¿Se mantendrá el apoyo familiar?

Durante la pasada crisis se ha comentado que en España los fuertes lazos familiares hacen de salvavidas ante la situación de paro, incapacidad, dependencia, etc. Quizá es así. No hay datos para comprobarlo, aunque el sentir general es que sí es así. ¿Cómo está evolucionando la cohesión familiar en España? Un modo de verlo es a partir del número de matrimonios.

En el año 2000, la tasa de matrimonios por cada mil habitantes en España era de 5,4, muy similar a la de los países de nuestro entorno (Alemania 5,1; Francia 5,0; Italia 5,0; y Reino Unido 5,2). Se realizaban en España 216.000 matrimonios.

Es creencia habitual que el número de matrimonios crece en tiempos de boom económico, pues las parejas ven con más optimismo el futuro económico y esto facilita el compromiso matrimonial. Sin embargo, en Europa esto no fue así durante los años de boom (2002-2007): el número de matrimonios no paró de descender, lenta pero continuadamente. En 2007, la tasa de matrimonios se situaba en España (y en los países vecinos) en torno al 4,4 por mil, unos 200.000 matrimonios/año.

Desde 2007 y coincidiendo con la crisis, el número de matrimonios ha seguido bajando, pero sólo en los países latinos (España, Francia e Italia). La tasa de matrimonios en 2011, último dato disponible en Eurostat, es del 3,4 por mil en España, similar a la de Francia (3,6) e Italia (3,4). En Alemania y Reino Unido se ha mantenido en el 4,5-4,6 por mil. En resumen, España es el país en que menos gente se casa y se producen 156.000 matrimonios donde antes de producían 216.000 . Es una caída del 27%, igual que la de Italia y mucho mayor que la de Alemania y Reino Unido (en torno al -10%).

Obviamente, cada uno se puede montar su vida como le dé la gana. Pero, considerando la sociedad en su conjunto, cada modelo de convivencia tiene sus consecuencias . El matrimonio indica un nivel de compromiso mayor y esto tiene consecuencias; al igual que una empresa con empleados comprometidos funciona mejor que otra donde lo único que impera es dinero a cambio de horas de trabajo.

¿Podrán contar nuestros hijos con el mismo nivel de apoyo familiar que ha tenido la generación de sus padres? ¿O tendrán más bien que buscarse la vida (seguros de desempleo, vejez, etc.) pues no podrán contar con la ayuda del entorno familiar? Da la sensación de que ocurrirá lo segundo, como ya pasa en países anglosajones.

Consecuencias para el futuro

Todo esto tiene unas repercusiones importantes sobre el gasto público y las políticas sociales del futuro. Personalmente, pienso que sería bueno no perder la cohesión familiar característica de los latinos y que ha evitado mucho penar en muchas personas.

El dilema es: ¿me gasto más dinero en pensiones y gasto social para el futuro? ¿O me gasto parte en facilitar políticas familiares que estimulen la familia y la cohesión social? En el medio plazo, creo que esto es más sensato y además más barato. Y por el norte ya lo están haciendo. Aquí todavía no.


Versión editada del artículo publicado en El Periódico el 11 de noviembre de 2015.
Criterios utilizados para la aprobación de comentarios.

 

4 thoughts on “¿Se mantendrá el apoyo familiar?

  1. Hola,

    no veo la relación entre que la gente se case menos y que nuestros hijos vayan a tener menor apoyo familiar. Si la gente se casa menos, hay menos familias y, por consiguiente, menos hijos, pero los que hay seguirán en la misma situación de apoyo familiar que los de antes. Yo, desde luego, es lo que veo en mi entorno, es lo que me han enseñado y es lo que enseñaré a mis hijos, ahí es dónde está el carácter de cada País, lo valores que pasamos a nuestra descendencia.

    Un saludo

    1. Gracias por el comentario Javier.
      Tienes razón: “Si la gente se casa menos, hay menos familias y, por consiguiente, menos hijos, pero los que hay seguirán en la misma situación de apoyo familiar que los de antes”.

      Mi punto es que si hay menos familias y menos hijos, tendremos en el futuro mucha persona mayor sin nadie que le atienda. Para el total de la sociedad, menos familias puede indicar en el futuro que la red de apoyo familiar disminuye, precisamente porque hay menos familias.

  2. Acertado comentario. El modelo de convivencia mayoritario en una sociedad tiene consecuencias, entra las que destacaría también que apenas hay tres o cuatro países que mantienen la tasa de reemplazo generacional (y creo que tiene que ver con el tema del post).

Comments are closed.