La corrupción no se soluciona sólo con ser buenos

Para combatir la corrupción hacen falta cambios estructurales y la implicación de los agentes sociales. Y, en especial, una sociedad civil activa y fuerte.

¿Quién nos sacará de este lío?

Ni los mercados financieros ni la política nos sacarán del hoyo en el que estamos. ¿Quién nos queda? ¿quién puede ser suficientemente valiente para enfrentarse sin miedo a un escenario tan complicado como el actual?

Get Adobe Flash player