Grecia: ¿hemos enloquecido?

Artículo publicado en Expansión el 5 de noviembre de 2011.

Desde primavera del 2010, no paramos de hablar de Grecia, en la calle, radio, TV y prensa. Pero lo que es peor, los llamados mercados (mercados bursátil y de deuda pública) se mueven al tun tun de lo que se comenta (no de lo que ocurre) sobre Grecia. Y para más inri, los políticos poderosos están todo el día hablando de Grecia. Parece que todo depende de Grecia: la salida de la crisis, la unidad de Europa y la supervivencia del euro. Una vez más, se vierten todo tipo de opiniones, pero no se dan datos. Y claro, sin datos, las opiniones se disparan.

¿Tan importante es el problema griego para Europa? Basta con ver el tamaño del PIB de Grecia con respecto al PIB de Europa o del área euro si lo prefieren. El dato es sencillo. El PIB de Grecia es 225 millardos (números redondos). El del área euro 10.000 millardos. Es decir, Grecia representa más o menos el 2% de la economía del área euro, y menos todavía de la economía de la Unión Europea (UE). A modo de ejemplo, Grecia es a Europa lo que Cádiz es a España. Cádiz, Tarragona, Asturias o Murcia, la provincia que ustedes prefieran.

¿Se imaginan ustedes que en el último año y medio nos hubiéramos pasado el tiempo hablando de Cádiz? ¿Se imaginan titulares de este tipo?: “La bolsa española pendiente de Cádiz”; “Ultimátum para que Cádiz recorte su gasto”; “La peseta en la cuerda floja debido a la crisis de Cádiz”; “La deuda española se tambalea por el déficit de Cádiz”. Todos estos son titulares de prensa que se han publicado. Basta sustituir Grecia por Cádiz, Tarragona, o Murcia. Es lo mismo.

¿De verdad usted se cree que si la diputación provincial de Cádiz hace default (impago) España se hunde? Con perdón… “hard to believe”. Y sin embargo está ocurriendo de algún modo, porque, en mi modesta opinión, hemos enloquecido.

Me dirán ustedes, “Grecia es pequeña, pero su deuda es grande”. Negativo. El tamaño de la deuda de Grecia sigue siendo muy pequeño, en torno al 3%-4% de la deuda pública de los países del área euro, es decir, no es en absoluto relevante. Los bancos europeos han perdido en valor bursátil en cuatro meses mucho más que toda la deuda pública que tienen en su balance. Me parece que las bolsas han enloquecido.

Y sin embargo si Grecia hace suspensión de pagos, podría haber un efecto contagio y España lo podría pasar muy mal. Cierto. Pero será porque una vez más habremos enloquecido. Bastantes problemas tenemos ya como para inventarnos unos y exagerar otros. Señores de los mercados: por favor no enloquezcan.

Artículo en pdf