- Nuria Chinchilla: valores y ecología humana - https://blog.iese.edu/nuriachinchilla -

Invisibles… ¿para quién?

¡Cuántas veces nos sentimos invisibles en casa, en el trabajo, entre conocidos…!

Me llega un vídeo espléndido que quiero compartir con vosotros, porque seguro que todos nosotros hemos vivenciado en algún momento la falta de escucha de nuestro más próximo, el pasotismo o la falta de respuesta ante una comunicación nuestra. Conocemos bien el malestar que conlleva: frustración, soledad, impotencia,… Y todo ello lo sentimos, porque la comunicación está siempre presente entre las personas humanas y el hecho de no tener respuesta parece estar comunicándonos lo peor: “Tú no existes para mí”.

Aunque no sea siempre ésa la verdad, descalificar al otro con el ninguneo -aunque sea inconsciente o sin mala voluntad-, denota una falta de interés que no sólo hiere, sino que es una injusticia que va minando la relación y la autoestima del otro.

Y ahora, ya sabiendo las graves consecuencias de esas omisiones, ¿cuántas veces somos nosotros la causa del ninguneo por el que otros se sienten invisibles? Hagamos hoy un esfuerzo por ser conscientes de ello y pongamos remedio, dando un feedback inmediato y empático a la comunicación de nuestro más próximo.

En el libro “Dueños de nuestro destino [1]” ya comentamos los distintos motivos que nos llevan a querernos (extrínsecos, intrínsecos y trascendentes) y que influyen en la calidad de nuestro amor hacia nosotros mismos y hacia los demás. El nuevo libro de M. Esparza “Amor y Autoestima” [2] nos abre nuevas vías de entendimiento y el mejor fundamento para desarrollar nuestra capacidad de amarnos, de amar y de ser amados.