Job for a life o diferentes empresas

A lo largo de mi larga carrera profesional dirigiendo empresas de todo tipo, he conocido centenares de excelentes ejecutivos. He dedicado años de investigación sobre «Qué hacen los Buenos Directivos. Prioridades de la Alta Dirección en el siglo XXI»( Coursera/Iese, con mas de 30.000 alumnos).Muy a menudo , los alumnos me preguntan qué es mejor, si trabajar toda una vida en la misma empresa o cambiar de trabajo y de empresas. En mi caso, y no me ha ido mal, he trabajado en 5 empresas en 33 años, y ciertamente, la experiencia en diferentes sectores y tipos de empresas me ha servido mucho, pudiendo aportar buenas prácticas de un sector o de una empresa a otro sector o empresa; por ejemplo, cuando me incorporé como CEO de Moulinex, yo procedía del sector de la alimentación , y aproveché la experiencia del marketing del gran consumo para aplicarlo a los pequeños electrodomésticos, algo que no se había hecho antes, y lo mismo hizo Braun con un CEO que provenía de los detergentes. También , cuando fui al sector seguros, como CEO de AGF Unión Fénix, apliqué buenas prácticas de otros sectores al sector asegurador, muy endogámico en aquel entonces. Cambiar pues tres, cuatro o cinco veces de empleo es recomendable para adquirir experiencias y … no aburrirse.
Eso no quiere decir que no se pueda hacer una gran carrera en una sola empresa durante toda la vida laboral. Fui Director de Nestlé en España, empresa que es un muy buen ejemplo de excelentes directivos trabajando siempre en Nestlé. No se han aburrido nunca, porque han ido rotando de departamentos y de países , adquiriendo conocimientos de todas las áreas de la empresa y de culturas nacionales distintas.En multinacionales esta posibilidad dá suficientes alicientes profesionales para progresar profesionalmente .En empresas familiares , a no ser que seas miembro de la familia, no es fácil dedicar toda la vida a una empresa, si bien, conozco también algunos casos, no muchos, de éxito.
De todas formas, el «job for a life», típico de los años 60s y 70s, con bastante estabilidad del entorno, y usual en las empresas japonesas, parece que ya no es lo habitual en un entorno muy cambiante y dinámico. En USA , los CEOs de las grandes empresas tienen mucha movilidad, y en general cambian en periodos inferiores a los 5 años.
En mi opinión y según mi experiencia , un CEO necesita entre 3 y 5 años mínimo para poder dejar un buen legado en una empresa.
Los jóvenes de hoy, en su mayoría, seguramente tendrán una vida laboral plena cambiando de trabajo, de empresa, de sector e incluso de profesión.
Mi última recomendación es que cuando en un trabajo te aburras, no puedas desarrollarte mas o no tengas feeling con tu jefe… cambia, de trabajo o de jefe.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 1 =


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.