlos más en el tema. Atto. El entonces embajador de Uruguay en Guatemala, el gran Romásn Marquine Garay, nos decía que el futuro “es Pasadena”. Habrá que seguir viendo por qué. Vale.

  4. Juan Eduardo Iriarte Seigné-Prado

    LA ISLA DE LOS LOBOS

    Hola. Tuve la gran oportunidad de tener como vecino de casa al gran embajador del Uruguay, el gran Román Marquine Garay. Y a su muy querida esposa, La Embajadora. Era esto en la colonia La Cañada, en la zona 14 de la Ciudad de Guatemala, donde había varias casas de embajadores. Y todavía era una zona casi silvestre al sur-este de la ciudad. Má adelante solamente estaban la carretera a Boca del Monte, el mirador del valle de Amatl-Titlán, y la futura plaza de Berlín, remate de la gran Avenida de Las Américas. Casi vacía.

    Aparte de ser del vecindario, Don Román era muy asiduo a reunir a otro círculo, los periodistas, y hacer alguna pequeña fiesta. Era un hombre que contaba chistes al por mayor, y rebalsaba alegría.

    Estuvo bastantes años en Guatemala, (no lo reasignaron) y ello nos dio tiempo de conocer y amar a su país, el Uruguay. Es decir, La Marca Oriental. Él podría habernos hablado mucho más acerca de lo que estaba reuniendo a los americanos en general en Punta del Este, la Alianza para el Progreso, la de Kennedy; pero se fue por un lado totalmente doméstico. Quizá no era apropiado pasar a una casa y hablar de geopolítica durante la merienda. Y con seguridad lo debe haber hecho en otras partes.

    Como éramos de familias cercanas y vecinos, don Román tocaba a la puerta el 31 de diciembre de cada año, y le anunciaba a mi padre, Carlos Arturo, o a mi madre, Albertina María, que El Desfile de las Flores estaba pro comenzar. Lo pasaban en vico por la televisión, algo aún inusitado en esos tiempos, donde casi sólo habíamos visto retransmisiones de la NASA, lanzamientos espaciales, por ejemplo. Este contacto tan cálido, además de diplomático, y de derecho internacional, era posible porque su esposa y mi madre eran grandes amigas, y por eso don Román la invitaba a menudo a casa. Perdón por tantas referencias personales, pero son la explicación de estos hechos. También le gustaba la carerra de San Silvestre.

    El Desfile de las Rosas ocurre todos los años en Pasadena, California, en el boulevard principal de esta ciudad.

    Un día las carrozas que desfilaban tenían como tema una pregunta. “¿Se puede transportar Tiempo, y Energía? (Vaya pregunta).

    Esta pregunta, en, digamos, 1968, significaba cosas distintas a las del 2018. Las carrozas más avanzadas presentaban tesis que ahora son tareas escolares infantiles.

    El tema florido es que, al lado de las tecnologías del futuro, las carrozas venían adornadas solamente con rosas, Rosas de Pasadena, es decir, las que dejaron en California Junípero y sus misioneros.

    Con el tiempo, se habló más en todo el mundo acerca de California. Y del Valle del Silicio, esto no muy lejos de lugares como la Misión Santa Clara.

    Quienes estudian el Milagro de California convienen en que todo comenzó, en realidad, en Petra, Mallorca. En realidad, en la parroquia de Bon Amy. Aunque en realidad, en los valles de la Tierra Santa. Tras siglos de mutua polinización de las mejores y grandes civilizaciones. Quizá una de las cunas para el futuro.

    No todo el mundo está de acuerdo en que la gran carretera de la información, Information Super Highway, comenzó en realidad como un reflejo de la ruta de las misiones: el Camino Real. Es decir, las correrías de Junípero. Él pobló el Camino Real de misiones, de rosas, y, con el tiempo, de familias.

    Felicito a quienes buscan el desarrollo auto sustentable, especialmente, si siguen la huella de otro “franciscano”. Francisco papa.
    Un día Román se regresó a su tierra. Supimos que se había ido a vivir a un islote frente a Punta del Este. Frente a ese mar inmenso. Y al lado de ese otro gran río.
    La Isla de los Lobos. Seguramente hablaba, o habla, todavía, cada mañana, con los lobos marinos. Aquí le encantaba un mar pequeñísimo. Su piscina favorita. La de su casa. La cambió de todos modos por el inmenso mar austral. Bajo la inmensa Cruz del Sur. Te recordamos “Marzo”. Y a tu esposa, Febrero. Como los llamaban los periodistas, con todo el amor y el cariño.

  5. Nuria: Fray Junípero y los franciscanos se merecen este reconocimiento universal. En el link que adjunto hay tres escritos sobre este mismo tema.
    http://tenirelcapclar.blogspot.com.es/
    Hasta pronto.

  6. Juan Eduardo Iriarte Seigné-Prado

    CUPERTINO.
    Cupertino 1
    ¿ALGO MÁS QUE UNA COINCIDENCIA?
    “Google, Facebook, Yahoo, Intel, Cisco y Linkedin tienen algo en común: son grandes empresas tecnológicas que, como varias más, tiene oficinas en Silicon Valley. Se trata de es un área de aproximadamente unos 50 por 10 kilómetros al sur de San Francisco (California, Estados Unidos) donde se encuentran las principales empresas de tecnología del mundo. Su nombre significa “Valle del Silicio” (¡no de la silicona!) y se denomina así por ser un valle donde hay muchas industrias de computación que utilizan el silicio para fabricar los famosos “chips”.
    La consolidación de las empresas tech en la zona se debió a que se encuentra cerca de importantes universidades, como Stanford o Berkeley, ya que la industria tecnológica necesita constantemente “nuevos cerebros”.
    Esta área está dominada por un público joven, de diversos países y etnias, con un alto poder adquisitivo, autos de lujo y, por supuesto, la última tecnología.
    (Nota de Redacción. En realidad todo esto está en el valle de Santa Clara, y también cerca de San Francisco, ambas de California, o sea, dos de las misiones fundadas por San Junípero Serra, canonizado hoy por el misionero Papa Francisco en la Catedral de la Inmaculada de Washington D.C. Y él área , física, de estas tecnologías virtuales , está además en la población de “Cupertino”, lo que en realidad fue fundado por los misioneros franciscanos españoles como San José de Cupertino, en honor de un santo franciscano conocido por ellos, famoso por sus levitaciones. Famosos fenómenos del propio Cupertino, que quizá sí tienen que ver con la Era de la Información. No deja de ser muy distinto esto, tan ultramoderno de las levitaciones, y traslados místicos, de aquello que desean hacer las empresas de la era de la información.
    Hay que recordar además que en Desfile de las Flores, de Pasadena, más o menos cerca de allí mismo, se hace gracias a que los amigos de Junípero son los que precisamente plantaron, en sus misiones, rosas españolas en California. Si hubiera dudas, vale la penas ver el Desfile de las Rosas en el primer día de cada año. Es una maravilla de tecnología y poesía, además de belleza. Sin duda que hay que agradecer enormement5e la visión del Papa Francisco, que decidió la canonización de Junípero, en la fecha de aniversario de la beatificación del misionero fundador de California por San Juan Pablo II. Gracias digitales al Papa Francisco a nombre de…. el futuro). )

    ADVERTISEMENT
    Las empresas
    Google tiene un enorme complejo de edificios en Silicon Valley –conocido como GooglePlex-, en la puerta de cada uno hay bicicletas que se utilizan para ir de un edificio a otro. Cancha de voley, mesas en espacios al aire libre, restaurante, estacionamiento con carga para autos eléctricos y un lugar para poder llevar a las mascotas al trabajo son algunas de las cosas que se pueden apreciar en sus instalaciones. ¡Ah! Y si la tecnología no deja tiempo para ir a la peluquería, existe el “Mobile Hairdresser”, que es una peluquería móvil que va a la puerta de las oficinas y, desde unos 20 dólares, se puede conseguir un corte de pelo.
    Intel, el mayor fabricante de procesadores y líder en innovación, también tiene centros de investigación y desarrollo en el valle, donde se diseña la tecnología que está por venir. Además en su edificio podemos encontrar el Museo Intel (después te contaremos más sobre eso).
    Cisco, líder mundial en redes para Internet, tiene una gran cantidad de edificios en Milpitas, una de las ciudades del Valle. Allí trabajan cerca de 30 mil empleados.
    Facebook sorprende con dos edificios en piedra que sólo se encuentran si uno tiene la dirección, ya que no tienen el nombre de forma visible y pasan muy desapercibidos. Gente joven, zapatillas, bicicletas y jean son el uniforme en esa zona.
    Apple, la famosa firma de la manzanita, tampoco podía faltar. Se encuentra en Cupertino y es allí donde Steve Jobs planea construir un nuevo campus con forma de nave espacial.
    Yahoo, Linkedin, Microsoft, HP, McAffee y varias empresas tech con trayectoria y también nuevas, tienen edificios en Silicon Valley. Arquitecturas simples, la mejor tecnología, banda ancha y todos los servicios tecnológicos necesarios para lograr empresas tech que cotizan en bolsa. Eso sí, todas las marcas tienen su “Gift Shop”, para poder adquirir merchandising de la marca.

    Los museos
    Como te contábamos antes, Intel tiene un museo abierto al público en su edificio que permite aprender acerca del silicio, los microprocesadores, la conductividad… Todo de forma muy didáctica y simple. Podés escribir tu nombre en binario, detener una lluvia de bits y otros entretenimientos que lo hacen divertido además de educativo. También se puede recorrer la historia de la empresa, escuchar a sus fundadores y observar los cambios de los últimos 35 años.
    Un museo imperdible para las fanáticas de la tecnología es el Computer History Museum.
    Reabierto a principio de este año, muestra el impacto de la computación desde sus comienzos. El slogan dice “Los primeros 2.000 años de computación” y se puede ver desde el primer ábaco, pasando por juegos, la primera computadora, los primeros dispositivos móviles y el crecimiento de las grandes empresas tecnológicas. 19 galerías, miniteatros, videos y piezas reunidas por muchos años hacen que sea una experiencia para recordar. Muchísimo material para ver, pero todo en inglés.
    Luego de tanta tecnología, podés hacer una visita a uno de los shoppings que hay en la zona que, claro, tampoco faltan.

    ¿Te gustó el paseo? ¿Cómo te imaginás que debería ser uno de los lugares más “tecnológicos” del mundo?”.

    Valeria Viva, de Mujer y Tecnología. En Twitter, @valeriaviva.

  7. Juan Eduardo Iriarte Seigné-Prado

    9 DE OCTUBRE DE 2015
    LA CRUZ DEL SUR
    La Isla de los Lobos, bajo la Cruz del Sur
    9 de octubre de 2015
    Hola. Tuve la gran oportunidad de tener como vecino de casa, en esta ciudad de la Nueva Guatemala de la Asunción, al gran embajador del Uruguay, el gran Román Marquine Garay. Y a su muy querida y distinguida esposa, La Embajadora. Era esto en la colonia La Cañada, en la zona 14, sur oriente de la Ciudad de Guatemala, donde había varias casas de embajadores. Y todavía era aún una zona casi silvestre al sur-este de la ciudad. Una acogedora neblina matinal. Espectaculares atardeceres con los volcanes de fondo. Había ranas nocturnas y pájaros del alba. Como ocurría en muchos de los barrancos que rodean a esta capital.
    También es siempre una zona altamente sísmica, aunque no todo el mundo lo crea. Condiciones geológicas. Allí llegan fácilmente los retumbos del Volcán de San Vicente Pacaya y de San Francisco de Sales.
    Si algo no le gustaba a la pareja eran los temblores, los terremotos. Les espantaba ver cómo un sismo podía hacer olas en su piscina, hasta vaciarla ante sus ojos de manera increíble. Por ejemplo aquel 4 de febrero de 1976.
    Más adelante de La Cañada, geográficamente hablando, solamente estaban la carretera a Boca del Monte, el mirador del Valle de Amatl-Titlán (El Árbol de Amate en el Agua), el geológico lago del mismo nombre, y la aún futura plaza de Berlín, remate de la gran Avenida de Las Américas. Casi vacía. Aunque ya con la población de algunos héroes y próceres, aunque en sólidas esculturas, claro.
    Aunque había quedado ya la Gran Cruz del Congreso Eucarístico, aún no había allí un monumento en honor a Juan Pablo II, quien llegaría después, en vivo, al menos, tres veces, oficialmente, a esta ciudad.
    Aparte de ser entonces nuestro vecino más cercano, Don Román, era un ejemplo de prójimo.
    Era muy dedicado a reunir gente.
    Era muy asiduo a reunir a diplomáticos, de todo el mundo, y a otro círculo, local, más amplio numéricamente, los periodistas; y hacer para la gente de las noticias, ellos, nosotros, alguna pequeña fiesta. Aunque, claro, los asados típicos eran más bien un entretenimiento privado. Su homo llegaba a casa. Casi llegaba el olor de esa carne.
    Román era un hombre que contaba chistes al por mayor, y rebalsaba alegría. Esto le gustaba mucho al gremio reporteril. La pareja uruguaya era así uno de los favoritos de las páginas de Sociales (La Crónica Rosa), de los dos matutinos principales de la Ciudad, de ese entonces, El Gráfico, y Prensa Libre. Y de sus cronistas, dos afamadas escritoras, y sus respectivos fotógrafos
    El diplomático “Gausho” estuvo bastantes años en Guatemala (no lo reasignaron), y ello mismo nos dio tiempo de conocer y amar a su país, el Uruguay. Es decir, La Marca Oriental. Quizá hasta saber algo del fútbol.
    Había cercanas a casa otras embajadas suramericanas, pero cada una se manejaba de distinta manera con el vecindario, o con la prensa. Por ejemplo, las de Venezuela o el Perú. Y en las cercanías, todas las demás sedes.
    Él culto y humanitario diplomático podrían habernos hablado mucho más acerca de los temas de actualidad, entre ellos, los que estaban ocupando, o preocupando, o los que estaban reuniendo a los americanos en general, como desde lo de Punta del Este, la Alianza para el Progreso, la de Kennedy, hasta lo más actual. Pero él se fue por un lado totalmente doméstico.
    Quizá no era apropiado pasar a una casa de vecinos y hablar allí de Geopolítica durante la merienda. Aunque con seguridad sí que lo debe haber hecho en otras partes.
    Como éramos de familias cercanas por simpatía y vecindario, don Román tocaba a la puerta el 31 de diciembre de cada año, y le anunciaba a mi padre, Carlos Arturo Iriarte Cruz , o a mi madre, Albertina María Seigné-Prado Laurent que El Desfile de las Flores estaba por comenzar. Lo pasaban en vivo, y en directo, por la televisión, algo aún inusitado en esos tiempos, donde casi sólo habíamos visto retransmisiones de la NASA, lanzamientos espaciales, por ejemplo.
    Este contacto tan cálido, además de diplomático, y de Derecho Internacional, era posible porque su esposa y mi madre eran grandes amigas, y por eso don Román la invitaba a madre a menudo a su casa. Perdón por tantas referencias personales, pero son la explicación de estos hechos.
    También le gustaba a ambas parejas de esa 11 avenida la movida carrera de San Silvestre. Casi en las mismas fechas y a las mismas horas que el desfile de carrozas de Pasadena.
    El Desfile de las Rosas ocurre todos los años en Pasadena, California, en el boulevard principal de esta ciudad.
    Un día, las carrozas que desfilaban tenían como tema común una pregunta.
    — “¿Se puede transportar Tiempo, y Energía?
    (¡Vaya pregunta!).
    Esta pregunta, en, digamos, 1968, significaba cosas distintas, bastante, de las del 2018.
    Las carrozas más avanzadas presentaban en esta línea tesis que ahora son tareas escolares infantiles.
    De 1968 al 2015, según palabras de san Juan Pablo II, ha comenzado a desenvolverse una mutación histórica. La mutación puede haber comenzado allí. En esas “Mision”. Y Juan Pablo II dijo de un californiano, Junípero, que él pequeño misionero mallorquín era el puente entre dos mutaciones, dos eras, en constante mutación. Por lo tanto, era la clave. Y era, es., el centinela del futuro.
    Que una nueva era de la humanidad se había presentado para los indígenas en la época de la llegada de los misioneros, y de la misma manera estábamos ante un cambio de era, exactamente ahora. Right here, right now. Y que así como Junípero había sido la clave para que los indígenas californios pudieran manejarse ante la finalización anunciada en las profecías, también ahora, hoy, aquí, Junípero, desde su atalaya de el Carmelo del Mar, era, es, una clave para conocer el futuro.
    No hay manera de saber si Román Marquine Garay y Señora, al observar el desfile de las fantásticas carrozas, pensaban a la vez en que cada carromato era ya un anuncio de un mundo por llegar. Por venir. Puede que sí. Eran tan cultos y tan avanzados que hasta se les podía llamar profetas.

    El tema así de florido, allá mostrado en esas frescas mañanas de sol brillante y frío, en ese desfile incesante de sorpresas, es que, al lado de las tecnologías del futuro, las carrozas venían adornadas con lo cotidiano, cotidiano y nuevo, rosas. Rosas de Pasadena, es decir, las que dejaron en California Junípero y sus misioneros. ¿Rosas de Castilla? ¿Como las que encontró Juan Diego?
    Con todo, y, a pesar de la masiva presencia de “California” en la atmósfera total del mundo, el tema concreto de Las Misiones, y del Camino Real que intersecta esa Calzada de las Flores de Pasadena, seguía más bien oculto.
    No se hablaba, por ejemplo, de que Junípero se había agenciado con familias de España, amas de casa peninsulares, que llegaron por el sol del desierto, y familias indígenas, arrinconadas entre la Sierra Nevada, el Valle de la Muerte, y “La Mar Desconocida.
    Familias, con las que fue formando un modelo de desarrollo auto sustentable.
    Hoy California es un lugar muy o mucho muy conocido, aunque no tanto; pero ya se comienza a hablar acerca de los fundamentos del Milagro de California. Los fundamentos quizá no son tan evidentes. Están en el campo de la mística. Pero están.
    Con el tiempo, se habló más en todo el mundo acerca de California. Hollywood. Y, repentinamente, del Valle del Silicio. Este no muy lejos de lugares como la “Misión Santa Clara”. En nada menos que “San José de Cupertino”. Amas de casa, heroínas, pioneras. En medio de las piedras y los cactus. Sed y sol.
    Y Román Marquine nos refrescaba la memoria cada Año Viejo con la llegada de este Año Nuevo “californiano”. Presentía algo que no acababa de definir aún. Ahora ya sabemos más de lo que quería decirnos. O de lo que hubiera querido decirnos.
    Quienes estudian, a fondo, el “Milagro de California”, el milagro de su pujanza, convienen en que todo comenzó, en realidad, en Petra, Mallorca. En realidad, en la parroquia de Nuestra Señora del Bon Amy. En Las acciones de gracias por las cosechas y la lluvia. Aunque en realidad, invocaciones y acciones llegadas desde los valles de la Tierra Santa. Desde las vegas bíblicas. Tras siglos de mutua polinización de algunas de las mejores y más grandes grandes civilizaciones antiguas. Quizá, una de las cunas para el futuro.
    No todo el mundo está de acuerdo en que la gran carretera de la información, Information Super Highway, comenzó en realidad bajo el rastro estelar, a la manera de la ruta estelar de Santiago; como un reflejo filosófico de la ruta de las misiones: el Camino Real. Es decir, de las correrías de Junípero. Él que pobló el Camino Real de misiones, de rosas, de huertos y, con el tiempo, insistimos, de familias.
    Pero el hecho está allí. Hay que hacerlo florecer.
    Felicito a quienes buscan, en el Camino Real de Junípero y sus senderos la sierra y en el mar, el desarrollo auto sustentable, especialmente, si siguen la huella de otro “franciscano”. Francisco, papa. O la del Poverello. O la de Ciara. Hermano Sol. Hermana Luna.
    Un día, Román Marquine Garay se regresó finalmente a su tierra. Curiosamente, parece que no se despidió de mucha gente. Quizá por alguna especie de creencia irlandesa. Quizá sufriendo. Para retirarse a descansar. Y a otear La Mar.
    Supimos que se había ido a vivir a un islote, precisamente, frente a Punta del Este. De cara a cara con esa cosa de la que se dice que es un río, y de ese mar austral inmenso. Y al lado de ese otro gran río urbano. Vena de un continente entero.
    Y su nuevo hogar, un reducido islote, un peñasco de rompientes, si se le compara con las amplitudes del Cono Sur.
    La Isla de los Lobos. Allá, seguramente, hablaba, o habla, todavía, cada mañana, con los lobos marinos.
    Allí nadie los molesta. Como en Mar del Plata.
    Aquí, le encantaba un mar pequeñísimo. Su piscina favorita. La de su casa.
    La cambió de todos modos por el inmenso mar austral. Bajo la inmensa Cruz del Sur.
    Te recordamos “Marzo”. Y a tu esposa, “Febrero”. Como los llamaban los periodistas, con todo el amor y el cariño.
    Román Marquine Garay, se ve, estaba aquí oteando el futuro. Por eso le fascinaba el desfile de carrozas de Pasadena, con sus audaces presentaciones, su belleza, su calidad, su simpatía, su humanismo.
    Pero, en viniendo de un país tan culto, seguro que Román oteaba la cercanía del gigantesco gigante del norte, en esa misma era en la que se estaba viajando a la Luna, etc.
    Desde entonces, ha sido una aventura tratar de seguir de cerca cada desfile de las flores, sus propuestas de futuro, y tratar de entender qué es lo que buscó Román, y lo creó o ayudo a crear Fray Junípero Serra, con sus compañeros misioneros. Suplentes de los pioneros jesuitas.
    Desde los juegos olímpicos de Tokio, en vivo y en directo, o desde el Apolo, han pasado cosas. Pero aún no se comprendía todo el conjunto. Ahora ya hay más herramientas para la navegación. Ahora ya hay más bitácoras. En este caso, bitácoras científicas.
    Así pues, aprovechamos, un día, la cercanía entre Buenos Aires y Montevideo. Cruzamos el río. Una noche entera entre las olas. Y fuimos a Punta del Este. Con mis amigas del Quinteto de Alejandría.
    Hablamos por teléfono con Román, que estaba ya en la Isla de los Lobos, marinos.
    La ventisca era de verdadera borrasca, o las olas, no se sabe si del río o del mar, eran impresionantes.
    Nos pidió por eso que la visita la dejásemos para tiempos más tranquilos.
    Tenemos pendiente esa visita a la Isla de los Lobos. Bajo la Cruz del Sur.

  8. Juan Eduardo Iriarte Seigné-Prado

    La historia de vuetros navegantes, descubridores, evangelizadores, y mpas, estpallen, entre otras cosas, de verdaderos ejemplos de muchas virtudes humnas. Para quienes contemplan cada mañana las más o menos traquilas aguas ourpúreas del amanecer, en ese tranquilo lago romano, el resto del mubndo es insólito. Por so os mando algo de lo que segurmente encontráron los navegantes y exploradores, Entre ellos Junípero. Y con el buen huor de ellos, habrán dicho: además de gaviotas tebnemos uno que otro vientecillo.
    Pudes buscar a Olaf, o a Patricia, en los sitios de Weather. Allí verás al verdadero Junípero Serra, y entenderás el valor suyo y de los demás. Cordial saludo.

    El 22 de octubre de 2015, 11:37, Juan Eduardo Iriarte Seigne escribió:

    Latest Storm Status and Satellite Image” “Su Majestad: hemos tenido uno que otro vienteccillo, pero nada que ver”. Fr. Junípero, OFM.

    El 19 de octubre de 2015, 19:07, Juan Eduardo Iriarte Seigne escribió:

    Hola. Tenemos uno que otro vientecillo, pero nada que moleste.( Bitácora del “Santiago”)
    O Bitpácora del ” San Carlos”.
    Vale.

  9. Juan Eduardo Iriarte Seigné-Prado

    QUE MALA CALIGRAFIA Y ORTOGRAFÍA. TRATARÉ DE MEJORARLA.
    La historia de vuetros navegantes, descubridores, evangelizadores, y más tíos y tpías, , está llena, entre otras curiosidades y cosas, de verdaderos ejemplos de muchas virtudes humnas. Para quienes contemplan cada mañana las más o menos traquilas aguas purpúreas del amanecer, en ese tranquilo lago romano, donde estáis, el resto del mundo es insólito. Por eso os mando algo de lo que seguramente encontráron los navegantes y exploradores, Entre ellos Junípero. Y con el buen humor de ellos, habrán dicho: además de gaviotas tenemos uno que otro vientecillo. Ale. Jalemos pa lante.
    Pudes buscar a Olaf, o a Patricia, en los sitios de Weather. Allí verás al verdadero Junípero Serra, y entenderás el valor suyo y de los demás. Cordial saludo.

    El 22 de octubre de 2015, 11:37, Juan Eduardo Iriarte Seigne escribió:

    Latest Storm Status and Satellite Image” “Su Majestad: hemos tenido uno que otro vienteccillo, pero nada que ver”. Fr. Junípero, OFM.

    El 19 de octubre de 2015, 19:07, Juan Eduardo Iriarte Seigne escribió:

    Hola. Tenemos uno que otro vientecillo, pero nada que moleste.( Bitácora del “Santiago”)
    O Bitpácora del ” San Carlos”.
    Vale.

  10. Juan Eduardo Iriarte Seigné-Prado

    May the Force be with you!
    Para que no se quede en el vacío una idea que se me ocurre, (otra más) acerca del origen de un gran tema, el gran tema central de “La Guerra de las Galaxias”, en lugar de un dialogo, pues no se mucho, simplemente pongo una cita; y repito lo que leí en la biografía de Fr. Junípero, escrita por ese dominico. El Padre Lorenzo Gálmes, si mal no recuerdo, y por Ediciones BAC.
    ” Que la Fuerza te acompañe”.
    Entiendo que un día caminando hacia el norte, con sus amigos, Fr. Junípero cae desmayado, con su pierna reventada. Sus compañeros se inclinan sobre él, y le hacen sombra.
    Si mal no recuerdo, Fr. Juan Crespí es quien que le dice: — ” ¡Que la Fuerza te acompañe!”. ” ¡Siempre adelante. Nunca un paso atrás!”.
    Junípero se pone de pie, de un salto, como en esas escenas evangélicas de inválidos curados, y sigue hacia el norte. Aunque no recuerdo en que etapa del Camino Real ha sido esto, eso es lo que dice Lorenzo Gálmes. De la BAC, según creo.
    La frase favorita del Yoda es: –. “¡May the force be with you!”.
    Y Dart Vader trata de secuestrar la fuerza, en su favor. O el lado oscuro de la fuerza trata de secuestrarlos.
    ¿Estás de acuerdo?
    Que la fuerza te acompañe.
    Tal como les contaba, había leído y almacenado los textos acerca de Junípero Serra, san. Muy bien documentados.
    Yo sondeo aún el tema del viaje del misionero a Oaxaca, pues se dice que quería venir a estos lares, pero un río crecido, y los cocodrilos, se lo impidieron. Hay quien asegura que ese viaje está confirmado.
    No estoy suponiendo que Uds. no hayan visto algo de la saga de “La Guerra de las Galaxias”, pero en todo caso les cuento que tengo razones para pensar que los guionistas de la saga se fueron a pasar algunas temporadas al popular barrio de artistas de Carmel del Mar (C. Eastwood incluído), para inspirarse. Yo no tengo ninguna duda.
    Aquí hay una convención anual de seguidores de la Guerra de las Galaxias. Cada año va más gente. Y cada vez más gente se saluda con el May The Force be with you (Mejor que sea el lado bueno de la fuerza, claro). ¿Estará alguien de por allí dispuesto a sostener una charla digital con cualquiera de California o de Hollywood sobre el tema? Yo estoy completamente seguro de que así es. No todos tenemos la tecnología que Ud. (Vosotros) tienen (tenéis).
    Quizá hay algunos otros indicios. Por ejemplo, los e-woks, u otros, esos ositos que salen de entre .
    los sequoias, van vestidos de pequeños frailes.Con eso me bastó para que, según yo, se pudiera ver una conexión entre una de las máximas creaciones de Hollywood (por lo menos en cuanto a recaudación de taquilla se refiere ), y el Camino Real, y sus protagonistas.
    De todos modos Walt Disney era de origen español, aunque tuvo que matricularse como hispano nada más.
    Si yo fuera de por allí, nunca dejaría de ir al Carmelo del Mar.

Entradas recientes