Mitterrand, segunda edición

La victoria de Francois Hollande en las elecciones francesas supone un cambio importante en la política económica de nuestros vecinos del Norte: aumento del gasto público, subsidios al empleo joven, aumento del salario mínimo, reducción de la edad de jubilación, aumento de impuestos, sobre todo para los ricos y las entidades financieras, no aceptación del Tratado Fiscal, renuncia, pues, a un presupuesto equilibrado… Es lo que piden algunos partidos en España y, en mi opinión, lo contrario de lo que necesita nuestro país, Francia, y los demás países periféricos de la Unión Europea. Una cosa es pedir un poco más de tiempo para volver a la disciplina fiscal y la austeridad (lo que no deja de ser una medida muy discutible), y otra muy distinta es cambiar radicalmente la política económica.

No es la primera vez que Francia hace este cambio. En 1981 Francois Mitterrand lo hizo también, con la misma restricción que Francia (y España) tienen hoy: la del tipo de cambio. Y entonces ese giro hacia políticas fiscales expansivas, de gasto social, de aumento de salarios, etc., fue enormemente costosa. Mitterrand hizo un sabio cambio de política a mediados de 1982, lo que permitió a los socialistas españoles, que entraron en el poder unos meses después con un programa muy parecido al de Mitterrand, cambiar también su política y entrar por la vía que nos permitió superar la recesión al cabo de tres años, entrar en el Mercado Común Europeo, como se llamaba entonces, e iniciar un largo periodo de prosperidad.

Ojalá Hollande haya mentido a sus votantes, anunciando una política que no es la que va a hacer. Y si no ha mentido, ojalá se dé cuenta a tiempo y rectifique. En todo caso, para España es una mala noticia. Porque si Francia entra en la trepidación de los mercados financieros (salida de capitales, dudas sobre la sostenibilidad de su deuda, aumento de los tipos de interés, etc.), esto nos arrastrará a nosotros, queramos o no. Salvar a España ya es algo muy complicado, como para anadir también a Francia a la lista de países con dificultades. Además, las políticas de austeridad perderán fortaleza, la oposición en España a esas medidas será más agresiva y, probablemente, en este país pediremos también un cambio de política, que es no volver a la Zapatero de antes de las elecciones, sino a la de Zapatero durante la burbuja inmobiliaria. Y, sinceramente, no veo salida a un país que siga empeñado en gastar, endeudarse, no bajar sus costes laborales, no salvar a su sistema financiero (que es salvar a sus ahorradores) y olvidar que nuestros problemas son nuestros porque nos los hemos creado nosotros.

3 thoughts on “Mitterrand, segunda edición

  1. Buenas tardes,

    matizaria 2 puntos, por lo menos para no dar una vision tan asombrosa o asustar con el programa economico de Francois Hollande:
    1)aumento del salario minimo: lo quiere ligar a un aumento del PIB (sin aumento del PIB, el SMIC aumentaria solamente segun el aumento del indice de los precios)
    http://lexpansion.lexpress.fr/election-presidentielle-2012/comment-hollande-veut-donner-un-coup-de-pouce-au-smic_287200.html
    2) aumento de impuestos: hablo de crear una nueva “capa” de imposicion a 75% sobre las personas que cobran mas de 1M de € al año (lo que representara 20 000 personas a lo maximo). Es solamente la parte de sueldo que esta por encima de 1M de € que tendria este tasa de imposicion de 75% : una persona que cobra 2M de €/año paga hoy 820 000e, y pagaria mañana 1.18M €/año. http://tempsreel.nouvelobs.com/election-presidentielle-2012/20120228.OBS2489/impots-la-tranche-supplementaire-a-75-de-hollande-en-4-questions.html

    Recomiendo la lectura de este articulo y de los links relacionados:
    http://www.huffingtonpost.fr/2012/04/17/programmes-economiques-candidat-presidentielle_n_1431054.html

    Las varias evaluaciones economicas del coste de los programas de Sarkozy y de Hollande tampoco ensenan una diferencia muy importante al nivel de disciplina fiscal (faltaria 11,4M€ para financiar el programa de Sarkozy, contra 12,1M€ para el de Hollande): http://www.institut-entreprise.fr/

    http://www.institut-entreprise.fr/fileadmin/Docs_PDF/Presse/2012_04_26_AFP.pdf

    Saludos

  2. Manipula que algo queda, Antonio.
    Los neoliberales y asimilados, no podeis dejar pasar el tiempo! teneis un miedo atroz a no poder mandar desde la prespectiva económica!.
    Quien endeudo a la banca? la propia banca! Quien tiene que negociar su deuda? la propia banca! Quien negocia la deuda de un particular? el particular!
    No cree Vd. que la Banca prestamista no tiene recursos suficientes para negociar con la deudora? El ahorro globalizado, ¿donde esta? no estarà refugiado en prestamistas de la deuda de cualquier pais? En fin, Cuando vuelvan a tener liquidez y por tanto beneficios mas que extraordinarios, nuestros bancos y los del mundo mundial … ¿permitiran que el estado de turno acuda a ellos para “obligarles” a darles préstamos? LO DUDO, entonces se dira INTERVENCIONISMO COMUNISTA! Verdad Argandoña!

Comments are closed.