Por qué ahora es el momento de invertir en IA

En medio de la incertidumbre generada por la crisis económica y sanitaria del COVID-19, podría parecer recomendable archivar tus planes para incorporar la inteligencia artificial en tu modelo de negocio. Sin embargo, hacer eso probablemente sería un error: aunque te cueste creerlo, este es un momento ideal para comprender el potencial de la IA en tu empresa y empezar a invertir en ella, incluso si es en cantidades relativamente modestas.

El profesor Sampsa Samila coordina en el IESE la investigación y la formación sobre IA y su impacto en el futuro de la gestión de empresas. En una reciente sesión online junto con el profesor Mike Rosenberg, exploraron algunas de las razones por las cuales los directivos deberían empezar ya a valorar las posibilidades de la inteligencia artificial. Estas son algunas de las más importantes:

El COVID-19 ha propulsado la digitalización. Muchas empresas se retrasaron en la adopción de la IA porque simplemente no eran lo suficientemente digitales. Pero esto ya no es así desde la llegada del coronavirus y el súbito cambio al trabajo remoto y online que ha implicado. Como dice el profesor Samila: “Ahora estamos adoptando nuevas formas de trabajo, nuevas tecnologías; estamos aprendiendo más que nunca a usar herramientas digitales y la IA puede apoyarse en esa nueva capacidad”.

La IA empieza por los directivos. La IA no tiene porqué arrancar contratando a un ejército de científicos de datos, y mucho menos en este contexto tan incierto. El paso más importante es aprender cómo la IA puede afectar a tu negocio. La investigación muestra que muchos ejemplos de adopción exitosa se han dado en compañías que simplemente cuentan con directivos dispuestos a aprender y que comienzan trabajando con herramientas estándar o en un proyecto piloto. “El desafío clave fue lograr que los líderes aprendieran qué es la IA y qué puede hacer por ellos”, reconoce Samila.

Puedes reconsiderar tu negocio. El COVID-19 está llevando a muchas empresas a repensar sus estrategias y su enfoque. Es la oportunidad perfecta de integrar la inteligencia artificial en esa ecuación, y eso comienza por el cliente más que por la codificación o los algoritmos. “La clave para aprender es comenzar desde lo básico, desde cuáles son exactamente las necesidades del cliente, relacionarse con ellos y entender qué función debe tener tu empresa”, afirma Samila.

Existe una ventaja acumulativa. Las empresas que empiecen a recopilar datos de manera temprana desarrollarán estrategias de IA más inmediatas y robustas. Se trata de un círculo virtuoso: más datos conducen a mejores predicciones, que conducen a más clientes, que luego conducen a más datos, mejores predicciones y más clientes.

Economías de escala. Una vez entrenado, un algoritmo se puede utilizar en diferentes aplicaciones con un coste adicional relativamente bajo. Hacer esa primera inversión no implica seguir invirtiendo lo mismo en cada paso del camino. La tecnología predictiva de Netflix para las preferencias del cliente, por ejemplo, se puede utilizar de muchas maneras y para fines distintos.

La IA se aplica a todos sectores. Dado que la IA es una tecnología de propósito general, tiene aplicaciones y usos en casi todos los sectores. Por ahora se está utilizando más ampliamente en áreas como finanzas y banca, comercio electrónico y marketing. Pero es solo cuestión de tiempo que se use en la mayoría de industrias.

Pero si la IA depende de datos pasados y los comportamientos están cambiando tan rápido, ¿no resultarán todos los datos anticuados y de uso limitado en muy poco tiempo? Según el profesor Samila, la evidencia sugiere todo lo contrario. Por ejemplo, sus investigaciones mostraron que en el caso de los hedge funds, los que fueron administrados por IA, pese a una caída inicial mayor, se recuperaron más rápidamente que los administrados por humanos. “Las personas, como los algoritmos, necesitan aprender a adaptarse a la nueva normalidad, y no es obvio que las personas tengamos una gran ventaja”.

Post disponible en: Inglés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 1 =


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.