Cómo se dirige una televisión pública. Mónica Terribas

Mónica Terribas es una periodista de reconocido prestigio, que desde hace 4 años ejerce como Directora General de Televisión de Catalunya.

Su aportación al curso del MBA sobre qué hacen los directivos del siglo XXI ha sido muy interesante por la particularidad de dirigir un ente público con las características y las influencias y presiones políticas de una televisión líder en Cataluña.

Reconoce que tiene muy poca capacidad de decisión en cuanto a presupuestos, inversiones, contrataciones de personal, etc., ya que depende de los presupuestos que le asignan, y le recortan, los órganos de gobierno representados proporcionalmente por la cuota que corresponde a cada partido en el Parlament de Catalunya.

Mónica defiende a capa y espada, la televisión pública como un instrumento esencial de servicio al ciudadano. Explica que no se mira ni le importan los shares, sino que sólo pretende emitir los mejores programas informativos, científicos, culturales , deportivos e infantiles. Afirma que, bajo su dirección, jamás se emitirán programas basura, ni que atenten a la dignidad de las personas, ni programas en horario infantil no recomendables para los niños.

Pese a todo, a los recortes de presupuesto y a la competencia «desleal» de algunas televisiones privadas, ha mantenido a TV3 como líder en Cataluña.

La popular y sagaz entrevistadora ha sido a su vez entrevistada por los alumnos del MBA , en un interesante coloquio. A una de las preguntas sobre qué personaje de los cientos que ha entrevistado más le ha impresionado y le ha cambiado la vida, no ha dudado en citar al obispo Casaldáliga, al que entrevistó durante varios días en Brasil.

2 thoughts on “Cómo se dirige una televisión pública. Mónica Terribas

  1. El argumento de que la televisión pública es un servicio esencial para el ciudadano, como poco es discutible, y lo es por que sus directivos los nombran los partidos de turno con el consiguiente » interés » partidista, tanto a nivel estatal como autonómico.

    Dentro de esto hay mejores y peores gestores como en todo.

    La pregunta es ¿ si no existieran los canales públicos de información ( radios incluidas ) estaríamos desinformados ?
    Evidentemente no, por suerte hoy disponemos de cientos de canales culturales, temáticos, informativos vía Tv, radio e internet, que invitan a dudar si mantener los costes de estos servicios a cargo de las arcas generales es » esencial «.

    Tarde o temprano en temporada de recortes habrá que decidir si el hermoso presupuesto del que disponen los entes públicos no será más necesario aplicarlo a otros sectores como sanidad, educación o servicios sociales verdaderos.

    Atentamente

    Javier Martín

  2. El problema es que la televisión pública tendría que estar al servicio del ciudadano y no al servicio de intereses particulares y polñiticos. Si se utilizara con ese criterio, otro gallo cantaria.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 6 =


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.