Hace unas semanas en una reunión con directivos de la principal empresa productora y distribuidora de cerveza en Colombia (otro día os contaré esa fantástica experiencia…) proyectaron un vídeo, que os dejo aquí para el fin de semana

Imagen de previsualización de YouTube

Es una versión actual del clásico mito de Giges: un individuo descubre de pronto que se hace invisible, y eso le lleva a hacer todo tipo de fechorías. El mito se repite de nuevo con Frodo en El Señor de los Anillos.

Es una visión un tanto negativa de la condición humana… Pero para sacarle un aprendizaje positivo: el hecho de ser vistos nos lleva siempre a ser más prudentes en nuetras acciones. Lo podemos aplicar a muchos ámbitos individuales, por ejemplo, en la anonimidad en la red… Las empresas también lo tienen en cuenta cuando se refieren al tema de la «transparencia»…

Además, el final del vídeo es también aleccionador… ¡Buen fin de semana!