Electricidad: cuánto cuesta y cuánto pagamos

La semana pasada se suscitó cierta polémica con el postAutoconsumo eléctrico para ricos”. Surgieron preguntas y opiniones entre los lectores. Aquí van algunas respuestas.

El precio de la energía eléctrica en España en 2008 era de unos 14 euros el kilovatio/hora (kWh), ligeramente por debajo del precio medio en la UE-27, que era de unos 16 euros. En Francia, país con precio de la electricidad tradicionalmente muy barato, era de unos 13 euros kWh (Francia cuenta con 59 centrales nucleares; España 5 con 7 reactores), en Dinamarca y Alemania tenían el precio más caro, 26 y 22 euros respectivamente. España ocupaba el lugar 17 y detrás de nosotros (salvo Francia) solo eran más baratos los píses de la UE claramente con una menor renta per cápita.

En 2014, España tenía el tercer precio más caro de energía eléctrica (sólo después de Dinamarca y Alemania). Pagábamos 24 euros kWh. En apenas seis años el precio de la electricidad en España subió un 70% . ¡¡¡Tela!!! ¿A qué se debe este subidón?

Aquí van algunos datos, obtenidos de Daniel Lacalle y de Óscar Arnedillo, gran experto en energía. Me fío de ellos (además manejan datos coincidentes), y les agradezco la información, hasta que me dé tiempo a buscar datos oficiales y confirmados (los de ellos lo son, en cualquier caso).

Veamos qué pagamos cuando abonamos el recibo de la luz:

  • Coste de generación: son unos 11 millardos de euros (miles de millones). En promedio, no ha variado apenas en los últimos años. Esto es responsabilidad de las compañías eléctricas, si producen más caro o más barato lo pagamos nosotros.
  • Coste de transporte y distribución (es responsabilidad de Redesa, red eléctrica de España y no de la compañías eléctricas): es casi de 7 millardos. Ha ido subiendo desde 2008, con la inflación, razonable y más bien poco.
  • Por tanto, el coste total de producir y distribuir la electricidad es de unos 18 millardos. Esto es lo que deberíamos pagar en la factura de la luz. Pero no es así.

A partir de aquí vienen un sinfín de costes que el gobierno de turno hace pagar al consumidor eléctrico, porque es un sistema fácil de recaudación. Es los que los expertos del sector llaman “costes regulados”, es decir los costes que el regulador (el gobierno) te impone sí o sí. Esta es la lista resumida.

  • Interrumpilibilidad, compensación extrapeninsular y pagos por capacidad. Conceptos complejos, que de momento no explico para no confundir. Nos cuestan unos 2,8 millardos cuando en 2005 nos costaban 0,5. Y ahora la parte de león.
  • Primas a renovables: casi 7 millardos. En buena parte a los «huertecillos» solares.
  • Anualidades del déficit tarifario, otros 3 millardos. Otro día lo explicaré, por no alargarme, pero es otro lío procedente de las subvenciones a las renovables.

En definitiva, el conjunto de estos “costes regulados” impuestos por el regulador (el gobierno) es de casi 13 millardos  y no tienen nada que ver con el coste de producir y distribuir energía. En 2005 eran apenas 2.

Es decir, que al coste de la electricidad de 2005, que eran 20 millardos (18 de producción y 2 de costes regulados), le hemos añadido unos 11 millardos de costes regulados . ¿Es esto responsabilidad de las eléctricas? Honradamente, creo que no; aunque no es políticamente correcto decirlo, pero es lo que dicen los números.

Además, están los impuestos (impuestos especiales, IVA y tal), que suponen otros 8,5 millardos. Total, que la electricidad cuesta realmente 18 millardos pero pagamos casi 40 incluyendo costes regulados (que no dejan de ser impuestos ocultos) e impuestos. Es lógico que el precio de la electricidad haya subido.

Sé que lo que digo es muy impopular. Pero, again, es lo que dicen los números. Y lo peor es que se veía venir. Si el gobierno se comprometió a pagar 40 euros por una electricidad que en el mercado valía 7 euros, es obvio que en el futuro tendríamos un serio problema… serio problema que ahora todos pagamos, nos guste o no.


Criterios utilizados para la aprobación de comentarios.

 

6 thoughts on “Electricidad: cuánto cuesta y cuánto pagamos

  1. Es demasiado lo que se pagaba de energía eléctrica en 2014, pienso que con esos precios es mejor generar tu propia energía por medio de paneles solares y con ello ahorrarnos ese dinero que se le pagaba a la compañía eléctrica. Claro al inicio el precio si es elevado pero se veran los beneficios rápido.

  2. Debe haber un error en el precio del kWh eléctrico citado: probablemente los precios indicados se refieran al MWh. En una de mis últimas facturas domésticas, el kWh eléctrico doméstico salía a 0,31 €/kWh (31 €/MWh), contando en el precio todos los cargos, incluso impuestos.

    En 2009 había calculado este precio en 0,124 €/kWh, y lo comparé con el precio de la electricidad en ese momento en el Este de Massachussets, donde había vivido varios años: 0,075 €/kWh. El precio total del kWh eléctrico doméstico era pues un 65% más elevado en Valencia que en uno de los Estados más ricos de uno de los países más ricos de la Tierra. Me sentí muy reconfortado.

    La situación, desde luego, no ha hecho más que empeorar. El precio hoy, en España, es un 150% superior al de hace dieciséis años. No creo que las empresas energéticas españolas estén libres de toda culpa, pero es cierto que nuestra Administración obliga a las compañías de energía a actuar como recaudadores de impuestos (me imagino que sin remuneración) para ocultar o disimular sus políticas.

  3. Un buen análisis del precio de la energía y efectivamente que los políticos no han tenido mucho tino a la hora de fijar las políticas energéticas, pero me gustaría que se profundizara un poco más:
    ¿Por qué el precio de generación de energía no ha bajado si los costes han bajado y la mayor parte de las grandes instalaciones están amortizadas? ¿Cómo se fija el precio?. El precio se fija en una subasta en donde van entrando los distintos tipos de energía a «ofrecer» su producción a su coste: las que primero entran son las renovables eólica y solar al tener un coste de generación prácticamente nulo (no hay consumo de materias primas) y la nuclear e hidráulica ya que su coste de generación es mínimo al estar en su mayoría amortizadas las instalaciones; después entra la térmica de carbón y por último las de ciclo combinado (si la demanda no se cubre con las anteriores). El precio de coste de generación se fija (para todas las tipologías) como el coste de generación de la última tipología que entra en el mercado y éste se aplica a todas las tipologías. Cuando la demanda se cubre con eólica, solar y nuclear el precio es bajísimo. Cuando se acude a la térmica se dispara un poco y si se llega al ciclo combinado la subida es muy importante. Conclusión: Cuando hay mucha demanda y no hace viento, entran los ciclos combinados en marcha y las nucleares, hidráulicas y térmicas cobran el precio del ciclo combinado. Sería un superávit de tarifa que compensaría con creces el déficit de tarifa que genera las renovables, pero que la legislación de los diferentes gobiernos no han querido considerar.
    Además, como hemos visto, las renovables hacen bajar el precio del coste de generación ya que si no existieran, pagaríamos todos los días la energía a precio de ciclo combinado que es la más cara de todas en la actualidad.
    Si además contemplamos el tema ambiental considero que las inversiones en renovables son absolutamente deseables y necesarias.
    Insisto que una cosa no quita la otra: Los diferentes gobiernos han gestionado muy mal el tema de las renovables.

  4. Buenas tardes,
    En una partitocracia, gobiernan los partidos… no hay parlamento real, efectivo que legisle… sino los partidos a traves de las listas en el parlamento (nadie en Espanha elige a su diputado de distrito como en Francia o EEUU). Que sucede entonces con los oligopolios economicos? Pues muy facil. Los oligopolios economicos ejercen una influencia muy sencilla (es mas facil acercarse a un gobierno con «propuestas» que a un parlamento de 500 personas que se deben a un distrito, no es el caso de la espanha). Las leyes complejas del pais no las hacen parlamentarios que ni las comprenden, ni los ciudadanos… las hacen los departamentos juridico-tecnicos de los oligopolios economicos (electricas, aseguradoras, banca, petroleras, constructoras)… Cual es la contrapartida? muy facil, los gobiernos colocan a montones de personas de su entorno, familia o tienen un sitio reservado al dejar los gobiernos, en los consejos de las electricas (u otros oligopolios)… es facil de entender que el que paga el pato es el ciudadano, ahora y siempre… por eso, las electricas y el gobierno (oligarquia y estado, nada de nacion de ciudadanos) deciden el rumbo del pais… y asi va… No solo Abengoa tiene proyectos de renovables… todas las electricas se apuntan… solo tienen que ver quien posee los megawatios renovables en Espanha… los ciudadanos? no… las electricas… tambien ellas «chuparon subvencion» de los ciclos combinados, del carbon, de la nuclear (sale a cuento cuando se desmantela la central con el dinero de los ciudadanos). En fin, que para mi la causa primera de estas fechorias es la ausencia total de democracia (ausencia de separacion de poderes y no representacion de la nacion en el parlamento). Esto es capitalismo de amiguetes… no nos enganhemos…

  5. Centrándonos en nosotros los consumidores, desde el 1 de julio de 2014 está adecuado el Precio Voluntario para El Pequeño Consumidor (PVPC) que son los antiguos clientes TUR (inferiores a 10 Kwh) es decir casi todos los cidadandos de a pie.

    Al margen de estar de acuerdo en el déficit tarifario, y en el grave error que supone para los consumidores futuros y los PGE, cuál puede ser una de las causas de ésta subida del 70%, veamos con mayor detalle que ha pasado con las eléctricas. La tarifa tiene tres elementos: impuestos, peajes y coste de la energía.

    El coste de la energía varía según los analistas, entre el 37% del profesor Sancha y unos alrededor del 50% de los profesores Gállego y Victoria del total de la TUR y la TUR, venía fijada por las subastas CESUR.

    Casualmente el precio CESUR fue un 6,9% superior de media al precio de mercado, en 46 meses el precio de la subasta fue superior al del mercado, suponiendo un sobrecoste que pagamos en su momento los consumidores por un importe de 38 millones de euros. Las empresas de último recurso son: ENDESA, IBERDROLA, GAS NATURAL, E.ON y HC NATURGAS.

    Si bien, ya no hay subastas, el sobrecoste lo hemos pagado los consumidores

    Si se contrata con una comercializadora de referencia al diferencia es de apenas el 2% entre la más barata y la más cara , si se contrata con una comercializadora libre llega al 7%.

    Dejo para otro ocasión el mercado spot (mayoristas) cuya oferta de compra se hace al mayor precio posible y que acabamos pagando los consumidores.

    ¿Coluisón? ¿Ineficiencia política? Puede.

Comments are closed.