Recortes en educación: experiencias de un profesor de instituto

Con motivo del comienzo del curso académico, os escribo algunas reflexiones que me transmitió un profesor de instituto público con mucho recorrido profesional.

Como sabéis, se viene hablando desde hace tiempo de los recortes, especialmente en educación y sanidad. En los últimos meses he tenido oportunidad de hablar con algunos profesores de instituto de varias ciudades y conocer su opinión. Aquí van algunas opiniones y datos de uno de ellos, Pepe.

Mi amigo Pepe es profesor de instituto desde hace 25 años. Trabaja en un instituto con un 30% de emigrantes. Da unas 20 clases a la semana a grupos de entre 15 y 22 alumnos de 1º y 2º de Bachillerato. Es un afortunado pues a esa edad los alumnos son más maduros y han demostrado que quieren estudiar.

Otros colegas suyos no tienen tanta suerte. Dan clase de 1º a 4º de ESO, a chicos de 12 a 16 años (en adolescencia total), de los que bastantes no tienen el más mínimo interés en ir a clase, pero el sistema les obliga a estar escolarizados. Esta es una de las principales quejas entre los docentes de instituto: el estrés debido a lidiar con alumnos que no quieren o no pueden aprender lo que se les pretende enseñar. Quizá habría que repensarlo. No todos los chicos están preparados para la formación tan teórica que da la ESO. A partir de los 15 años muchos serían más felices aprendiendo un oficio práctico para el que quizá sí están dotados.

Esta heterogeneidad en la clase hace muy difícil dar clase a más de 20 alumnos por aula, por lo que al final necesitas muchos profesores. En su instituto hay 400 alumnos y 40 profesores. Ojo, que si tienes 20 alumnos por clase, y los alumnos reciben 6 horas al día, al final te sale una media de 10 alumnos por profesor. Es el promedio en España y uno de los más bajos de Europa. Poco parece, pero es lo que hay si tienes 20 en clase. Además, hay profesores que tienen muy pocos alumnos por dar asignaturas optativas.

Mi amigo Pepe cobra 2.400 mensuales netos; ha perdido la paga extra de Navidad en el 2012, bajada de salario del 5% en el 2011 y congelación de salarios desde hace tres años. Eso sí, disfruta de buenas vacaciones en Navidad, Semana Santa y verano. Los recortes han llegado sobre todo al mantenimiento de instalaciones. No se arregla nada y al final el deterioro va a más y es más caro arreglarlo.

Mi amigo Pepe dedica dos o tres horas extra pues disfruta con su trabajo docente y ha organizado actividades extraescolares en horario fuera de clase. Nadie le reconoce este esfuerzo. Si trabajas más no pasa nada. Si trabajas lo mínimo o menos aun, tampoco.

Hasta hace poco el nivel de absentismo en su instituto podía llegar al 20% en un día cualquiera. Ahora ha desaparecido pues pierden parte del salario del día que faltan. Es una medida en la que, una vez más, pagan justos por pecadores.

De lo que me dice mi amigo Pepe deduzco que mejoraríamos mucho si los alumnos que no quieren hacer ESO hicieran FP o tuvieran una educación más enfocada a sus aptitudes. Mejoraría el nivel de estrés del profesorado y se podría aumentar el número de alumnos por aula, ahorrando un dinero que ya no nos podemos gastar, pues no lo tenemos.

Artículo publicado en el El Periódico el 24 de julio de 2013. Artículo en pdf

5 thoughts on “Recortes en educación: experiencias de un profesor de instituto

  1. Estimado profesor, he leído su artículo y me ha resultado poco ilustrativo en materia de economía pública. Creo que su artículo tiene un enfoque de opinión lo que dificulta el conocimiento económico del sistema educativo público. De cualquier forma, muchas gracias.

  2. Josep Maria,

    Permíteme discrepar. La educación ha sido, legislatura tras legislatura, ley tras ley, caballo de batalla. Conozco el sector y sé de qué se habla. Es evidente que la ESO mantiene «atrapados» cuatro años a alumnos que nunca harán bachillerato o que cuentan con otras necesidades educativas. Basta comparar los datos de Alemania y España en referencia a la formación profesional, otro tema de debate en el marco de la educación. Es una opinión con la que muchos estamos de acuerdo.

  3. Realmente creo que este artículo tiene muy poco de interesante. Se dan 4 datos de un solo profesor y únicamente se saca una sola conclusión, de la que creo que no se puede decir que sea acertada. Eduardo, explicando temas económicos eres realmente brillante, pero dando opinión de otros temas, realmente no.

    1. Jajajaja…
      A mi me parece que en el artículo, Eduardo toma una licencia litararia y utiliza a Pepe como arquetipo de profesor de E.S.O. o Bachillerato. Es decir, considera que el sistema tiene una distribución normal y Pepe representa un 80 % del profesorado. Pero aunque no fuese así, comparto su opinión. Aún recuerdo cuando hacia EGB y BUP y veías que había chicos listos que nunca aprobarían algunas asignaturas, pero que hacían cosas imposibles para mi, como construcciones, arreglar relojes ó pintar con aerógrafo. Saludos.

  4. No sé en que instituto trabajará Pepe, pero en mi instituto tenemos entre 30 y 34 alumnos por aula en la ESO….

Comments are closed.