¡Día de la madre! ¿Y los 364 días restantes?

Ser mujer conlleva la posibilidad de ser madre. Hay un “reloj biológico” que nos recuerda que tempus fugit y que hay una franja natural para la maternidad. Según el estudio IESE-ORDESA sobre Maternidad y Trayectoria profesional que acabamos de presentar en Madrid, las mujeres españolas desean tener 2,5 hijos. Sin embargo, el índice de fertilidad en España es de 1,33 hijos por mujer desde hace ya dos décadas, un lento suicidio gráfico. Detrás de este gap de maternidad está el acoso por maternidad, las discriminaciones, los micro-machismo, y la falta de apoyo de gobiernos y empresas. Todo ello supone una falta de libertad real a la hora de intentar integrar maternidad y trayectoria profesional.

cartel ordesa

Laura Baena, madre hace tres años, comenzó un movimiento cuando, tras un twit en 2014, empezó a hablar de “malasmadres”. Así se definen:

Club de Malasmadres con mucho sueño, poco tiempo, alergia a la ñoñería, con ganas de cambiar el mundo o al menos de morir en el intento. Este club lo formáis todas vosotras, las Malasmadres que nos leéis a diario en el blog, que nos mandáis vuestros TIPs y que compartís vuestros fallos de Malasmadres cada noche en nuestro Facebook”

Destaca el sentido del humor con el que se autodenominan, y también con el que bautizan a los otros componentes de la familia: la “buenahija” o el “buenhijo”, el “buenpadre”… Os recomiendo que echéis un vistazo a su Blog aquí.

No se han quedado ahí y han lanzado un movimiento llamado #YONORENUNCIO, asociación por la conciliación que ha publicado un informe sobre el tema y ha lanzado un vídeo en el que hablan de padres y madres desaparecidos:

Imagen de previsualización de YouTube

Algún otro movimiento pone el enfásis en que algunas mujeres no quieren tener hijos, cuando lo que pasa en la mayoría de casos es que no pueden por diferentes barreras que encuentran en su camino. Mutatis mutandis,  es la fábula de la zorra y las uvas: no alcanzo a cogerlas, ergo están verdes…

zorra y uvas 2

No es el caso de Carmen Gimeno, Presidente del Consejo de CaixaBank Asset Management y Directora Corporativa en la misma empresa, miembro de varios Consejos de Administración de empresas participadas, y madre de dos hijos adolescentes. Ayer tuvimos la suerte de que nos contara su trayectoria profesional en nuestro último I-WIL Breakfast del curso. Como se puede deducir del puesto que ocupa en CaixaBank, tener hijos y carrera profesional es posible. Ella señaló que le parecía más importante estar con sus hijos ahora que son dos adolescentes, que antes cuando eran bebés o niños pequeños, y algunos de los cuidados básicos eran más fácilmente delegables. “Indudablemente, una canguro puede eficiente y delicadamente cambiar un pañal o llevar al colegio…pero solo una madre (o un padre) puede esperar pacientemente a que vayan cayendo las confidencias del adolescente, estando en muchos momentos de silencio y distancia, hasta que llegue el momento elegido por el hijo para hablar.” Competencia imprescindible: presencia silenciosa y paciente.

Carmen Gimeno

Además de hablar de conciliación y maternidad, Carmen aconsejó tener en cuenta tres pilares básicos a la hora de construir nuestra trayectoria profesional: La preparación, ser flexible, y la coherencia (que es lo que acaba dando sentido a todo lo demás). Sobre su preparación se refirió a su anhelo innato de “siempre querer ir más allá”, no ser solo buena, sino mejor que cualquier hombre (confiesa que desde pequeña se dio cuenta de que sería necesario). El PDD del IESE le reveló que la preparación, más que conocimiento acumulado, era un tema de competencias. Aprendió que estar preparado permite dejar atrás la individualidad en un momento determinado, y pasa a lo colectivo: “aprendes a delegar también el conocimiento en tus equipos”.

En el IESE también aprendió la importancia de la flexibilidad, que reconoce como muy valiosa en su formación. Y “un día te das cuenta de que tienes tú la batuta”… Llegados a este punto, Carmen defendió apasionadamente la coherencia con los valores y principios y la fe en la Providencia, dos pilares básicos para entender quien es ella hoy. De hecho, una de las asistentes a la sesión apuntó un titular sobre la marcha: “Ser coherente con flexibilidad: Carmen Gimeno”.

Carmen, además, es miembro activo de nuestro I-WIL Mentoring, donde encuentra tiempo generosamente para guiar a otras mujeres, contagiándolas del espíritu de la “valentía de la inconsciencia”, como ella misma llama a su afán de superación en perseguir los retos y objetivos, y seguir siempre adelante…

En estos momentos estoy in my way back from Madrid donde, junto a Esther Jimenez y, he presentado a la prensa el Estudio IESE-ORDESA sobre Maternidad y Trayectoria profesional. (Aquí podéis leerlo.)

Rueda de Prensa

En la Rueda de Prensa, entre Esther Jiménez y José Joaquín Alonso, director de la unidad de negocio de Laboratorios Ordesa

Os invito a todos, hombres y mujeres, a que vengáis a la presentación del estudio en alguna de las dos sesiones en IESE. En Barcelona (15 de mayo) y en IESE Madrid (22 de Mayo), conjuntamente con IESE Alumni esta última) a las 19.00 de la tarde en ambos casos. Es un tema de todos y para todos.

Será un nuevo e inspirador paso en el camino para repensar cómo integrar la maternidad y la paternidad en la empresa y la sociedad en la que vivimos.

Indudablemente, ser madre (o padre) es uno de los cambios más grandes que toda mujer (¡y hombre!) afronta a lo largo de su vida. El más maravilloso a pesar de todo, y sabemos que ese “todo” es muy grande y complejo, ambivalente, difícil… Pero justamente por eso, es el reto que más satisface. ¡Feliz Día de la Madre… y siguientes…!

 

Recibe el blog de NCH en tu buzón

3 Comentarios

  1. María Mercedes Pulgarín

    Gracias Nuria por este artículo; solo faltó un testimonio: el tuyo, pues eres una gran profesional y mamá que ha logrado equilibrar los dos roles , y más aún inspiras a miles de mujeres y hombres en todo el mundo con tus artículos y temas, que llaman a un humanismo en acción.

    Desde Cali Colombia, un gran abrazo

  2. […] Leer más en el blog de Nuria Chinchilla […]

  3. […] Pero, muchas veces, si se quiere, ¡se puede! Se puede ser madre y se puede ser profesional con una carrera más que satisfactoria. Lo he comprobado con cientos de testimonios a lo largo de mi vida profesional y hemos hablado de ello en anteriores posts, como este que podéis leer aquí. […]

Entradas recientes