A propósito de la riqueza socioemocional

Hace unas semanas publicábamos en In Family Business la noticia de que nuestro colega y amigo Pascual Berrone había sido reconocido como uno de los investigadores más influyentes del mundo por Web of Science. Esta distinción destaca su excepcional trabajo investigador, pues tiene en cuenta la producción de artículos que han sido muy citados en artículos académicos en el último año.

Con motivo de este reconocimiento, he vuelto a leer los artículos del profesor Berrone y me ha parecido que sería oportuno trabajar un poco en este espacio la idea de riqueza socioemocional, que según el mencionado profesor y otros coautores caracteriza a las familias empresarias.

En su artículo “Socio Emotional Wealth in Family Business” publicado en Family Business Review proponen un conjunto de dimensiones características de la riqueza socioemocional en las familias empresarias que ellos agrupan bajo el acrónimo FIBER (por las siglas en inglés, ver figura 1), que desglosado significa, en una traducción conceptual y no literal:

  • Control e influencia de la familia.
  • Identificación de los miembros de la familia con la empresa familiar.
  • Creación de relaciones sociales vinculantes.
  • El papel de las emociones en el contexto de la empresa familiar.
  • El sentido de dinastía para un legado.

riqueza socioemocional

En este post comentaremos brevemente cada una de las cinco dimensiones.

>> Control e influencia de la familia

Es consustancial con la idea de empresa familiar. Una de las definiciones que siempre hemos usado para empresa familiar es “aquella empresa cuyas grandes decisiones estratégicas están en manos de una familia propietaria”. Esto le da a la empresa un sentido de propósito que es una de sus mayores fuentes de ventaja competitiva a largo plazo.

>> Identificación de los miembros de la familia con la empresa familiar

El orgullo de pertenencia es una de las claves de supervivencia de la empresa familiar. Este orgullo de pertenencia constituye un excelente elemento aglutinador que permanece vivo de generación en generación. Eso sí, para que todos los miembros de la familia sientan ese orgullo de pertenencia deben de estar debidamente informados. La falta de comunicación puede convertirse en una gran amenaza de la cohesión familiar.

>> Creación de relaciones sociales vinculantes

Hablaremos en posts venideros el concepto de capital social de una familia empresaria, concepto que va ligado a las relaciones que la familia como tal tiene con otras familias empresarias y con la sociedad en general.

>> El papel de las emociones en el contexto de la empresa familiar

Este ha sido, es y seguirá siendo para nosotros el tema clave. Las emociones y las relaciones interpersonales son el elemento fundamental para mantener una accionariado unido y comprometido con el proyecto de empresa familiar de generación en generación.

>> El sentido de dinastía para un legado

Esta dimensión complementa la definición de empresa familiar que hemos dado en el punto primero, donde se hablaba de control por parte de la familia. Lo podríamos redondear así: “aquella empresa cuyas grandes decisiones estratégicas están en manos de una familia propietaria y que muestra signos de querer traspasar ese control a la siguiente generación”.

Hecho este primer análisis de las cinco dimensiones que el profesor Berrone utiliza a la hora de profundizar en el concepto de riqueza socioemocional, dejamos para siguientes posts algunos aspectos de la interpretación de la palabra riqueza.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 4 =