Algunas tesis (poco ortodoxas) sobre el Informe de RSC (II)

En una entrada anterior empecé un listado de tesis poco ortodoxas sobre los Informes de Responsabilidad Social (RSC). Voy a continuar con ese elenco que, ya habéis comprobado, es muy desordenado.

Sexta tesis: el Informe de RSC, o al menos las partes relevantes, debe ser comentado, criticado y desmenuzado por cada sección, departamento, oficina, planta o división. Claro que esto significa que el jefe se va a poner colorado (si sus subordinados se atreven a decir la verdad), pero, si queremos ser realmente responsables, todos, no se me ocurre nada mejor.

Es más (y esta es la séptima tesis): lo más importante del Informe de RSC es hacerlo; el papel final está bien, pero el objetivo no es informar, sino informarnos, a nosotros mismos. Un Informe que no sirva para gestionar mejor es una pérdida de tiempo.

Pero, me dirá el lector: ¿y los stakeholders externos? ¿Y los clientes, proveedores, sindicatos, comunidad local, medios de comunicación…? ¿Qué dirán si no les entregamos nuestro Informe? Es verdad. Pues dáselo. Pero –y esta es la tesis número ocho-, con tres condiciones. Una: diles la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad (y procura que Relaciones Públicas y, sobre todo, Asesoría Jurídica no se enteren). Dos: diles la verdad que ellos necesitan saber. O sea, prepara Informes parciales sobre lo que a ellos les interesa. Y tres: dialoga con ellos. No te limites a decir “mecachis, que guapo soy”.

Tesis número nueve: en tu próximo despacho con el Comité de Dirección o con el Consejo de Administración, cuéntales todo eso; sobre todo cuéntales las críticas que te han hecho. Si son como tienen que ser, en lugar de darte una bronca, te felicitarán y se ofrecerán a colaborar. En todo caso, ellos deben dedicar un largo rato a discutir lo que tú les cuentas, lo que figura en el Informe y, sobre todo, lo que no figura en el Informe.

Y acabo con una tesis número diez, para no alargar demasiado el tema: cuando ya tengas el Informe preparado, pregúntate: ¿cuánto “window dressing” hay aquí? ¿Cuánto “hay que marcar todos los cuadritos para que el Informe sea completo” hay aquí? Y, ¿nos lo creemos, todos?

¡Uf!, pero no he dicho nada de la participación de los directivos de otras oficinas, divisiones y departamentos en la elaboración del Informe. Tendré que escribir otra tesis sobre el tema.

Los Comentarios de la Cátedra son breves artículos que desarrollan, sin grandes pretensiones académicas, algún tema de interés y actualidad sobre Responsabilidad Social de las Empresas.

One thought on “Algunas tesis (poco ortodoxas) sobre el Informe de RSC (II)

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 5 =