Seguridad Social: ¿Cuánto pagamos realmente?

Mi impresión es que la Administración Pública, que incluye a la Seguridad Social, es muy renuente a la transparencia en sus cuentas. Es muy difícil obtener los datos y casi imposible que estos vengan en un formato comprensible por el ciudadano.

Los ejemplos al respecto son muchísimos. Baste decir que hasta hace poco los datos de gastos e ingresos de la Administración Pública en España se publicaban por la IGAE (Intervención General de la Administración del Estado) con casi dos años de retraso. Por suerte, desde 2012 en que la UE empezó a apretar al Gobierno Español, ha habido una mejora más que sustancial y estos datos se publican ya cada trimestre.

Es curioso que, en aras de la transparencia, la Administración Pública obligara a las empresas privadas a presentar sus cuentas auditadas apenas tres o seis meses de final de año, mientras ella misma tardaba más de 18 meses.

Seguridad Social: los números sobre el salario medio en España

Un ejemplo típico de esta falta de transparencia y que nos afecta a todos los trabajadores es la cotización que en nuestro nombre la empresa paga a la Seguridad Social, Desempleo, Formación y Fogasa (Fondo de Garantía Salarial) y que no aparece en nuestra nómina. Es la llamada cuota empresa. Veamos los datos con un ejemplo.

Según el INE (Instituto Nacional de Estadística), en 2012 el salario medio en España fue de 18.601€ euros/año, lo que para 14 pagas hace más o menos unos 1.329€ al mes. Lo que aparece en su nómina mensual como salario bruto son 1.329€. Sin embargo, su salario de verdad, y lo que le paga la empresa al trabajador es mucho más:

  • 23,6% por Seguridad Social.
  • 5,5% por desempleo.
  • 0,6% por formación profesional.
  • 0,2% por Fogasa.

Total, nuestro salario es un 29,9% superior a lo que dice nuestra nómina, no 1.329€ al mes, sino 1.726€ . La diferencia no es baladí.

De los 1.726€ al mes que realmente cobramos de salario se van a Seguridad Social y similares un 29,9% que no aparece en la nómina y otro 6,35% que sí aparecen en nuestra nómina. Esto hace un total de 482€/mes. Además, pagamos un IRPF del 25%, que son 332€ al mes.

En resumen, de los 1.726€ de salario, recibimos neto al bolsillo… 912€ al mes. Los otros 814€, casi la mitad, los hemos pagado en impuestos y Seguridad Social . Si te pagan realmente 1.700€ pero se te van 800€ en impuestos y Seguridad Social, no es de extrañar que predomine el mileurista.

Falta de transparencia

Con esta práctica, la Administración Pública nos está ocultando que nuestro salario de verdad es mayor, que lo que paga la empresa por nosotros es más de lo que vemos en la nómina y que lo que pagamos por Seguridad Social es mayor de lo que pensamos. La verdad es que no entiendo esta falta de transparencia.

Alguno podría argumentar que ese pago del 30% lo paga la empresa, no el trabajador. No es cierto. Lo paga el trabajador, pero la empresa se lo retiene y lo ingresa directamente en la Seguridad Social, para que el trabajador ni se entere. De hecho si una empresa no ingresa ese dinero la Administración Pública lo considera apropiación indebida. En fin, me parece muy fuerte que la Administración nos siga manteniendo en este engaño que ningún partido político ni gobierno ha querido arreglar.

Versión editada del artículo publicado en El Periódico el 5 de marzo de 2014.

 

3 thoughts on “Seguridad Social: ¿Cuánto pagamos realmente?

  1. Pues sí, Eduardo. Y si a eso le añades que si el trabajador gasta el salario mensual en productos que llevan un IVA promedio del, digamos, 15-20%, acaba resultado que el tipo impositivo real del españolito de salario promedio acaba siendo del 56%). Lo que me parece bastante intolerable para un salario bruto de 1.329€.

  2. Además a esas cuotas que se pagan a la seguridad social hay que sumar las cotizaciones por contingencias profesionales (IT e IMS). Que pueden llegar a ser, en el peor de los casos, hasta un 7% adicional.

  3. Los cálculos que muestras son escalofriantes, y puede ser que haya trabajadores que 60%-70% de su sueldo se vaya vía impuestos debido al efecto exponencial del IRPF. Y lo peor del caso es como una persona se queda en la miseria más absoluta habiendo pagado fortunas al Estado, pongo un ejemplo real sin nombre.

    Un hombre, 50 años se queda en el paro, tiene varios hijos, habiendo cotizado 20 años, para ello ha pagado como minimo unos 814 en impuestos cada mes – como tu ejemplo -, 814X12X20 años = 195.360 euros!!! (valor de un piso o 15 coches familiares… o ahorros para las vacas flacas).

    Realmente es justo que un trabajador pague una prima de 195.000 y en caso de paro perciba 28.800 (la cantidad máxima de paro y con hijos a cargo son 1200 durante 6 meses luego va progresivamente a menos hasta un máximo de 2 años, números gordos 1200×24= 28.800 euros) ? Ojo, no tengo en cuenta el coste de oportunidad de haber invertido ese dinero en negocio, acciones, bonos etc… que podría ser mucho más en 20 años bien gestionados.

Comments are closed.