¿Estás preparado para reinventar tu empresa?

“Tenemos organizaciones que son como coches con paneles de control enormes y ventanas muy pequeñas”, dice el profesor Antonio Dávila.

¿Está tu empresa diseñada como un coche con un panel de control grande y ventanas pequeñas? Muchas empresas siguen esa estructura: se centran en las operaciones internas y en su eficiencia, mientras que su visión hacia el mundo exterior queda limitada.

Aunque eso puede haber funcionado muy bien en el pasado, no será suficiente en el futuro. “Tenemos organizaciones que son como coches con paneles de control enormes y ventanas muy pequeñas”, dice el profesor Antonio Dávila. «¿Por qué? La razón es que, durante los últimos 100 años, han triunfado las organizaciones más eficientes donde la atención estaba hacia dentro de la organización».

Para Dávila, las empresas deben rediseñarse para parecerse a un automóvil con grandes ventanas y un panel de control más pequeño. Eso significa que la ejecución seguirá siendo de vital importancia, pero también lo será la recopilación de información externa, para crear nuevas oportunidades y ventajas competitivas.

No se trata solo de responder a los cambios provocados por el COVID-19. Incluso antes de la pandemia, el ritmo del cambio tecnológico se estaba acelerando y millones de emprendedores se estaban uniendo a la economía de mercado, especialmente en Asia, con la intención de crear nuevo valor y sobrepasar a los operadores tradicionales. Esas grandes tendencias continúan, amplificadas ahora por el COVID-19. “Cuando salgamos de esta crisis, de este túnel, el mundo que vamos a encontrar será muy diferente al que conocimos cuando entramos”, afirma Dávila.

¿Cómo puedes prepararte para reinventar tu empresa? Empieza por estos cinco puntos:

1. Observa.

Tu ventaja competitiva provendrá de entender antes que tus competidores lo que está sucediendo afuera; y la forma de conseguirlo es observar. Pero no confíes únicamente en lo que te digan tus clientes, ya que tenderán a quedarse con aquello a lo que están acostumbrados. Adopta, en cambio, una visión más amplia. Fíjate en startups y en empresas de fuera de tu sector. Mantente actualizado sobre las nuevas tecnologías. Mira lo que está sucediendo en China y en India. “El mundo es extremadamente rico en ideas”, como señala Dávila.

2. Fomenta la creatividad.

Esto requiere un cambio fundamental en tu mentalidad de ejecución y significa que debes estar preparado para experimentar y fallar, aprendiendo de tus propios errores. Tienes que usar el sombrero de ejecutor junto con el de innovador.

3. Capacita a tu equipo.

Es imposible que una sola persona se anticipe a todo lo que está sucediendo. Busca diferentes opiniones y escucha a tu equipo. “Desde una perspectiva de liderazgo, tienes que depender mucho más de tu gente, de su talento, de su capacidad para captar lo que está sucediendo”, asegura Dávila.

4. Convierte las observaciones en acciones.

Pon en marcha los mecanismos que conviertan la nueva información en acciones. Eso significa comenzar con sistemas de gestión basados ​​en la información, que incluyen procesos para analizar esa información y una cultura que premia la actitud de mirar hacia el exterior.

5. Sigue aprendiendo.

“La habilidad más crítica, si tuviera que nombrar una, es la de aprender”, cree Dávila. El conocimiento que adquieres en una etapa temprana de la vida es valioso, pero no te ayudará para siempre. Tienes que mejorar continuamente tus habilidades y ser receptivo a nuevos conocimientos y perspectivas.

Para obtener más información sobre cómo preparar tu empresa para el futuro, no te pierdas la sesión de acceso abierto del profesor Dávila «Time to Reinvent Your Company«.

Post disponible en: Inglés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 4 =


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.