El Banco de España y la jubilación del empresario

El pasado día 5 de noviembre, el Banco de España presentó en Barcelona los resultados de una encuesta sobre competencias financieras en las pequeñas empresas 2021, en el que decía que las pequeñas empresas españolas, independientemente de su tamaño, sobresalen por el bajo porcentaje de propietarios que han pensado en la financiación de su jubilación.

Ello me llevó a lo que me ocupa en este post y el siguiente, que me gustaría iniciar con esta pregunta, ¿Cómo empresario me he preocupado de solucionar financieramente la última etapa de mi vida?

Espero que la respuesta sea afirmativa en la mayoría de los lectores empresarios y que seáis la excepción a la regla que ha detectado el mencionado estudio. A lo largo de mi vida profesional he visto casos que, a la hora de plantearse la retirada de posiciones ejecutivas, algunos empresarios ofrecen resistencia por muchos motivos, pero hay uno que por razones obvias no confiesan, pero que es muy importante: Estar seguro de tener cubiertas sus necesidades económicas.

Este es un tema que preocupa a cualquier persona, aunque en el caso de los empresarios, especialmente aquellos que lo son de pymes, puede darse la paradoja de que siendo propietarios de una empresa que va bien, sus ingresos dependan exclusivamente de rentas del trabajo que les ha suministrado esa empresa. Es muy importante separar en fecha temprana la retribución al trabajo de la retribución al capital. Los empresarios a veces confunden ambas rentas. Nunca se han planteado la empresa como una inversión de capital. La empresa es suya y eso es cierto, no obstante nunca la han contemplado como una inversión financiera. Cuando somos jóvenes tenemos cierta tendencia a pensar en que la edad madura (por llamarle de una forma suave) no llegará nunca, cuando la única certeza es que llegará. La esperanza de vida crece constantemente y los empresarios no son una excepción. El empresario se encuentra bien y siente que está en un momento profesional en el que puede aportar mucho. Y es cierto. Pero quizás no de modo tan ejecutivo. En próximos artículos desarrollaremos el tema de cómo debe plantearse un empresario la jubilación, no solo desde el punto de vista financiero.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 5 =