Gaudí: colaborador –no copista– de Dios

Quiero empezar el último post del año  con el vídeo que José Manuel Almuzara, arquitecto y gaudinólogo, nos ofreció como regalo al término de su sesión:

La persona y la obra de Gaudí son un ejemplo de misericordia. Toda su vida gira en torno a su relación con el propio entorno. Nacido en Reus y criado en ambientes rurales, creció fijándose en los árboles, las plantas, las montañas, en definitiva: la creación, que luego plasmaría en su obra. Reconoció a la naturaleza como su maestra, y se veía colaborador del Creador, no un mero copista. Sabía que para ser original, había que volver a los orígenes. En sus propias palabras:

“Cada uno utiliza el don que Dios le ha dado. Su realización es la máxima perfección social. El que construye y tiene que hacer cosas, que no critique las obras de los otros ni defienda las suyas, sino que haga y dirija la crítica contra sus propias obras para depurarlas y mejorarlas.

La creación continúa incesantemente por mediación de los hombres. El hombre no crea; descubre y parte de ese descubrimiento. Los que buscan las leyes de la naturaleza para formar nuevas obras colaboran con el creador; los copistas no colaboran. Por eso, la originalidad consiste en volver a los orígenes”

Sobre el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia de Barcelona, conocido mundialmente, Almuzara  –que también preside la Asociación para la beatificación del insigne artista catalán y universal– nos explicó que no hay elemento arquitectónico o decorativo que no tenga un símbolo detrás.

nacimiento gaudi

Gaudí nos habla a través de su obra. Casi es posible encontrar los árboles que inspiraron las columnas del interior del templo; hay constantes referencias a la montaña de Montserrat, por ejemplo en la fachada del Nacimiento, donde el Cavall Bernat, el mayor monolito de Cataluña, aparece recreado en la montaña de la izquierda, que representa la virtud de la esperanza; los árboles plataneros del Eixample barcelonés inspirarán algunos elementos arquitectónicos del exterior del templo.

La fachada principal es la de la Gloria, todavía en construcción, donde destacan a ambos lados de la entrada las capillas dedicadas a los “dos sacramentos que más gloria dan al cielo”, en palabras de Gaudí, el bautismo y la penitencia. Las fachadas laterales son la del Nacimiento y la de la Pasión (que Gaudí no pudo ejecutar, aunque la meditó y llegó a dibujar durante una larga convalecencia muy cercana ya a su muerte).

20161222_183950

Folleto que repartimos a todas las asistentes al I-Wil Lunch de diciembre

La entrada posterior de la basílica, llamada de la Asunción, da paso a la capilla de la Virgen de la Misericordia. De ella nos contó Almuzara una anécdota curiosa: impresionó tanto a un religioso chileno que, hoy en día, ya está en construcción una iglesia con planos autorizados por Gaudí y financiada nada menos que por la presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

De todo ello –y de mucho más– hablamos en la sesión de diciembre de nuestro I-Wil Lunch.

Desde aquí le agradecemos una vez más a José Manuel Almuzara su sesión y su generosidad. Me gusta complementar el elevado espíritu de Antonio Gaudí y la verticalidad de su obra, con la visión de la Navidad que nos ha ofrecido recientemente el escritor Juan Manuel de Prada, en su artículo Feliz Navidad, que podéis leer aquí.

Que ambas visiones complementarias nos ayuden a recibir la Navidad con espíritu renovado, con paz y amplitud de miras. ¡Que descanséis en estos días tan familiares y entrañables!

 

Recibe el blog de NCH en tu buzón

6 Comentarios

  1. Juan Eduardo Iriarte Seigné-Prado

    Muy estimada Nuria Chinchilla. Me parece que he comenzado bien el año digital, pues según una leyenda guatemalteca, lo que hagas a las doce de la noche, del 31 al 1, es lo que harás durante el año. Una vez que salí al parque de San Lázaro encontre a dos señoras con maletas en mano. ¿Querían viajar? ¡ Por supuesto!. No he chequeado si se les cumplió. Claro que ahora no me quedé a leer mi correo, pero sí lo estoy leyendo ahora, aunque sea con casi tres días de retraso. De todos modos es para decirle a Nuria que han recomendado su blog . Y todo esto para decir que, si Dios así lo permite, seremos nuevamente lectores del IESE, de Nuria, y de toda esa magnífica comunidad. Feliz Año.

  2. Juan Eduardo Iriarte Seigné-Prado

    Muy estimada Nuria Chinchilla y gente del IESE. Ya sabía algo de Gaudí. Ahora me quedo todavía más asombrado.
    Aparte de eso, me explico más por qué a los Reyes Magos les gusta tanto pasearse por allí. Y estoy leyendo lo de Prada y el Oximorón. Tendré que actualizarme en Griego, pero creo que ya entendí el mensaje: los sencillos son los que de verdad son genios, y no a la inversa. Feliz Año y Feliz Navidad y Feliz Reyes. De todosd modos, Feliz Turrones.

  3. Hola Nuria! Muy buen artículo, lo que comentas arriba creo es extensible a nuestro día a día en cualquier labor creativa. La sociedad de hoy no está preparada para pensar y positivar la creatividad individual. Está adoctrinada para debilitar al cercano. Creo que en el fondo este moderno sistema educa en la titulitis y la memorística y nada en la humanidad y el respeto, palabras que al parecer carecen de riqueza pero que en el fondo para los que pueden ver …es una absoluta riqueza. Muchas gracias por dejarnos disfrutar de diferentes lecturas. un saludo!

  4. This post is very interesting. Thank you.

  5. Amazing. This post was very helpful to me. Thanks.

  6. El artículo nos hace empezar este nuevo año con una reflexión “TAN ACTUAL, TAN NECESARIA Y TAN AMENA EN LA REDACCIÓN..” Gracias Nuria.

Entradas recientes