- Nuria Chinchilla: valores y ecología humana - https://blog.iese.edu/nuriachinchilla -

¡Un gran sí a la familia!

familiaEl pasado domingo concluyó el XIV Sínodo de los obispos celebrado del 4 al 25 de octubre bajo el tema “La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo”. Pero como decía el Papa en el discurso de clausura: “No significa haber concluido con todos los temas inherentes a la familia, ni que se hayan encontrado soluciones exhaustivas, sino que se ha tratado de iluminarlos con la luz del Evangelio, de la tradición y de la historia milenaria de la Iglesia, y se han puesto dificultades y dudas a la luz de la fe, que se han examinado atentamente y se han afrontado sin miedo”. (link) [1]

Como explica Alfonso Aguiló en Fluvium (link), [2] el prestigio de la Iglesia católica hoy en día es alto, la Iglesia tiene una inequívoca personalidad internacional, con mil millones de fieles, con más de ciento veinte mil instituciones asistenciales y con unas escuelas en las cuales se forman cincuenta millones de estudiantes.

El documento final del sínodo -94 puntos y 32 páginas- ha sido votado punto por punto y todos aprobados por amplia mayoría. El texto ha sido entregado al Papa Francisco, quien deberá decidir si lo convierte en una exhortación apostólica o en un documento magisterial. En este documento no hay condenas, sino un mensaje de esperanza para quienes se deciden a formar una familia, y para quienes están afrontando los obstáculos de ese camino.

Según el cardenal arzobispo de Viena, Christoph Schönborn, “el mensaje principal del Sínodo es un gran sí a la familia”, subrayando que “la familia no es un modelo pasado, sino la realidad más fundamental de la sociedad humana”. Incluso los ateos reconocen que “no existe nada más seguro en tiempos difíciles que la familia, incluso herida o descompuesta”.

Se destacan siete puntos de las conclusiones: mirar de modo misericordioso la soledad o el fracaso matrimonial; mejorar la preparación al matrimonio con la ayuda de otras familias; que los padres se impliquen realmente en la educación afectiva y sexual de los hijos: atención a las parejas que no están casadas para que se encaminen hacia el sacramento del matrimonio.

En este vídeo el profesor Pablo García Ruiz adelanta algunos datos del estudio Families & Societies sobre las causas por las que no se casan hoy en día los jóvenes en Europa:

Imagen de previsualización de YouTube [3]

En el caso de las personas divorciadas que se han vuelto a casar civilmente y que quieren volver a recibir los sacramentos, el Sínodo propone que un sacerdote les ayude a formar la conciencia y a descubrir en qué situación están ante Dios. En cuanto a las personas homosexuales, el Sínodo recuerda que Cristo “amó y murió por cada persona, sin excepciones”, por lo que “cada persona, independientemente de su tendencia sexual, debe ser respetada en su dignidad, y acogida con respeto, evitando cualquier marca de injusta discriminación”.

Cuanto-mas-grande-sea-la-familia-mayor-apoyo-encontraran-los-miembros-que-la-componen.jpgLos obispos también piden que las diócesis y parroquias trabajen para que se respete la dignidad de las personas que se han visto forzadas a dejar su país para empezar una nueva vida, ayudarlas y atenderlas teniendo en cuenta su cultura y creencias. También se pide que se cuente con las mujeres en los procesos de toma de decisiones de la Iglesia, que los padres de familia no renuncien a proteger a su familia, que se cuente más con los abuelos y que las asociaciones trabajen para que se armonice el tiempo dedicado al trabajo y el que se dedica a la familia.

En este vídeo se explican estos 7 puntos:

Imagen de previsualización de YouTube [4]

El Papa Francisco ha reafirmado que: “Los hombres y mujeres de hoy necesitan una inyección de espíritu de familia. Ante el débil reconocimiento y apoyo a la persona en las diversas relaciones sociales, la familia abre una perspectiva más humana, que permite establecer vínculos de fidelidad, sinceridad, cooperación y confianza. Enseña a honrar la palabra dada, a respetar a cada persona y a comprender sus límites. Brinda una atención insustituible a los miembros más pequeños, vulnerables, heridos y devastados en su vida. Defendiendo la familia, protegemos la humanidad”.

Como escribe mi amigo y colega Max Torres en su post (link), [5] la familia pone en práctica las obras de misericordia diariamente: “Desde dar de comer al hambriento o vestirlo, curarlo cuando está enfermo, darle una casa, educar al ignorante, dar sabiduría al que duda, aconsejar a los pecadores, reconducir los errores pacientemente, perdonar ofensas con alegría, confortar al afligido, y rezar por los vivos y los muertos…Si lo piensas, esto es lo que se hace cada día en el hogar”

08-Dialhogar-en-familia.-Soluciones-hoy-y-talentos-de-futuroCoincidiendo con los últimos días del Sínodo de la Familia y en el día de Sta. Teresa de Jesús, un año más entregamos los premios y accésits de la Fundación María Teresa Rodó [6]en el Círculo Ecuestre de Barcelona. Esta vez el premio fue para un estudio de dos autoras sobre las tareas del hogar en familia: “Dialhogar en familia: soluciones de hoy y talentos de futuro” [7]donde se proponen maneras muy prácticas de involucrar a los niños en las tareas del hogar y así irlos capacitando para ser los líderes del futuro. 09-Recompensas-invisibles-Los-beneficios-de-la-paternidad-en-los-propios-padres-y-sus-trabajos

Los dos accésits fueron para “Recompensas invisibles: Los beneficios de la paternidad en los propios padres y sus trabajos” escrito por Marc Grau y Grau y “La familia generadora de capital humano y social” escrito por Consuelo León Llorente. Los tres textos premiados se pueden descargar en pdf en este link. [6]

10-La-familia-generadora-de-capital-humano-y-social