Mito: la Alemania de Merkel es quien sostiene a Europa y al euro

En Alemania, dirigida por Angela Merkel, está muy extendida la idea de que son los contribuyentes alemanes los que están pagando el despilfarro de los países periféricos; que el coste económico de la Unión Europea es alto y los beneficios para Alemania escasos. Este ambiente condiciona las decisiones económicas necesarias para Europa. La realidad, sin embargo, es muy distinta.

Durante la década de los 90 y hasta 2001, el saldo comercial de la balanza de pagos alemana fue del 0,5% del PIB, a efectos prácticos casi cero. A pesar de ser unos de los grandes exportadores mundiales, Alemania exportaba tanto como importaba y por tanto la contribución del comercio exterior al crecimiento económico era cero. Esto ocurría porque cuando Alemania exportaba mucho, también el marco alemán subía con lo que las exportaciones alemanas acababan siendo caras y las importaciones baratas. Por ejemplo a finales de los ochenta y con el boom económico español (Expo, AVE, Olimpiadas, boom inmobiliario, etc.) empezamos a ver mucho BMW por la calle, la peseta estaba fuerte y nos lo podíamos permitir. Vino la crisis del 93, la peseta se devaluó tres veces y ya no volvimos a ver más BMW nuevos. Es más, empezamos nosotros a vender (exportar) productos a Alemania, pues debido a la devaluación, nuestros productos eran baratos en Alemania.

Pues bien, desde el 2001 y con la entrada del euro, esta devaluación ya no es posible. Esto ha permitido a Alemania aumentar enormemente sus exportaciones a Europa. Durante los años 2001 a 2012, Alemania ha tenido un superávit comercial promedio del 5% anual sobre PIB, cuando antes del euro esta cifra era 0. Es decir, el PIB alemán ha subido en unos 120 millardos cada año y durante 12 años, gracias a las exportaciones de las que, se estima, un 70% son al área euro. Por tanto, Alemania como país (no el gobierno alemán) ha recibido cada año unos 80 millardos al año y esto durante 12 años nos da unos 960 millardos de “recaudación extra” gracias al euro. La explicación es sencilla, ahora el “marco alemán” no sube con respecto a la “peseta española”, pues todos tenemos la misma moneda y por tanto hemos seguimos comprando Audi y así durante 10 años.

Los diversos rescates europeos hasta ahora son unos 470-500 millardos, de los que Alemania ha aportado el 25%, es decir unos 125. Téngase en cuenta que un rescate es un préstamo que previsiblemente en algún momento se cobrará y que mientras tanto genera intereses. No es un donativo, subvención o limosna «por la cara». El resumen es que, gracias al euro, Alemania ha recibido en doce años unos 960 millardos, que antes del euro no recibía, y ha aportado a los rescates 125.

La conclusión es sencilla. Alemania es la que más dinero gana con la UE y el euro.

De hecho, todo el crecimiento económico alemán entre 2001 y 2012 se explica casi exclusivamente por la balanza comercial con la zona euro. Si no fuera por las exportaciones, el crecimiento económico alemán hubiera sido próximo a cero en estos diez años.

Estos números son reales y son claros. Me pregunto por qué doña Angela Merkel no los explica a sus conciudadanos alemanes y compañeros nuestros de andadura europea.

 

Artículo publicado en el El Periódico el 1 de mayo de 2013. Artículo en pdf.

12 thoughts on “Mito: la Alemania de Merkel es quien sostiene a Europa y al euro

  1. Eduardo una vez más quiero felicitarte por la claridad con que expones la realidad. Aunque sea anecdótico, si no recuerdio mal, fue Seat España quién al no tener asegurado el cambio del marco alemán, sufrió un grave impacto en sus costes de producción y consecuentemente en su cuenta de explotación. La moneda y el valor de ésta versus los otros países siempre ejerce una influencia, y no hay duda que Alemania se ha beneficiado mmucho del euro.

  2. Hola Eduardo,

    nunca me he creído la política de austeridad proclamada por la Sra. Merkel, será que proclama una austeridad RDA con un doble rasero capitalista RFA ?

    Saludos

    1. La balanza comercial sí tiene que ver con la cotización de la moneda y mucho.
      la balanza comercial depende exclusivamente de la competitividad cuando el tipo de cambio es fijo.

      Ejemplo. En los 80 un BMW, coche de moda entonces, costaba 30.000 marcos. La peseta estaba fuerte y el marco cotizaba a 60pts. Un BMW costaba pues 1.8mill pts… precio asequible. Resultado: comprábamos muchos BMW y menos SEAT. Como consecuencia teníamos que comprar marcos y vender pesetas y esto hacía que la peseta se devaluara.

      En los 90 como el gobierno y el BdE tenían control sobre la peseta, la devalúan. Un marco pasa a valer 100 pts. El BMW sigue costando 30.000 marcos, pero eso ahora en pesetas son 3 mill pesetas y ya nadie compra BMW y además los alemanes empiezan a comprar SEAT que les sale, en marcos, muy barato.

      A partir de 2001 ya no se puede hacer la devaluación de la peseta. El BMW cuesta 30.000 euros. El SEAT cada año cuesta más, pues los salarios suben ya que hay más inflación, somos menos productivos, etc. Como consecuencia compramos de nuevo BMW (o Audis que ha sido la moda en los 2000)y dejamos de comprar SEAT. La única solución, a tipo de cambio fijo, es rebajar salarios y costes de todo tipo para ser capaces de producir un SEAT barato y venderlo en Europa. Pero vendría bien un euro bajito para que pudiéramos vender los SEAT fuera de Europa.

      1. Eduardo,
        Siempre que se hablá de aumento de productividad se habla de reducción de costes laborales. Esto es lógico, pero me sorprende que sólo se comenta esta vía. Si bien es cierto que el la situación actual hay poco, o ningún margen de maniobra, veo que poco se habla de opciones que pasan por la mejora de los procesos productivos. Esto se consigue con inversiones sontenidas en I+D por parte de las empresas, generación de procesos y producto de alto valor añadido, patentes con valor de explotabilidad etc. Es algunos sectores se ha hecho mucho en los últimos años: biotecnología, nanotecnología etc. Esto no se implementa en un mes y las reducciones de los costes salariales si, por lo que es lo primero que debe hacerse en una situación de emergencia. Sin embargo, encuentro a faltar en muchos debates económicos la importancia de la mejora en procesos productivos. Creo que un futuro espernazador a medio o largo plazo, sólo puede pasar por esto. Te agradecería que nos aportaras algun comentario este respecto en este u otro post.
        Gracias.

      2. Continuo sense estar d’acord, he treballat en exportació i sempre es pot jugar amb la moneda des d’on vens fins a on fabriques. Si els salaris pugen sense pujar la productivitat es culpa de l’empresa i no pas només d’enemics exteriors. Cal baixar salaris o bé ser més productius.

  3. Hace unos meses hablando con una amiga española que vive hace años en Alemania, me decía: «En Alemania somos muy austeros, no como en España, que la gente no ha parado de gastar en caprichos, ¿quién tiene que pagar todo eso ahora, los Alemanes?» Si bien mucha gente a vivido demasiado a base del crédito, le dije justamente lo que expones en este post: » en España hemos hecho muchas cosas mal, pero durante años Alemania se ha beneficiado de sus exportaciones principalmente a Europa». Le sorprendió mucho (no tienía los datos completos), ya que según tenía ella entendido, eran las exportaciones a paises asiáticos las que estaban en aumento. Esto no lo pongo en duda, pero creo que es un ejemplo de como se interpretan los datos y por desgracia es el mensaje con el que se queda una parte importante de la población Alemana.

    Yo tampoco entiendo por qué Angela Merkel no explica mejor esto. Si todos supieramos en lo que ha contribuido casa país al creciemiento europero, seguro que nuestras mutuas reticencias serían menores.

  4. Fantástico Eduardo. Muy esclarecedor. Tal vez esto ayude a desacomplejarnos un poco con respecto a nuestro entorno geoeconómico. Te imagino en un programa de debate en televisión tipo 24h TV1 diciendo estas realidades. ¡Menudo impacto!.

  5. Eduardo, como siempre, maravillosa tu síntesis y estoy totalmente de acuerdo.

    Te planteo algo políticamente incorrecto. Hacer los «números gordos» de la salida de España del euro y lo que supondría, tipo análisis coste-beneficio.

    Ahora mismo nos estamos devaluando internamente de una manera muy dolorosa y lenta bajo la tiranía de una Europa que subida en pedestal nos mira con cara de asco cuando has demostrado con tus cifras que le hemos dado de comer durante una decada con nuestras compras que alimentaban nuestros egos.

    Lo que te propongo no lo he visto nunca razonablemente bien hecho y de la manera como tu sabes explicarlo.

    Me ofrezco de calculadora para echarte un cable.

    Un abrazo.

  6. Es decir, que se han «forrado» y ahora aprietan y aprietan y aprietan…

Comments are closed.