Cataluña y el euro

Hace unos día, Artur Mas anunciaba que Cataluña permanecería en el euro, aunque quedara fuera de la Unión Europea (UE) como consecuencia de la independencia (El Periódico de Catalunya, 20/9/13). De entrada parece un deseo sensato y lógico. Los ciudadanos europeos siguen considerando que el euro y la Unión Europea son una buena idea, a pesar de que el favor europeísta haya decaído por la crisis. De algún modo perciben que estar en el euro es jugar en primera división. El asunto es ver si esa intención es realista y se puede llevar a cabo. Me explico.

El Banco Central Europeo (BCE) es el que regula la cantidad de dinero con el que funciona la economía, es decir, regula la llamada oferta monetaria. Inyecta dinero en la economía a través de préstamos que, de manera regular, concede a los bancos de cada país, para que a su vez estos lo presten a empresas e individuos. El plazo al que el BCE (y la mayoría de bancos centrales del mundo) presta, es habitualmente corto, unos tres meses. La cantidad de dinero en la economía se reduce cuando esos bancos devuelven los préstamos al BCE. De este modo, cuando la inflación sube, porque hay exceso de dinero, el BCE recupera los préstamos solicitados y concede menos, de modo que la oferta monetaria disminuye. Por el contrario, cuando la inflación no es el peligro y sí lo es la crisis, el BCE presta mucho dinero, para que el crédito funcione y facilite el crecimiento económico. La intervención más importante del BCE en este sentido fue el préstamo de 1 billón de euros a los bancos europeos en diciembre 2011 y febrero 2012, de los que doscientos mil millones fueron a cajas de ahorro y bancos españoles. Fue un balón de oxigeno fundamental para bastantes de ellas.

¿Es posible permanecer en el euro fuera de la UE?

El problema está en que si no formas parte de la UE los bancos de tu país no tienen acceso a los préstamos del BCE y por tanto no se puede regular la cantidad de dinero existente en la economía. De hecho la oferta monetaria o cantidad de euros con el que funcionaría la economía en Cataluña (con euro pero sin UE) dependería exclusivamente de los euros que entran vía exportaciones y de los que salen por las importaciones.

Para evitar el colapso de la economía por falta de dinero, necesitas exportar muchísimo (eso se puede hacer) e importar muy poco (esto es más difícil de de conseguir). Si además en Europa te aplican la tarifa arancelaria común (TIRC), los productos de empresas radicadas en Cataluña se encarecen y es más difícil vender y de paso conseguir euros. Los primeros años te puedes quedar sin euros para funcionar.

También entrarían euros en la economía de Cataluña si los inversores-ahorradores internacionales decidieran depositar sus ahorros en bancos catalanes. En ese caso habría dinero en abundancia. Es lo que ocurre en Andorra y Mónaco. Pero ¿somos como Mónaco y Andorra?

En resumen: una cosa son los buenos deseos (estar en el euro) y otra las consecuencias prácticas de esos buenos deseos… que conviene conocer.

Artículo publicado en el El Periódico el 3 de octubre de 2013. Artículo en pdf

8 thoughts on “Cataluña y el euro

  1. Entrevista en Cat Ràdio al presidente de la Cámara de Comercio de los USA: “Una Catalunya independent perdria les empreses i les inversions nordamericanes”…
    http://www.catradio.cat/audio/762871/Jaume-Malet-president-de-la-Cambra-de-Comer%C3%A7-dels-Estats-Units-a-Espanya
    No tengo ganas de polemizar, pero sí creo que advertencias sobre las posibles consecuencias de una Catalunya independiente son varias ya… Y que el capital es el factor productivo más fácil de moverse es simplemente un hecho sobre el que ya tenemos experiencia con la deslocalización… Si creemos que 7 millones de personas es un mercado potencial mayor o mejor que el de toda Europa, me da que nos equivocamos bastante… Salvo que, como he leído por ahí, “secuestremos” a las empresas y no las dejemos que se vayan (sic)
    Bajo mi modesto punto de vista, la época de los estados-nación ya pasó y actualmente nos encontramos en fase de consolidación de bloques, por lo que ¿de verdad es el momento de crear un estado como los que se construyeron en el s XIX?

  2. Como siempre, se agradece la claridad en los posts.
    Está bien poder analizar la situación de “que pasaría si…”, pero aparte de prever que pasaría con las leyes actuales respecto a una situación futura, me gustaría subrayar una idea:
    no es lo mismo lo que conviene afirmar “antes” que “después” de una situación (como en los secuestros: antes conviene decir que nunca pagarás un rescate, para desincentivar que se produzca; pero cuando ya se ha producido, a lo mejor conviene negociar el rescate). Pues en el caso de Catalunya, seguramente a Europa/ muchos países del mundo no les interesa que se produzca una separación, y desincentivará esta decisión con sus opiniones, amenazas, etc; pero si se llegase a producir, luego cambia el panorama, la situación es otra, y es esperable que actúe de acuerdo a sus intereses de acuerdo a la nueva situación. Luego, tendríamos que analizar si le interesaría a Alemania o Francia una Catalunya fuera o dentro de la UE? con el euro o sin el euro? es coherente con el proyecto europeo dejar Catalunya fuera del euro? querrán las multinacionales alemanas, como basf, boehringer, siemens, bayer, etc… verse fuera de UE y euro?
    Y aquí la clave de la respuesta pienso que no hay que buscarla tanto en lo que dicen las leyes a día de hoy, sino en una cuestión de voluntad POLÍTICA, de lo que más interese según el nuevo panorama.

    Porque ninguna opinión expresada por ningún político es objetiva ni neutra, sino que siempre tiene una intencionalidad detrás… y sólo así se puede entender.

    Marti Monras

  3. Absolutamente de acuerdo con Emili. Iba a escribir lo mismo. EL problema es exclusivamente político. De igaul manera que mienten los que dicen que haría falta cambiar la constitución para llevar a cabo un referendum en Catalunya. Al final todo se reduce a la voluntad política.

    Por otro lado, sin formar parte de la UE, però sí de otras instituciones europeas como la OCDE, EFTA, etc., (caso de Noruega) personalmente creo que podría ser incluso una ventaja, ya que si bien Catalunya no podría hacer una politica monetaria con el Euro, sí podría realizar politicas fiscales y de otro tipo para atraer compañías y servicios.

  4. Podemos estar elucubrando todo lo que queramos en el terreno técnico pero al final todo se acaba dilucidando en el terreno político (político “en mayúsculas”).
    Dicho de otro modo, si en Europa se acaba aceptando o no tienen más remedio que aceptar la existencia de una Catalunya independiente, seguro que se acaban articulando los mecanismos legales y económicos necesarios para permitir que eso no afecte demasiado a las bases actuales de las relaciones comerciales y económicas. La política (en mayúsculas) está por encima de la economía y de la ley porque, si hace falta, la política cambia lo que se tenga que cambiar y se pacta lo que se tenga que pactar.
    Por tanto, ¿miedo a que habrá que salir del Euro? no porque a nadie le interesa que se salga del Euro (si no ha salido Grecia …), ¿miedo a los aranceles? no porque a nadie le interesa poner aranceles (aranceles en un pais donde hace 27 años que no hay aranceles y en una zona por la que pasan el 80% de las mercancías que van de la península ibérica al corazón del Europa???)
    Insisto, soluciones técnicas hay muchas, y sino se inventan. Y si sólo se hubiesen tenido en cuenta las dificultades técnicas, la Unión europea no existiría, Alemania no se hubiese reunificado, los EEUU todavía serían una colonia británica, y un largo etc.

    1. Muy de acuerdo con esta idea. No había leído estas opiniones antes de publicar (más arriba) mi comentario, y veo que va en línea con tu comentario.
      MM

  5. Si Espanya se divide en dos (aunque una parte sea mas grande que la otra) porque una si es Europa y la otra no es Europa?. No e sjusto ni democratico. Esto implica una coaccion,. Me pareceria mas logico que las dos partes sufrieran el mismo proceso, puesto que ninguna de las dos partes e slo que er aantes Espanya.. Que queden las dos fuera de Europa y pidan las dos el ingreso si les interesa.

    1. Jordi,

      A mí me parece que el planteamiento que haces falla: no se trata de una división, si no de una secesión: una parte abandona al todo. Pero ese no es el tema del post. Como viene demostrando la clase política desde la transición, no son capaces de pensar en el bienestar de la población, sino en sus propios intereses, además de demostrar un cinismo o una falta de preparación brutal.

      En cualquier caso, no se pueden soltar declaraciones –ni desde un lado ni de otro– que pretendan tranquilizar a la parroquia a sabiendas de que son, cuando menos, cuestionables, irreales o irrealizables.

  6. Efectivamente, Andorra y Mónaco son economías cuya base no es precisamente la industria y que, por tanto, necesiten exportar para obtener Euros.
    Adicionalmente, los bancos nacionales pueden obtener divisas pidiéndolas prestadas, por ejemplo, a otros bancos que sí se financien a través del BCE como prestamista de último recurso.
    Dejando de lado las cuestiones políticas (como, por ejemplo, si existiesen directrices para no prestar a los bancos de esa nueva nación), lo que creo que no deja lugar a mucha duda es que el riesgo de esa nueva nación es mayor que antes (aranceles, posible contracción económica con la consecuente caída fiscal, etc), por lo que un prestamista, en caso de querer prestar a esos bancos nacionales, ¿no lo haría a un tipo de interés mayor, acrecentando con ello el circulo vicioso que se origine por el mayor coste para las empresas? (porque en el caso de que alguna entidad financiera “muy catalana” quisiese optar a los fondos de último recurso del BCE, debería establecer su sede en territorio español y, por tanto, pagar sus impuestos allí, con lo que seguiríamos dentro del círculo vicioso que lleva a un empobrecimiento durante dñecadas).
    Como dices a veces, Eduardo, la economía no es tan difícil,aunque a veces haya gente que quiera jugar a economía-ficción transportándonos al país de las maravillas…

Comments are closed.