- Nuria Chinchilla: valores y ecología humana - https://blog.iese.edu/nuriachinchilla -

La educación diferenciada: un derecho humano

Tras el emotivo funeral de Nelson Mandela, ejemplo de lucha por la paz y los derechos humanos, participé en el acto de Conmemoración del 65º Aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos en el Auditorio del Palau de la Generalitat, organizado por la Asociación de Naciones Unidas en España [1]  y presidido por la Consellera de la Generalitat de Benestar Social y Familia, Neus Munté. Me pidieron leer el artículo relativo a la familia (art.16), [2]junto a otras personalidades. Este artículo reconoce a la Familia como elemento natural y fundamental de la sociedad, y su derecho a ser protegida por la sociedad y por el Estado.

David Roosevelt, nieto de Eleanor Roosevelt, explicó el trabajo de su abuela en la redacción de la Declaración, tras la muerte de su marido en 1945. Eleanor Roosevelt empezó a trabajar en política por los derechos de las mujeres y de los niños “para dar a aquellos menos afortunados la dignidad que ellos merecen”. Entre otras cosas, ella insistía en que los DDHH son demasiado incómodos para muchos. Y se preguntaba “pero ¿donde se ven los DDHH?” Y respondía que junto a nuestras casas, en el vecindario, en la empresa, el colegio, en la familia… Y que si no tienen significado ahí, no tienen significado en ningún sitio.

New ImageLos 30 artículos de la Declaración de DDHH son la base sobre la cual se asienta el desarrollo posterior de los derechos humanos. Esta declaración de gran peso moral, nunca ha sido contradicha y ha dado lugar a textos que son de obligado cumplimiento para los Estados en las respectivas materias. Me gustó constatar que el art. 26  [3]en su tercer apartado recuerda el derecho de los padres a escoger el tipo de educación que proporcionar a sus hijos: “Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.”

Posteriormente, los textos internacionales e interpretaciones de los comités [4]  han especificado el derecho a la educación diferenciada, es decir,  idéntica educación, pero en clases separadas los niños y las niñas.

Muchos líderes, desde Hillary Clinton al príncipe de Gales, pasando por muchos de nuestros políticos actuales, han sido formados en escuelas de  educación diferenciada. El debate en España está teñido de estereotipos y prejuicios del pasado que nublan una valoración objetiva de la cuestión.

La recién aprobada LOMCE, Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa en España protege de nuevo este derecho que fue desprotegido en la anterior legislatura  y que ha dado lugar a gran debate. (Aquí tenéis dos artículos  interesantes antes de la aprobación [5]de la ley y después de la aprobación [6]).

Pero ¿cuán eficiente es la educación diferenciada? ¿Es un modelo pedagógico obsoleto o está ganando fuerza? Siete de las 10 mejores escuelas públicas en Reino Unido [7]son diferenciadas. Entre los muchos  datos [8] que me envía EASSE (European Association of Single Sex Education)  [9]como miembro de su comité de honor, os invito a ver este vídeo en el que Leonard Sax, experto en educación diferenciada pública americana, explica algunas de sus ventajas. En este PPT de José Antonio Alcázar [10], se explicitan algunos datos e investigaciones internacionales [11] sobre el mismo tema.

Imagen de previsualización de YouTube [12]