- Nuria Chinchilla: valores y ecología humana - https://blog.iese.edu/nuriachinchilla -

Empresas Sabias: horarios y modelo de gestión

El pasado martes estuve en Valencia presidiendo la mesa  “Empresas sabias: un nuevo modelo de gestión”, dentro del IV Congreso de ARHOE  (Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles) de la que soy miembro fundador. En este vídeo [1] podéis encontrar las causas y problemas de nuestros horarios actuales.

En la misma mesa estaban como ponentes el Director de Reputación e Identidad Corporativa de Telefónica D. Alberto Andreu, el Director de Recursos Humanos de Iberdrola Ramón Castresana y el Director de Relaciones Laborales y Sociales de MAPFRE D. Antonio García Casquero, además de la  Directora General de la Mujer y por la Igualdad de la Generalitat Valenciana Dña. Celia Ortega Ruiz, que moderó la mesa.

Copio un resumen de las ideas de mi introducción:

La empresa no es una entelequia, sino un conjunto de personas que la conforman. Y son sus directivos quienes toman las decisiones que impactan nuestras vidas. Por tanto las empresas sabias serán las que tengan en sus filas personas sabias, es decir, juiciosas, prudentes y sensatas. Si no fueran sabias serían necias, es decir, ignorantes, imprudentes o insensatas .

Las personas sabias están en la verdad, en la realidad objetiva y completa. Por eso trabajan con personas completas que tienen vida después del trabajo. Si queremos empresas y sociedades sostenibles, ser una empresa familiarmente responsable ya no es un lujo sino una necesidad.

El sabio sabe que ignora, y por eso pregunta mucho antes de diagnosticar problemas, juzgar y decidirse por una alternativa. Como decía Rudyard Kipling, “6 honrados servidores me enseñaron lo que sé. Sus nombres son cómo, cuándo, dónde, qué, quién y por qué”.

Las personas prudentes actúan con contención y construyen con la mirada puesta en el medio plazo.

Las personas sensatas construyen empresas sólidas y sostenibles. Trabajan las tres íes: Innovación (en productos, servicios y sistemas), Inversión (en formación) e Ilusión (esperanza en el futuro y búsqueda de la excelencia).

Los nuevos modelos de gestión necesarios para la regeneración económica-social necesaria deben basarse en un paradigma más humano a la medida del hombre y la mujer de hoy. Saben del enriquecimiento de los padres en el hogar y en el desarrollo de competencias utilísimas para el ámbito laboral.

Las empresas sabias facilitan la integración de las trayectorias profesionales, familiares y personales de los que  allí  trabajan. Integran la diversidad como riqueza y todos son únicos e irrepetibles. Trabajan con flexibilidad, desarrollan un mayor compromiso y tienen efectos positivos en la ecología humana. Así, generan vínculos de lealtad e identificación consiguiendo los máximos de productividad de cada persona.

Dos siglos después de la Revolución Francesa habría que completar los principios de libertad, igualdad y fraternidad con los de responsabilidad, diferencias legítimas y paternidad / liderazgo, a fin de superar el libertinaje, el igualitarismo e individualismo en el que caemos hoy en día con facilidad.

Unos días antes tuve la entrevista con Fernando de Haro en Popular Televisión, cuya segunda parte trataba el tema de la conciliación y que podéis ver aquí [2].