A la sombra

A raíz del debate que suscitaron los comentarios de los lectores en el post anterior, quisiera hacer una breve aportación al tema. Las comparaciones entre padres e hijos son inevitables ya que tienen su inicio desde la más temprana edad. El entorno social y familiar se encargan de ello. ¿Quien no ha caído en la […]

2

El príncipe destronado no abandona

Érase una vez una familia que había obtenido una cuantiosa suma de dinero por la venta de un floreciente negocio que se hallaba en segunda generación. Eran otros tiempos, tiempos de fuerte crecimiento económico que atraían a compañías multinacionales europeas y norteamericanas, en pro de una cuota de mercado significativa de las tasas de consumo […]

Del síndrome del ADN al príncipe destronado

Un proceso de sucesión dejado al albur de los acontecimientos tiene muchos riesgos. Sin embargo hay padres que no son capaces de ver un riesgo obvio: El primer hijo varón no tiene que ser el más capacitado para liderar la empresa y la familia en la segunda generación. Muchos empresarios desde jóvenes padecen el denominado […]

14

Dejando huella

Una de las principales características de los líderes es que dejan una huella inconfundible. En las empresas familiares la figura del líder es comúnmente asociada a los fundadores, pero para que la empresa tenga la continuidad garantizada, la clave está en encontrar el líder, o el equipo líder, en cada generación. Una vez hecho, es […]

La sucesión inevitablemente afecta a la familia

“Lo que más feliz me hace en estos momentos es haber firmado la paz con mi familia”, declaró la semana pasada Lluís Llongueras, fundador de la conocida cadena de peluquerías y salones de belleza,  tras firmar ante el notario un nuevo reparto accionarial, que puso fin al conflicto que durante seis años mantenía separada la […]

4

Los cuatro protagonistas de la sucesión

Pocas son las personas que piensan que el hijo de un virtuosísimo violinista será también un virtuoso de este instrumento. Sin embargo, a veces los empresarios familiares asumen a priori que su hijo, o sus hijos, serán también buenos empresarios. Dan por supuesta la vocación a la vez que las capacidades necesarias para ello. Según  […]

2